Aula inglés

Blog de Aula inglés



Trabajar en el extranjero

Requisitos para ser Au pair en Europa

Cuanto más interés existe por vivir una experiencia de inmersión lingüística en un país anglosajón, mayores son las opciones que tenemos a mano. Basta con que eches un vistazo a tu alrededor para descubrirlo.

Hasta hace relativamente poco, hacer un curso de inglés en el extranjero era la opción predominante entre los estudiantes que, como tú, estaban pensando seriamente en hacer sus maletas con el propósito de mejorar su inglés. Te matriculabas en cualquiera de ellos —la oferta en países como Reino Unido, Australia o Estados Unidos es amplia y con diversos enfoques—y dejabas que el resto lo hiciera el día a día.

Sin embargo, de un tiempo para acá ha quedado claro que hacer un curso ya no es el único camino posible. O al menos no el único propósito de tu experiencia de inmersión lingüística. ¿De qué te estamos hablando?

Requisitos para ser Au pair en Europa

 

Ser Au pair, una alternativa rentable y exitosa

El voluntariado ó la combinación de estudios y trabajo son otras dos opciones que se suelen barajar para aprender inglés en un país anglosajón. En la primera de ellas, las opciones son tantas como los intereses de cada uno; en la segunda, están sujetas a la suerte y la capacidad de adaptación de quienes lo intentan.

Trabajar y estudiar es algo que muchos hacen una vez están en su sitio de destino, entre otras cosas porque el dinero que ganan con ello les permite cubrir parte de los gastos de su estancia y, quizá, de las clases que toman.

En el Reino Unido, por ejemplo, es una práctica bastante común. De hecho, existe algo que aquí en España y en otros países de la zona no suele estar tan asumido: la cultura del estudiante-trabajador, que es aquel que realiza trabajos temporales a la vez que completa sus estudios académicos.

No obstante, existe otra alternativa, cada vez más popular, que permite conciliar el trabajo y la realización de los cursos en inglés mejor que cualquiera de las que hasta ahora te hemos comentado: trabajar como Au pair, es decir, estudiantes que son acogidos por familias nativas y que a cambio realizan labores domésticas.

 

¿Qué requisitos debo cumplir para ser Au pair en Europa?

La figura de las Au pair está reconocida en España desde 1986. El Boletín Oficial del Estado la define como una práctica propia de las j óvenes que viajan a un país del extranjero para perfeccionar un segundo idioma, conviven con una familia nativa y se dedican a labores domésticas por las que reciben un salario.

Por supuesto que no todas las jóvenes están capacitadas para una experiencia así. En primer lugar, porque debe existir una disposición previa a convivir con una familia y a realizar labores domésticas; y segundo porque, independientemente del país que se elija como destino, se deben cumplir algunos requisitos como:

  1. Edad mínima de 18 y máxima de 30. Se trata del rango de edad que más preferencia tiene entre las familias nativas que solicitan una Au pair. Además, suele coincidir con la etapa en la que las chicas son más proclives a aumentar su formación en inglés y tienen mayor disposición a vivir una experiencia de este tipo. La única excepción es la de los programas de Au pair para el cuidado de personas mayores, en los que se aceptan candidatas de hasta 40 años y con una determinada experiencia en el área.
  2. Haber nacido en cualquier país de la Unión Europea o contar con la nacionalidad. Los programas son claros en este sentido: sólo se aceptarán las candidatas que hayan nacido en cualquiera de los 28 estados miembros de la UE; si las candidatas no han nacido en suelo europeo, deben tener el carné que les acredite como ciudadanas nacionalizadas.
  3. Tener conocimientos intermedios de inglés. A una experiencia de este tipo no se puede ir de la noche a la mañana. Los programas exigen un nivel de inglés intermedio, del tipo B1 o B2, y sobre todo tener fluidez y facilidad para comunicarse mediante frases sencillas.Cuanto más alto sea tu nivel de inglés, mejor resultará tu experiencia como Au pair.
  4. Estancias de 6-12 meses en el lugar de destino. Para que la estancia sea realmente valiosa, el tiempo mínimo que debe durar la experiencia son 6 meses. Algunas se prolongan hasta el año o incluso hasta los 18 meses. Esto es así durante el curso académico. Pero si la solicitud se hace para épocas como el verano, se pueden concertar estancias más cortas, de unos 3 meses de duración.
  5. Madurez, paciencia y buena educación. Estas tres cualidades resultan decisivas en el momento de seleccionar a una candidata. Son la garantía de que sabe convivir y que tiene las suficientes herramientas para desenvolverse en un ambiente doméstico. También permiten valorar qué capacidad de gestión tiene ante ciertas dificultades.
  6. Tener carné B de conducir. No es un requisito indispensable, pero siempre supone una ventaja. Muchas familias, además del cuidado de los niños, necesitan que la Au pair vaya a buscarlos al colegio o los lleve a las actividades extraescolares. En un proceso de selección puede inclinar la balanza en un sentido u otro.
  7. No fumar (por lo menos delante de la familia).Este tipo de exigencias suelen señalarlas las familias interesadas en acoger a una Au pair en su domicilio. Pero al margen de lo que éstas pidan, se trata de una cuestión de comodidad. Si eres de las que fuma, no lo hagas durante el tiempo que pases en casa; hazlo en tu tiempo libre.

