Aula inglés

Blog de Aula inglés



italiano

Viaja a Europa con las becas Leonardo Da Vinci

Las becas y ayudas para estudiar idiomas en el extranjero son muy numerosas. Sin embargo, es difícil encontrar otras tan específicas como el programa Leonardo Da Vinci, que subvenciona estancias de idiomas en empresas extranjeras y programas de aprendizaje de idiomas para personas que han estudiado Formación Profesional. Con el objetivo de fomentar el aprendizaje de inglés, francés, italiano y otras lenguas europeas y la movilidad laboral de personas con estas titulaciones.

Puedes solicitarla si estás cursando Formación Profesional que no sea de nivel terciario o si estás ya trabajando. También si eres profesor de Formación Profesional y necesitas hacer un curso de inglés en el extranjero.

Si consigues una y el destino que prefieres es Irlanda, en Aula inglés podemos ayudarte a organizarlo todo a través de nuestro programa de prácticas en el extranjero, que está abierto durante todo el año e incluye clases de idiomas y el asesoramiento que necesitarás para encontrar la mejor práctica de acuerdo con tu nivel de inglés inicial.

Para solicitar la beca tienes que ponerte en contacto con una organización que tenga proyectos de movilidad aprobados, como por ejemplo tu instituto, la Conserjería de Educación, el Ayuntamiento. En internet puedes consultar todos los proyectos que están en marcha actualmente (http://www.oapee.es/oapee) así como los formularios para la solicitud.

Fíjate en los proyectos de tu Comunidad, pero también en los de ámbito nacional que admiten personas procedentes de cualquier punto de país. En cada uno de ellos explica las condiciones, quién los organiza, cuál es el colectivo al que se dirigen y cuándo finalizan. Echa un vistazo también a los de 2011, pues tienen fecha límite de finalización en mayo del 2013, así que aún estás a tiempo.

Becas Leonardo Da Vinci

La beca cubre una cantidad, variable según el país de destino, para viaje y manutención y la duración también varía entre dos semanas y un curso escolar.  Es una cuantía pequeña, pero suficiente para que tu estancia en el extranjero no dañe tu bolsillo.

Leer entrada


El marco común europeo de referencia para las lenguas cumple 10 años

Hace 10 años los gobernantes de Europa decidieron que había llegado el momento de unificar el aprendizaje de las lenguas. En un continente con las fronteras interiores se volvieron prácticamente inexistentes y con un cuarto de millón de habitantes que se hablan multitud de lenguas y dialectos, fue necesario  crear un patrón internacional y estandarizado para poder medir el nivel de comprensión y de expresión de todas estas lenguas bajo los mismos criterios en todos los países.

El origen del proyecto ya se había presentado en un congreso internacional  en 1991 y se fue desarrollando poco a poco hasta que se convirtió en el marco de referencia que es hoy. Lo que hace es establecer una serie de niveles para todas las lenguas, de manera que se puede medir y homologar su conocimiento de una forma válida a nivel europeo. Así, a la hora de aprender inglés, francés o italiano tienes la seguridad de que vayas donde vayas tu nivel de aprendizaje de la lengua se va a considerar siempre de la misma manera.

Estos niveles son tres, que a su vez se subdividen en dos grupos cada uno.

  • Bloque  A: Usuario básico.
  • Nivel A1: Acceso. Comprensión y utilización de frases cotidianas y sencillas.
  • Nivel A2: Plataforma. Dominio de áreas de experiencia relevantes (información sobre uno mismo, ocupación, familia, trabajo, intereses…)
  • Bloque B: Usuario independiente.
  • Nivel B1: Umbral. Comprensión sencilla y desenvolvimiento en situaciones conocidas y temas concretos.
  • Nivel B2: Avanzado. Comprensión compleja de temas tanto concretos como abstractos, relación con fluidez y naturalidad sin esfuerzo.
  • Bloque C: Usuario competente.
  • Nivel C1: Dominio operativo eficaz. Reconocimiento de sentidos implícitos, expresión espontánea, uso flexible del idioma.
  • Nivel C2: Maestría. Comprensión de todo lo que se ve y se oye, expresión con precisión y control de los matices.

Existen cuadros de equivalencia entre estos niveles y las titulaciones oficiales en idiomas de los distintos países. Por ejemplo, para el francés existe el Delf A1, Delf A2, Delf B1, Delf B2, Delf C1 y Delf C2.

En el caso del inglés es más complicado, por la cantidad de certificados que existen. Por ejemplo, el FCE (First Certificate in English) equivale a un B2, el CAE (Certificate in Advance English) equivale al C1 y el CPE (Certificate of Proficiency in English) es igual al C2.

En cuanto al italiano, los niveles del CELI 1 a 5 (Certificato di Conoscenza della Lingua Italiana) irían del A2 al C2 respectivamente.

niveles de aprendizaje de las lenguas

 

Leer entrada


La importancia de los gestos en Italia

Es casi inconcebible estudiar italiano sin incorporar los gestos a las palabras. Porque lo más característico de la lengua de nuestros vecinos es mover las manos. Los italianos poseen un lenguaje no verbal muy peculiar, parece que las palabras no tienen sentido si no las acompañas con gestos. Tengo algunos amigos que lo hacen incluso mientras hablan por teléfono, como si el que está al otro lado de la línea pudiera verles. De manera que es recomendable que prestes atención a este hábito y que lo incorpores a tu aprendizaje mientras estás realizando tu curso de italiano en Italia o si tienes oportunidad de practicar una vez de vuelta a casa.

¿Qué me estás contando?, ¿qué quieres? o me tienes harto.

