Aula inglés

Blog de Aula inglés



mistakes

Errores frecuentes de los hispanohablantes

Aunque el inglés y el español son idiomas con muchas palabras parecidas, son muy distintos en cuanto la gramática y la mayoría del vocabulario, dado que el español se basa en latín y el inglés tiene influencias latinas y germanas a la vez. Por lo tanto, los angloparlantes y hispanohablantes cometen errores frecuentes cuando hablan en la lengua del otro. Para avisarte un poco sobre algunos de los errores más frecuentes de los hispanohablantes, aquí te dejamos una lista para que ¡no sigas haciéndolos! ¡Esperamos que te ayude con la mejora y perfección de tu inglés!

Algunos errores frecuentes de los hispanohablantes:

  1. Omisión del Sujeto

El uso del sujeto en inglés y español varia mucho. En inglés siempre es necesario un sujeto, y una frase no es completa sin esta parte esencial. No es gramaticalmente correcto decir: “Is important to do this”, sino “It is important to do this” (“Es importante hacerlo”). La inclusión del sujeto es obligatorio sobretodo cuando hablas de personas, dado que no se conjugue los verbos como en español, con una forma distinta para cada persona. En inglés el verbo es igual para los sujetos “I”, “you”, “we” y “they”, y por eso hay que proveer información sobre de quien estás hablando porque esta información no vemos con la forma del verbo.

  1. Omisión de Artículos

Los hispanoparlantes tienden a eliminar el artículo, por ejemplo “He is teacher”; “I haven’t got dog”; “Does she have car?”. En inglés se dice: “Él es un profesor”, es decir, “He is a teacher”, “No tengo un perro”: “I haven’t got a dog”; y “¿Ella tiene un coche?”: “Does she have a car?”

  1. Pronombres

El uso de pronombres en inglés y español varia mucho. En inglés siempre se usa el pronombre, por ejemplo, decir “Did not know who was him” sería incorrecto. Lo correcto es “I did not know who he was”: “No sabía quién era él”.

  1. Adjetivos

En español los adjetivos se ubican generalmente detrás del nombre o sustantivo (“Vivía en una casa muy grande”), pero en inglés ocurre exactamente al revés (“He lived in a very big house”). (Ojo también a la colocación del abverbio “muy” en la frase anterior). Además, los adjetivos en inglés son invariables, con lo que no puede decirse: “I have others books”, sino “I have other books” (“Tengo otros libros”).

  1. Doble Negación

La duplicación de negativos es otro error típico. En español es gramaticalmente correcto decir: “No tuve ningún problema”, pero en inglés sólo puede negarse una vez: “I had no problems”. Si usas un doble negativo, niegas la primera negación, que quiere decir que estás utilizando la forma positiva, por ejemplo la frase: “I didn´t have no problems”, aunque sea incorrecto gramaticalmente, significa que “tenías problemas” or “I had problems”.

  1. Verbos

Existe una tendencia a utilizar únicamente el tiempo presente: “She come back” no significa “Ella volvió”, sino “Ella volver…”. Si decimos “The first time I see her”, no entenderán “La primera vez que la veo/ví”, sino “La primera vez que ver ella”. Las formas correctas serían: “She came back” y “The first time I saw her”.

  1. Orden de las Palabras

Con frecuencia, los estudiantes hispanoparlantes aplican un orden inadecuado de las palabras en inglés, por ejemplo: “He in kitchen has lunch”, en lugar de “He has his lunch in the kitchen”. La traducción de significado de esta frase sería “Él toma habitualmente su comida en la cocina”, pero en español diríamos “Come en la cocina”. De nuevo vemos que el orden, el uso de tiempos verbales y de pronombres cambia completamente la traducción literal de una lengua a otra.

8. Pronunciación

El error más cotidiano de todos que hacen los hispanohablantes cuando hablan es pronunciar las palabras que empiezan con las letras -st o -sp con la letra -e antes. Las palabras españolas nunca empiezan con este sonido y por eso, la pronunciación puede costarles. Se nota más cuando se dice “Espanish” en vez de “spanish”.

Además de este problema, los sonidos de vocal es una área donde los hispanohablantes suelen concentrarse para perfeccionar su nivel oral de inglés. Hay una diferencia sutil por ejemplo entre el nombre inglés “Izzy” y “Easy” – el -i en “Izzy” es un sonido corto y -ea en “easy” es un sonido corto que suena al -i español.

La forma pasada del verbo también causa problemas, pero afortunadamente hay una regla para ayudarte. Cuando un verbo acaba con -d o -t se pronuncia el -ed al final del verbo. Por ejemplo “I wanted to go to bed” o “I have divided the food amongst you”. Si acaba con los sonidos -p, -f, -s, -sh, -ch o -k, se pronuncia el -d al final de la palabra más como un -t. Por ejemplo “washed” se dice como washt, y “liked” como liket. Si el verbo termina con cualquier otra letra o sonido, solo se pronuncia como -d. Por ejemplo, “played”, “allowed” o “begged”.

errores frecuentes al hablar inglés
Flickr

Esperamos que con estos consejos y correcciones mejores tu aprendizaje del inglés! Ya sabes que la mejor manera de mejorar tus competencias linguísticas es cometer errores de los que aprender!

Leer entrada