 

Quiero trabajar como Au pair en Europa: razones para contratar una agencia

Ahora bien, otra pregunta que suele ser bastante frecuente entre quienes deciden hacer las maletas e irse a trabajar al extranjero como Au pair es si resulta conveniente o no contactar antes con una agencia. La respuesta es sencilla: sí.

Cierto es que el servicio que te ofrecen las agencias especializadas en estas experiencias supone un coste adicional. Sin embargo, el beneficio que obtienes lo justifica. ¿Qué gano si realizo el proceso de esta manera?

  • Estudio detallado de los perfiles.Las agencias se encargan de que en cada caso exista compatibilidad entre las chicas seleccionadas y las familias que les acogen. Es una primera garantía del éxito de la experiencia. En caso de que no haya compatibilidad con la familia —algo que sólo ocurre en el 1% de los casos registrados—, se procede al cambio de domicilio.
  • Seguimiento de la estancia.Los profesionales de las agencias acompañan a las candidatas durante todas las fases del proceso, desde la adaptación al nuevo contexto hasta la finalización de la misma.
  • Preparación de la documentación requerida. Las candidatas no deben preocuparse por los requisitos exigidos para trabajar como Au pair. Desde la agencia se encargarán de orientarlas al respecto y elaborará un informe para que su perfil resulte atractivo ante las familias interesas en acogerlas.
  • Comprobación de datos. Es uno de los aspectos más sensibles del proceso. Para evitar los engaños y las falsas ofertas de empleo como Au pair, el personal de la agencia confirmará previamente los datos de las familias y será el nexo entre la candidata y los interesados. Con esto se garantiza la transparencia del proceso y el conocimiento de toda la información necesaria.

 

Cosas que sólo disfrutarás siendo Au pair en el extranjero

Seleccionar esta alternativa conlleva una serie de ventajas. ¿Quieres conocerlas?

  • Inmersión lingüística asegurada.Residir en un país anglosajón muchas veces no garantiza una inmersión lingüística plena. Sin embargo, si te decides a ser Au pair, no habrá razón para preocuparte: al convivir con una familia nativa,tendrás contacto con el inglés las 24 horas del día. Es decir, no sólo aprenderás el inglés académico en tus clases diarias, sino también el inglés cotidiano, el cual suele ser mucho más útilpara comunicarte.
  • Gastos de alojamiento y manutención cubiertos.No deberás pensar en ninguna de las dos cosas. El contrato que se suscribe al principio del proceso lleva establecidas estas condiciones. Serás como un miembro más de la familia que ha decidido acogerte durante unas semanas o unos meses. ¡Aprovéchalo!
  • Salario por las labores realizadas.Además, las labores que realices en la casa donde te acojan, el cuidado de niños y la colaboración en ciertas tareas domésticas, deben ser remuneradas. Esto te ayudará a sufragar parte de los gastos de estancia o te permitirá ahorrar durante algunos meses.
  • Homologar horarios académicos y laborales.En el contrato que firmes quedará claro que tendrás el tiempo suficiente para ocuparte de las labores de casa sin que esto sea un obstáculo para continuar con tus clases de inglés. En ese sentido, ser Au pair es una de las mejores fórmulas para realizar las dos cosas en la misma experiencia de inmersión lingüística.
  • Conocimiento de una nueva cultura.Precisamente por esa interacción tan cercana con las personas que te acojan, tendrás la oportunidad de acceder de forma plena a la cultura del país, la región o la ciudad que hayas seleccionado como el destino de tu experiencia.
  • Crecimiento personal. Por último, más que la experiencia académica que acumules y los conocimientos propios del inglés, lo más importante es lo que la inmersión en sí misma te ofrezca. La idea es que amplíes tu visión del mundo y ganes en adaptación, tolerancia y convivencia.

 

Atrévete a trabajar como Au pair en Europa. En Aula Inglés te asesoramos y te prestamos toda la orientación y la ayuda que necesites antes y durante la experiencia. ¡Es una oportunidad inmejorable de mejorar tu inglés!

 

 

Leer entrada


¿Qué te aporta un programa de trabajo en el extranjero además de aprender un idioma?

Aprender un idioma distinto al nativo es la principal motivación de quienes hacen las maletas y se van a trabajar fuera de su país. La gran mayoría busca que las dos cosas vayan de la mano. A otros, por el contrario, les basta con adquirir nuevas habilidades en una segunda lengua aunque para ello deban ocuparse en labores que no guarden relación con su especialidad ni con su aspiración salarial.