Junta las puntas de los dedos de las manos y dirígelas hacia ti, como si las estuvieras mirando. Muévelas de arriba a abajo. Es el gesto italiano más característico, que suele ir acompañado de un “mamma mía” y tiene múltiples significados, depende del contexto.

¡Qué gracioso!

Coloca la mano derecha hacia arriba, extendida y con los dedos juntos y golpea suavemente la cintura de lado.

Tengo hambre

Utiliza este mismo gesto pero con la mano hacia abajo. Cuidado, porque el significado cambia completamente.

Qué rico está (para la comida)

Si quieres complementar tu cumplido sobre la comida que te han servido con un gesto a la italiana, llévate el dedo índice a la mejilla y muévelo de un lado a otro, como si intentaras hacerte un agujero en el hoyuelo.

Solo a ti se te ocurre esto

Levanta la mano, extiende los dedos y muévelos como si estuvieras haciendo los cinco lobitos. Es un sinónomo de ¿en qué estabas pensando? Utilízalo cuando tu interlocutor se ha dejado engañar o bien ha hecho algo estúpido.

 

aprender italiano en italia

Fuente: Flickr

¡Qué chico tan guapo!

Lleva tu mano hacia el extremo superior de la cara y pasa el dedo pulgar de arriba a abajo, terminando en la boca. Pero cuidado, ¡que el chico no te vea!

Existen decenas de gestos además de estos que te presento aquí. Ten en cuenta también que pueden sufrir pequeñas variaciones según la zona de Italia donde te encuentres. Los gestos son extremadamente útiles y dan la impresión de que controlas el idioma si los manejas bien. Así que abre bien los ojos, ya vea que aprender italiano no es solo cuestión de oído.

Hoy en día es importantísimo aprender idiomas, ya que es la forma de comunicarnos. Gracias a la globalización y las nuevas tecnologías, muchas empresas se están internacionalizando y la forma de trabajo entre las diferentes sedes de estas suele ser en inglés, ya que es la el idiomas más impuesto por la sociedad y de obligatorio estudio en la gran mayoría de centros educativos de Europa es este.

Pero en el mundo en que vivimos ya no solo se nos exige saber inglés, sino en muchas ocasiones para determinados puestos de trabajo valoran con especial relevancia tener un segundo idioma. Por ello debemos de ser listos, y buscar alguno que nos resulte sencillo de aprender.  Como sería el caso de aquellos idiomas en los que se comparten las mismas raíces, como sería el caso de el italiano. No se trata solo del conocimiento del idioma sino de la experiencia internacional, poder demostrar que se ha trabajado en otros idiomas y en otros países es un plus en el curriculum. Por ello es muy recomendable la realización de una estancia de idiomas en el extranjero siempre que se pueda, complementada con prácticas en empresas en inglés o francés, como estrategia para conseguir un empleo.

Muchas veces nos ponemos como propósito de Año Nuevo: ser más constante, comer mejor, ser más saludables ser más atentos con los de nuestro alrededor, hacer más deporte, ser más puntuales y una lista infinita de pequeños grandes propósitos, los cuales se quedan muchas veces en el camino, como un intento. Uno de los propósitos que nunca falla en esta lista suele ser el de mejorar un idioma.

La pena, es que a pesar de ser el propósito más repetido y más necesario, tan rápido como aparece en nuestra mente se esfuma, ya que con la vida y rítmo tan frenético de nuestra sociedad, lo último que nos apetece al volver de trabajar es hacer un doble esfuerzo y ponernos a estudiar delante de un libro. Por ello te recomendamos que escojas otra táctica de aprender idiomas, ya que lo importante es aprender y no cómo lo hagas. Escoge la forma que más te convenza y comienza.

Nosotros te recomendamos que realices un curso para adultos en el extranjero, ya que en una breve estancia de tiempo, conseguirás grandes resultados. Y no sólo aprenderás inglés, sino que te empaparás de la cultura del país, y conocerás un nuevo mundo. Vive esta experiencia que siempre recordarás.

 

 

Leer entrada


Italiano para principiantes

Italiano para principiantes es una premiada película danesa llena de sentido del humor y de drama, que no debería perderse nadie que quiera realizar un curso de italiano en Italia o en cualquier otro lugar. Aunque ya tiene algunos años, la calidad de su guión está fuera de dudas, así como la interpretación de sus personajes principales.

La apariencia realista es casi de documental, al estar realizada con cámaras manuales e iluminación natural, de manera consigue transportar al espectador y hacerle partícipe de la historia inmediatamente.

En la cinta, tres hombres y tres mujeres solteros, con vidas bastante infelices, se apuntan a un curso de italiano. Viven en una pequeña aldea danesa y el profesor muere inesperadamente de un ataque al corazón. Para los personajes, el tiempo que pasan en el curso de italiano y las relaciones que han establecido entre ellos son la única vía de escape a sus grises vidas, de manera que para no clausurar la clase eligen al alumno que más sabe para seguir impartiendo clase.

Poco a poco, el carácter mediterráneo se va metiendo en la sangre de los fríos daneses. Cada uno ha tenido un motivo diferente para apuntarse a las clases, impartidas en el ayuntamiento, pero todos confluirán en un punto en común. El resultado es una serie de enredos sentimentales, en una película valiente e inteligente que no deja lugar a la indiferencia.

Quienes que están comenzando su experiencia en este idioma, tendrán oportunidad de comparar sus inquietudes y dificultades con las de los personajes. Quienes tengan la suerte de tener unos conocimientos más avanzados, no dejarán de sorprenderse y de sonreír ante los guiños humorísticos lanzados por el director.

Leer entrada



Aula Inglés. Idiomas y experiencias.