Pero más allá de esa elección, lo cierto es que trabajar en el extranjero es, actualmente, una práctica bastante generalizada. Gracias a los altos índices de movilidad entre los países, la agilidad de las comunicaciones y la aparición de nuevos mercados y alianzas internacionales, la migración laboral es ahora más habitual que hace un par de décadas, cuando se trataba de una práctica reservada para unos pocos. El mundo actual está más integrado y ofrece enormes posibilidades.

El idioma inglés es el mejor ejemplo. Desde que la movilidad laboral se convirtió en un hecho corriente, muchas personas en el mundo han tenido la posibilidad de aprenderlo y practicarlo en el terreno de los negocios. No es que antes no pasara; la diferencia es que ahora son muchos más los que han accedido a su estudio y lo han acogido como su segunda lengua o, incluso, la primera en el plano laboral.

qué te aporta el trabajo en el extranjero

 

Trabajando fuera. Otras ventajas

Pero sería un error pensar que los idiomas son el único aliciente para que las personas vayan a trabajar fuera de su lugar de origen. Existen otros factores que pesan igual o más en el momento de dar el salto. Repasemos algunos de ellos:

  • Amplías tu red de contactos:

Si tu agenda de contactos locales está casi llena, imagínate lo que pasaría si le añades aquellos que has conocido durante tu experiencia en el extranjero. A veces las mejores oportunidades laborales están fuera de nuestros sitios de origen; sólo es cuestión de ir a por ellas. Son muchos los casos de personas que, habiendo emprendido una aventura profesional en el exterior con fecha de caducidad, han acabado por instalarse del todo en el país de acogida. Y aun cuando no sea así y tu objetivo sea regresar al mismo punto del que partiste, ten la seguridad de que habrás hecho mejores relaciones y, sin duda, tendrás abiertas otras puertas de cara al futuro.

  • Te adaptas a otros climas laborales:

Los ambientes laborales no son los mismos en todos los sitios. Varían según patrones culturales, demográficos, sociales y hasta climatológicos. Cuando trabajas fuera de tu país notas esas diferencias. Con algunas tendrás más dificultad que con otras. Pero, en cualquier caso, aumentas tu capacidad de adaptación y comprendes que no existe una sola forma de hacer las cosas ni un único método de trabajo.

  • Ganas en experiencia:

La mayoría de las empresas valoran positivamente el hecho de que un candidato haya trabajado en el extranjero. De cara a futuros procesos de selección, es un punto a tu favor frente a otros candidatos. Aparte, si tu objetivo es volver a tu país, puedes poner en práctica todos aquellos conocimientos técnicos, aptitudes, habilidades y destrezas que has adquirido en tu experiencia en el extranjero. Ése también puede ser un valor añadido, sobre todo si aspiras a un ascenso. En ese sentido, trabajar fuera significa casi lo mismo que una maestría o especialización.

  • Mejoras tu aspiración salarial:

Nadie toma la decisión de ir a trabajar a otro país sin antes valorar la mejora salarial que esto supone. De hecho, en buena parte de los casos es la motivación principal. Ten en cuenta que vas a estar fuera y que ese esfuerzo debe estar recompensado, al menos en parte, por la remuneración que obtendrás.

 

Consejos previos a la toma de la decisión

 

Es imposible predecir con exactitud cómo será nuestra experiencia laboral fuera del país de origen. Su éxito o fracaso dependen de muchos factores. Lo que sí podemos es tener en cuenta algunos aspectos que, al menos de entrada, pueden ayudarnos a tener claridad sobre el tipo de oportunidad que buscamos.

– No te precipites. Analiza con detenimiento las opciones que tienes a mano y, tras ello, elige la opción más apropiada según tus gustos, posibilidades, oportunidades laborales, beneficios y expectativas.

– Fíjate en que el país de acogida te ofrezca lo que buscas. No es igual trabajar en la China que en Canadá. O en Arabia Saudí que en Argentina. Ten presente que debes adaptarse a un idioma nuevo, unas costumbres distintas, unas leyes que en su mayoría desconoces y a otras tantas cosas típicas del lugar de acogida.

– A la vez, ten en cuenta que la oferta laboral sea de tu agrado y que la vinculación con la empresa que te contrata te garantice estabilidad, seguridad y todos los aspectos relacionados con la seguridad social. Si tomas la decisión de trabajar fuera es para que la experiencia sea gratificante y edificante.

– Vivir y trabajar en el extranjero es una decisión que nos cambia la vida. No debe tomarse a la ligera ni mucho menos. Sin embargo, tampoco es definitiva. Más allá del vínculo laboral que acuerdes, siempre tienes la posibilidad de dar marcha atrás si así lo consideras. Imagínate que las cosas no salen bien, o que aquello que en principio tenía una pinta inmejorable resulta ser otra cosa. Bien, pues ya lo sabes: corregir o incluso desertar también hacen parte de la decisión. Eso sí, si la experiencia no ha sido como la esperabas, no dejes de intentarlo. Trabajar fuera vale la pena.

 

Además de aprender una segunda lengua, trabajar en el extranjero puede ayudarte a abrir tu panorama profesional y ganar experiencia.

Leer entrada


Trabajar en el extranjero ¿ir ó no ir?

En Aula Inglés conocemos muy bien la importancia y el valor de vivir una experiencia de trabajo en el extranjero: todos los miembros de nuestro equipo han vivido y trabajado varias temporadas fuera y lo que somos hoy en día, es el fruto de lo que hemos aprendido gracias a estas valiosas experiencias. Creemos que todos los jóvenes deberían de animarse y contemplar esta opción como ocasión para aprender un idioma y sobre todo como crecimiento personal y profesional, para aprender sobre otras culturas y costumbres, para saber vivir fuera de casa de los padres y para abrir los horizontes: ¡una oportunidad única en la vida!

trabajar en el extranjero

 

Una de las razones para plantearnos irnos a trabajar fuera son los datos que vemos cada día en las noticias, el desempleo que existe actualmente en el país: 6 millones de parados, y las malas perspectivas que hay sobre la recuperación de esta situación. Los datos no pintan bien, sobre todo para el sector juvenil, por eso muchos de ellos se plantean la posibilidad de buscar trabajo en el extranjero.

Si estás en la franja de edad de los 18-35 años, con mayor razón. Puedes tomártelo como un descanso de tu vida estudiantil o una forma de conseguir currículum para el futuro, lo que importa es, salir fuera.

Lo primero que nos solemos preguntar cuando queremos irnos a vivir a otro país, es sobre todo cómo buscar trabajo. En Reino Unido, destino elegido por muchos españoles, no se busca trabajo sólo a través de un típico portal de empleo. En los “Job Centers”, que en el Reino Unido vienen a ser como nuestras oficinas de empleo de España, puedes solicitar tu “NIN” (National Insurance Number: número de seguridad social inglesa) y además se ofrecen servicios de búsqueda de empleo para tiempo completo o para trabajo de fines de semana. Se puede buscar gratuitamente a través de una

Job search
Flickr

máquina que contiene todas las ofertas de trabajo publicadas en el sistema nacional de empleo británico y se puede filtrar por puesto, ciudad, palabras claves y tipos de contrato. Terminada tu búsqueda, la maquina te deja incluso un resguardo con el resumen y los detalles de contacto de la oferta. Otra manera muy común para buscar trabajo es el puerta a puerta. Prepara bien tu curriculum y una carta de presentación con un profesional que te asesore, imprime muchas copias de tu CV y ¡suerte!

Hay algunas condiciones previas que deberías cumplir si quieres ir a trabajar al extranjero.

  • Inversión mínima:  como es lógico, aunque tengas algo asegurado en el país no puedes irte sin un colchón que te asegure por si surge cualquier imprevisto. Hay que pensar que hasta después del primer mes de estancia allí no te van a pagar nada. Y también existe el asunto del billete para irte, el alojamiento, la comida y el transporte.
  • Conocimientos de inglés: al tener que competir con muchas más personas en tu misma situación y no solo con personas de allí si no también con personas que están emigrando como tu, deberás contar con el mayor nivel de ventaja posible, y el más importare es el idioma. Aunque no lo lleves aprendido de casa debes tener en cuenta que es algo primordial por lo que deberás tomar conciencia de ello y apuntarte a una academia para avanzar con ello lo antes posible.
  • Experiencia: un mínimo de experiencia sí debes tener para poder aludir méritos en el nuevo empleo y poder hacerlo bien. Viene muy bien si has trabajado en establecimientos de cara al público, restaurantes, sitios de comida rápida y por lo general ventas, turismo y hostelería.
  • Ser joven.  Las empresas del sector de la hostelería suelen contratar personal joven, con una edad entre 18 y 35 años. Ahora bien, si tienes experiencia y hablas bien inglés, tampoco es imposible si eres mayor de 35.

rp_londres8.jpgOtra pregunta muy frecuente es cuánto se cobra. En Inglaterra a partir del 1 de octubre del 2014, el salario mínimo interprofesional ha subido: para los mayores de 21 años ha pasado de 6.31 libras por hora a 6.50. Para menores de 21 años, ha subido de 5.03 libras a 5.13 por hora.

Según nuestra larga experiencia, como el número de los españoles que han emigrado a Reino Unido ha crecido muchísimo en los últimos años, nosotros te recomendamos no irte a la aventura: si es la primera vez que viajas fueras de tu país y estás perdido, Aula Inglés puede ofrecerte los programas de estudio y trabajo en el extranjero, gracias a los cuales todo será más fácil, seguro y rápido. Ofrecemos un programa de trabajo en el sector de la hostelería y turismo en Londres capital y otro en hoteles ubicados en zonas rurales por toda Inglaterra. Si quieres informarte, contáctanos en el 91 828 19 65, 96 311 14 71 ó 941 036 100. Tenemos oficinas en Madrid, Valencia y Logroño para asesorarte personalmente.

 

Anímate y verás que le sacarás mucho partido a tu experiencia de trabajo en el extranjero, conocerás gente nueva y sobre todo aprenderás mucho más de lo que piensas.

Leer entrada


¿Tienes ganas de trabajar en almacenes en Manchester?

Manchester es una de las ciudades más grandes y populares de Inglaterra, gracias a su equipo de fútbol y algunos grupos musicales, como Oasis o The Smiths.

Esta ciudad industrial es una de las localidades financieras más importantes del país. En ella se encuentran las sedes de grandes compañías, como la famosa BBC.

Además es una ciudad universitaria muy popular. La Universidad de Manchester es considerada como una de las más grandes del Reino Unido y la que cuenta con una mayor oferta educativa.

Al ser una ciudad con mucha vida estudiantil y con una gran diversidad de ofertas de trabajo,   hacen de Manchester un destino ideal para mejorar tu nivel de inglés realizando un curso de formación en inglés mientras trabajas.

Una de las principales ventajas que presenta Manchester es que es bastante económica si la comparamos con otras localidades. Además, ofrece un amplio abanico de actividades para todos los gustos.

Puedes disfrutar de una interesante oferta cultural, con exposiciones de arte, proyecciones, teatros, conciertos y festivales diversos como el  festival de música “Ramsbottom festival” o el festival gastronómico “Manchester food and drink festival”, ambos a lo largo del mes de septiembre.

Existe una variedad de deportes que puedes practicar, en función de tus gustos y posibilidades económicas, desde el popular futbol a otros como la escalada, el golf, rutas en bici o paseos por sus campos y parques.

Si lo prefieres puedes salir de compras por la zona centro de la ciudad, donde se encuentran las principales marcas o visitar Northern Quarter, una zona en la que encontrarás productos diferentes.

Siendo una ciudad universitaria, con tanta gente joven, podrás disfrutar también de la vida nocturna, tomarte unas cervezas o ir de discotecas. En Manchester existe una amplia oferta de bares donde tomarte algo con tus amigos y desconectar del trabajo.

Una de tantas ofertas que puedes encontrar es la de trabajar como operario de almacenes, apilando o colocando la mercancía en cajas.

Si deseas estudiar y trabajar como operario de almacenes en Manchester con nosotros, debes cumplir una serie de requisitos, como :

  • Tener un nivel de inglés equivalente o superior al  A2. Es un nivel intermedio bajo, pero suficiente como para mantener conversaciones muy básicas.
  • Tu edad debe comprender entre los 18 y 50 años
  • Tu estancia debe ser al menos de 6 meses.

Para realizar el programa, es necesario que presentes tu inscripción, indicando las fechas en las que deseas trabajar. Después deberás preparar toda la documentación para realizar tu viaje.

Una vez en Manchester recibirás la ayuda y orientación de nuestro equipo para facilitarte tu comienzo en esta ciudad. También te ofrecemos el alojamiento para tus primeras semanas.

Te ofrecemos la posibilidad de tener un trabajo remunerado como operario en almacenes, con una jornada laboral de 40 horas, a la vez que impartes un curso de inglés online, con una duración de 80 horas, para que puedas formarte a tu ritmo y en el horario que mejor te convenga.

¡No dejes pasar la oportunidad de vivir, trabajar y estudiar en Manchester!

Si deseas más información, puedes descargarte el folleto o ponerte en contacto con nosotros.

 

Leer entrada


Vocabulario para trabajar como camarero

Si has decidido realizar durante el verano uno de nuestros programas en el extranjero en los que puedes combinar tus estudios de inglés mientras  trabajas como camarero o camarera (“waiter/waitress”), te vendrá bien repasar el vocabulario y las expresiones más comunes antes de enfrentarte a tus futuros clientes (“customers”).

Si te encuentras detrás de una barra y deseas preguntarle al cliente qué desea beber, puedes utilizar la expresión  What would you like to drink?” .

Las respuestas pueden ser múltiples, desde  “tomaré una pinta de cerveza  (“I’ll have a pint of beer”), media pinta (“half a pint of…“) o una jarra  (“pitcher”), que es lo más común, un vaso de vino blanco o tinto (“a glass of white/red wine“), un refresco (“soft drink “) o un café(“ coffee“).

En Inglaterra existen muchos tipos de cerveza. Para pedirte una cerveza rubia normal  te dirán “I’ll have a pint of larger”, y si prefieren una tostada te pedirán una “Ale”.

Si el cliente al que atendiste desea tomar lo mismo de antes,  escucharás que te pide  same again, please!”

Si te encuentras trabajando como camarero en restaurantes, en vez de preguntar qué desean beber, tendrás que preguntarles qué quieren comer ( “what would you like to eat?”).

Una respuesta muy común es que te pidan ver  la carta. Para ello se pueden utilizar diferentes expresiones como could I have the menú, please?”  o ”could you bring me the menu, please?”

Tras un rato, te puedes acercar a los clientes y preguntarles si puedes tomarles nota (Can I take your order?”) o si ya saben lo que desean (“Are you ready to order?”).

En ocasiones pueden preguntarte qué lleva un determinado plato (“what does the dish contain?”). Es aconsejable que te aprendas bien los ingredientes de cada plato y cómo se pronuncian, para no tener confusiones.

Puede que te pregunten si existe algún plato especial del día (do you have any specials?”) o directamente que te pidan alguna recomendación (“what do you recommend?”).

Si no estás muy seguro de haber entendido bien lo que te han pedido tienes dos opciones; por un lado puedes pedir que te lo repitan, utilizando la expresión  “I’m sorry, could you repeat that?” (lo siento, ¿podría repetirlo?).

No te olvides de preguntar si desean algo más (“Anything else?”) y de preguntar qué tal estaba todo (“How was everything?”), incluso desearles que disfruten de su almuerzo (“Enjoy your meal”).

Puedes tener algunas quejas. Algunas de las más comunes son que la comida está fría (“my food is cold”) o salada (“salty”).

Por último, para pedirte la cuenta te preguntarán “could we have he bill, please?”  (¿podría traernos la cuenta, por favor?).  Es importante responder cortésmente con un “of course!” (¡Por supuesto!).

Antes de darles la cuenta pregúntales qué tal estaba todo (“How was everything?”). Seguro que si el servicio ha sido bueno te dejarán una buena propina (a tip).

Leer entrada


Vocabulario para trabajar en hostelería en Inglaterra

No hay mejor forma de aprender inglés que trabajando en un país donde se habla esta lengua. Antes de enfrentarte a una situación como esta, si tienes un nivel medio de inglés conocerás algunas palabras como las bebidas (“water”, “coke”, “beer” o “wine”), los nombres de los cubiertos (“spoon”, “fork” y “knife”) y algunas cosas más. Pero cuando te pones en la situación de un camarero, ¿sabes cómo se dice cubertería?¿y entremeses, palillo, vinagrera o libro de reclamaciones?

Vocabulario para camareros

No dejes que el miedo a no saber algunas palabras te impida realizar una aventura como viajar a otro país para trabajar. En un programa de inglés con hostelería en Inglaterra te enseñarán lo que necesitas saber. Sin embargo, si quieres empezar a prepararte desde ya, sigue leyendo.

Imagínate que es tu primer día trabajando en hostelería en Londres. Tienes tantos nervios acumulados que te tiemblan las rodillas, aunque a simple vista, la verdad, no se te nota tanto. Entra un cliente y te toca ir a atenderlo: “How can I help you?” (¿cómo puedo ayudarle?) le dices sonriendo. “I’d like to have the menu, please”. Te está pidiendo el menú, y como lo has entendido perfectamente, se lo das y empiezas a preparar la mesa: “table cloth” (mantel), “setting” (cubertería) y “napking ring” (servilletero) no se te olvidan.

Tu cliente te hace una señal. Cuando te acercas, tu pregunta debe ser: “are you ready to order, sir?” (¿está listo para pedir, señor?) o bien “have you decided?” (¿ha decidido?). Tomas nota de todo lo que te pide. No te preocupes si le tienes que pedir que te repita algo, especialmente si te dice algo como que quiere “rare meat”. Tranquilo, que oyes bien. No te está pidiendo carne rara, sino poco hecha.

Aquí es donde está lo más complicado, porque las preguntas que te pueden hacer son imprevisibles, aunque generalmente siempre giran alrededor de asuntos como qué lleva el plato (“what’s in the dish?” o “what does the dish come with?”) o cuál es la especialidad del día (“what’s today’s speciality?”).

Por cosas como esta es recomendable que te estudies el menú, los alimentos, las bebidas y el vocabulario del restaurante como si no hubiera más palabras en el diccionario.  También es de buen gusto que al menos una vez tras haber servido te acerques a la mesa de tu cliente y le preguntes “is everything fine?” (¿está todo bien?).

La prueba de tu primer día termina cuando tu cliente te pide la cuenta. “Can I have the bill?”, te dirá. Quizá también aproveche para pedirte un “toothpick” (palillo). Ánimo que no es tan difícil. Y si lo haces todo bien, seguramente te lleves una buena propina (tip).

Leer entrada


Idiomas y movilidad para encontrar trabajo

Es una verdad irrefutable que con la crisis hay menos trabajo. Pero menos trabajo no significa nada de trabajo. Así que, si estás buscando empleo, ¿cómo puedes acceder a las pocas ofertas que aparecen en tu sector? ¿qué están pidiendo las empresas?

Idiomas y movilidad

La respuesta a esta pregunta pasa por dos vértices. El primero son los idiomas, el segundo la movilidad. Un estudio de la consultora  de headhunting internacional Padula & Partners publicado por PRNoticias así lo afirma.

Según su experiencia en la selección de candidatos para empresas, el nivel de exigencia de las empresas es cada vez mayor. Las empresas están tendiendo a la internacionalización para superar la crisis, bien sea buscando clientes fuera o abriendo oficinas en el extranjero.

Así que ya no vale con un inglés “más o menos”. Es necesario dominar un idioma extranjero a nivel profesional, o en algunos casos la exigencia es de varios. Esto significa tener la posibilidad de hacer presentaciones, atender llamadas de teléfono, escribir correos o mantener reuniones en este idioma. Por eso generalmente un curso de inglés no es suficiente, para adquirir la fluidez hay que realizar una inmersión total a través de un programa de idiomas en el extranjero.

Esta tendencia de las empresas a abrir mercados fuera provoca una segunda consecuencia: menos empleo local y más necesidad de encontrar candidatos que estén dispuestos a viajar o a residir en un país extranjero. Todavía es difícil encontrar en España este tipo de perfiles, aunque cada vez más los candidatos tienen menos reticencias a trabajar en el extranjero.

Residir lejos de la familia y amigos tiene la contrapartida de un puesto de trabajo más seguro y compensaciones económicas, además de la experiencia cultural y el reto personal que supone. Por último, existen algunos países más proclives que otros a la hora de recibir emigración española. En Europa destacan los que ya están saliendo de la crisis, como Reino Unido, Austria o Alemania, mientras que fuera de las fronteras europeas los primeros de la lista son Golfo Pérsico y Emiratos Árabes.

Leer entrada


Prácticas en el extranjero, el siguiente paso en tu carrera

Si han terminado tus años como estudiante, es el momento de dar el siguiente paso con la búsqueda de empleo. Se dice pronto, para una persona que lleva toda la vida estudiando es complicado llegar al mundo laboral donde la experiencia es un grado no solo a la hora de encontrar un empleo sino también a la hora de saber cómo buscarlo. Además, con la situación actual en España las perspectivas de trabajo no son muy esperanzadoras por lo que no parece tarea fácil.

El inglés es la llave que te puede abrir una cantidad enorme de puertas tanto para salir a trabajar al extranjero como para diferenciarte y mejorar tu perfil con respecto a otros candidatos. Por eso, desde Aula Inglés te ofrecemos una buena alternativa para mejorar tus posibilidades de encontrar un empleo, aprendiendo inglés en el extranjero.

trabajar en el extranjero

Conseguirás poder manejarte fuera de tu entorno de confort. Pondrás en práctica cada día lo aprendido y además recibirás una remuneración, en algunos de estos trabajos, aunque no siempre.
Los  programas de prácticas en el extranjero no están vistos como trabajo en si, sino como la oportunidad de ganar experiencia en un entorno laboral real mientras aprendes un idioma.
Debes verlo como que te pagan para aprender otro idioma  y vivir una experiencia en el extranjero.

Puedes pensar que antes de trabajar en hostelería desviando tu carrera de la reciente formación que has recibido, prefieres dedicar un largo tiempo a la búsqueda de empleo. Sin embargo, lo que te ofrecemos ahora ¡es un programa de prácticas en el extranjero! Para que puedas trabajar en el sector acorde con tu perfil mientras aprendes inglés.

Además al acabar la universidad, muchos jóvenes deciden irse al extranjero para conseguir su primer empleo y mejorar el inglés u otro idioma.
Si te vas a decantar por esta opción debes prepararte bien, ya que conseguir trabajo en el extranjero puede ser algo duro.

Una manera de mejorar tu currículum sustancialmente por un precio bastante económico. Y es que el alojamiento será con familia anfitriona el curso no durará más de 6 semanas. ¿Ventajas?

  • Vivir en casa de una familia nativa te dará muchísima soltura con el idioma porque te pasarás el día hablándolo en las facetas de la vida diaria.
  • El contar con una media pensión supone un ahorro económico bastante grande por el gasto que supone comer fuera.
  • Un período corto te obligará a aprovecharlo al máximo para no relajarte en la búsqueda de empleo.
    No necesitas realizar una gran inversión en el curso, donde aprenderás no sólo a manejarte con el inglés básico sino también en las facetas de trabajo, algo que te servirá en el futuro en cualquier puesto.

Al irte y salir de tu zona de confort y la vida a la que estás acostumbrado podrás aprender un idioma de forma mucho más ágil que en una academia o en una clase.

Como es lógico al vivir en un país en donde se habla otra lengua te verás forzado a aplicarlo y aprender el idioma de forma fácil y casi natural.

Harás amigos para toda la vida y de muchas partes del mundo. Muchos de ellos pueden que estén pasando por el mismo momento de su vida que tú por lo que vivir esa gran experiencia cultural, juntos, será estupendo para crear lazos.

Aprenderás sin duda alguna muchas culturas y de primera mano.

No solo se trata de conocer su música, vestimenta o comida sino también la forma de pensar de su población.

Podrás tener una nueva perspectiva tu vida anterior y de tu cuidad.

Algo muy importante es romper con la rutina que tenías y más si eres de esas personas que siempre están ocupadas.

Date la posibilidad de aprender de ti mismo. Al estar en un mundo muy diferente al tuyo podrás repensar tus valores, creencias y puntos de vista.

Será un punto muy a tu favor y a favor de tu currículum vitae

Es cierto que cantidad de estudiantes que deciden formarse en el extranjero ha aumentado en el último tiempo, pero aún así siguen siendo muy pocos. Por esto, contar con una experiencia de esa naturaleza podrá darte un plus a la hora de enfrentarte a competidores por un mismo puesto.

Será el complemento perfecto a tus estudios. Te permitirá sumar una perspectiva internacional en tu estudio, especialmente si eres lingüista o has optado por la literatura o los negocios.

Desde luego una vía que te abrirá muchas puertas y te proporcionará una experiencia sin igual, el siguiente paso en tu carrera profesional. Puedes ampliar información aquí, en nuestra sección de prácticas en el extranjero.

Leer entrada


Aumentan las posibilidades de empleo en Reino Unido

Desde el mes de mayo, Reino Unido,  el país preferido por los estudiantes para realizar programas de prácticas en empresas en el extranjero y programas de trabajo en hostelería ,ha experimentado un descenso del paro del que han informado numerosos medios de comunicación.

Sin duda la reducción de 57.000 parados desde mayo es una buena noticia para todos los que están pensando en lanzarse a la aventura de trabajar en el extranjero, especialmente si consideramos que el paro juvenil disminuyó en 20.000 personas.

Desciende el paro en U.K.

El ministro de empleo británico Mark Hoban afirma que actualmente existe medio millón de puestos de trabajo disponibles en el país, por lo que es un hecho que existen oportunidades para encontrar ese empleo que buscas. Por supuesto, existe una relación directa entre la capacidad de hablar el idioma y la calidad del empleo conseguido, por lo que siempre te recomendamos que si estás pensando en emigrar lo hagas paso a paso, realizando primero un programa de inglés en Inglaterra o Irlanda que te ayude a dar los primeros pasos.

El mercado de trabajo en Gran Bretaña es más flexible que en España por lo que es más fácil crear empleo. También los costes para emprender son mucho menores. Este descenso del paro no es puntual, sino una tendencia que viene observándose en los últimos años y que sitúa la tasa de paro en el 7,8% (finales de 2012) frente al 27% español.

Si miramos la distribución del paro en las diferentes regiones, con vistas a elegir un destino, podemos decir que la mejor opción sería el suroeste del país (5,8% de paro). En este sentido ciudades como Torquay o Bournemouth pueden ser un destino excelente. También el sureste disfruta de una tasa de paro por debajo de la media (6,3%) y ahí tienes destinos atractivos como Portsmouth o Colchester.

Leer entrada


¿Sabías que…?

¿Sabías que más de 335 millones de personas tienen el inglés como lengua materna? Junto con aquellos que lo hablan como segunda lengua, se estima que el total de personas en el mundo que habla inglés es de 765 millones.

Con estas cifras, el inglés es la tercera lengua más hablada del mundo como lengua materna, la segunda después del Chino si se cuenta a los que lo hablan como segundo idioma. Aunque es lengua oficial en más de cincuenta países de los cinco continentes, el que más hablantes concentra es Estados Unidos.

¿Sabías que el inglés tiene más de 250.000 palabras distintas? El diccionario de inglés de Oxford contiene entradas completas para 171.475 palabras que se utilizan en la actualidad y otras 47,156 declaradas obsoletas o en desuso. A ello hay que añadirle 9.500 palabras derivadas. La mitad son sustantivos, un cuarto adjetivos, una séptima parte está compuesta por verbos y el resto son preposiciones, sufijos, exclamaciones, conjunciones, etc. Sumándolas todas hacen un total de un cuarto de millón de palabras diferentes. El diccionario no hace distinción de palabras que tienen varios significados. Si lo hiciera, el total sumaría probablemente más de tres cuartos de millón.

Curiosidades en relación al inglés

Fuente: Flickr

¿Y sabías que en cuestión de acentos, el de Boston  (Massachusetts) es considerado el más puro? Es así porque se considera el más parecido al inglés original de la zona sur de Inglaterra.

¿Sabías que es hay distintas formas de estudiar inglés en el extranjero? Las cuatro formas preferidas por los estudiantes para aprenderlo son a través de programas de au pair con una familia de acogida, realizando un curso de inglés en el extranjero, trabajando en otro país o comenzando con un programa de prácticas remuneradas en una empresa extranjera.

Por último, ¿sabías que es el idioma que más rápido se habla? Un estudio publicado por la revista “Language”  así lo indica tras haber comparado cuánto se tarda en contar una historia escrita en inglés respecto de su traducción a otros siete idiomas distintos, los más hablados (chino mandarín, inglés, francés, alemán, japonés, italiano y español).

Leer entrada