Aula inglés

Blog de Aula inglés



francia

Abrir una cuenta bancaria en Francia

En el momento de comenzar a planificar una estancia en el extranjero uno de los aspectos que se deben valorar entre otros es la conveniencia de abrir una cuenta en el banco del país de destino.

Está claro que no será conveniente si se trata de viajes de vacaciones o negocios y en cambio resultará necesario cuando se acude para trabajar en el país de destino. Los lugares intermedios son los que plantean dudas. ¿Qué hago si me voy un tiempo a realizar un programa de idiomas en el extranjero? ¿Y si mi opción es un programa de au pair, de voluntariado o unas prácticas en empresas no remuneradas?

La respuesta es muy personal y dependerá de muchos factores como la duración de la estancia, el grado de dificultad del trámite y la cantidad de dinero que se planee gastar, para poder hacer un cálculo de las comisiones que se tendrán que abonar al banco español por sacar dinero desde el extranjero. En general, te interesa si vas a quedarte más de tres meses.

En todo caso, hoy vamos a repasar cómo se abre una cuenta bancaria en el país vecino, para que si vas a realizar tu curso de idiomas en Francia tengas todo claro antes de marcharte.como abrir cuenta en el banco en Francia

Abrirse una cuenta francesa es necesario si tienes que contratar un piso o pagar algún recibo de suministros o telefonía. También si necesitas cobrar un cheque. Para realizar el trámite, que es sencillo, lo que normalmente te pedirán es el pasaporte o carnet de identidad, el recibo de alquiler de tu piso si lo tienes (“quittance de loyer”) o el certificado de que vives en una residencia si es tu caso. En algunas entidades la cosa se puede complicar un poco más.

Consulta bien todas las comisiones antes de elegir el banco, pues varían bastante de uno a otro. Algunos bancos franceses ofrecen promociones o descuentos para jóvenes o estudiantes, de manera que te podrás beneficiar de ellas.

Existen muchos bancos en Francia que ofrecen paquetes para estudiantes y gente joven, con costos administrativos bajos y otros beneficios en tarjetas de crédito. También los no residentes pueden abrir una cuenta bancaria en Francia, solo que no podrán acceder a tarjetas de crédito ni podrán firmar cheques con sobresaldo, al igual que las cuentas en caja de ahorro que tampoco otorgan esos beneficios.

Si prefieres no tener cuenta extranjera, no te olvides de consultar en tu banco cuáles son las comisiones que te aplicarán por sacar dinero de un cajero extranjero. La diferencia es grande entre entidades e incluso puedes encontrar alguna que ofrezca el servicio gratuitamente y te interese cambiarte.

También es importante que no te olvides de cerrar la cuenta cuando vuelvas a España, para asegurarte que no acumularás comisiones o gastos que te darán dolores de cabeza en el futuro.

Si eres estudiante debes tener en cuenta:

Si vas a quedarte en Francia por más de 3 meses, abrir una cuenta bancaria debería estar entre tus planes, ya que así podrás aprovechar los beneficios que te otorga el hecho de vivir a la francesa; como ayudas monetarias para el alojamiento, la seguridad social estudiantil y un medio más sencillo de cobrar, si es que vas a trabajar como estudiante.

Para abrirla sólo necesitarás presentar tu pasaporte en regla, tu permiso de residencia y una justificación de domicilio.

¿Cuáles son las ventajas que puede tener abrirte una cuenta?

  • Puedes recibir ayuda del Seguro Social para costear tu alojamiento, pues transfieren el dinero directamente a tu cuenta.
  • Si es que estás trabajando, los sueldos te los pagan por domiciliación bancaria, por lo que es necesaria una cuenta.
  • Cuando abras una cuenta te proporcionarán una tarjeta y una chequera, que son medios de pago bastante comunes en Francia.
  • El dinero en efectivo se usa escasamente, y es para transacciones menores. Para cobrar un cheque también es necesario tener una cuenta.

¿Qué tipo de cuenta puedes hacerte?

Para abrir una cuenta y según qué tipo debes hacerlo según tus necesidades y hábitos de consumo, si necesitas ayuda, simplemente debes ir al banco de tu preferencia y solicitar a un consejero que aparte de decirte qué documentos vas a requerir, te recomendará la cuenta que mejor se amolde a ti.

Deberás presentar un justificante de domicilio, sea un recibo de agua, luz, alquiler de vivienda u otros, además para hacer la apertura de una cuenta has de depositar como mínimo 15 euros en ella, pasados 15 días te harán entrega de la tarjeta y la chequera.

Fuente: FranciaGuia

Leer entrada


Viaja a Europa con las becas Leonardo Da Vinci

Las becas y ayudas para estudiar idiomas en el extranjero son muy numerosas. Sin embargo, es difícil encontrar otras tan específicas como el programa Leonardo Da Vinci, que subvenciona estancias de idiomas en empresas extranjeras y programas de aprendizaje de idiomas para personas que han estudiado Formación Profesional. Con el objetivo de fomentar el aprendizaje de inglés, francés, italiano y otras lenguas europeas y la movilidad laboral de personas con estas titulaciones.

Puedes solicitarla si estás cursando Formación Profesional que no sea de nivel terciario o si estás ya trabajando. También si eres profesor de Formación Profesional y necesitas hacer un curso de inglés en el extranjero.

Si consigues una y el destino que prefieres es Irlanda, en Aula inglés podemos ayudarte a organizarlo todo a través de nuestro programa de prácticas en el extranjero, que está abierto durante todo el año e incluye clases de idiomas y el asesoramiento que necesitarás para encontrar la mejor práctica de acuerdo con tu nivel de inglés inicial.

Para solicitar la beca tienes que ponerte en contacto con una organización que tenga proyectos de movilidad aprobados, como por ejemplo tu instituto, la Conserjería de Educación, el Ayuntamiento. En internet puedes consultar todos los proyectos que están en marcha actualmente (http://www.oapee.es/oapee) así como los formularios para la solicitud.

Fíjate en los proyectos de tu Comunidad, pero también en los de ámbito nacional que admiten personas procedentes de cualquier punto de país. En cada uno de ellos explica las condiciones, quién los organiza, cuál es el colectivo al que se dirigen y cuándo finalizan. Echa un vistazo también a los de 2011, pues tienen fecha límite de finalización en mayo del 2013, así que aún estás a tiempo.

Becas Leonardo Da Vinci

La beca cubre una cantidad, variable según el país de destino, para viaje y manutención y la duración también varía entre dos semanas y un curso escolar.  Es una cuantía pequeña, pero suficiente para que tu estancia en el extranjero no dañe tu bolsillo.

Leer entrada


Cómo maximizar la inversión de tu aprendizaje de francés

Si todavía no has tenido la suerte de poder viajar a hacer un curso de francés en Francia, y continuas con tus clases habituales en tu ciudad, no desesperes. Está claro que la inmersión cultural es el mejor método de aprendizaje, pero no solo se puede conseguir en el país de origen del idioma que estás aprendiendo.

A continuación te ofrecemos varios consejos que te ayudarán a sentirte un poco más en contacto con la lengua y complementar tu curso de francés para sacarle el mejor partido a las clases sin aburrirte. Si los practicas, comprobarás que tus conocimientos crecerán mágicamente cada día. Tan solo necesitas un poquito de esfuerzo para cambiar alguno de tus hábitos.

  1. Más que clases. Si todavía no vas a ninguna academia, elige una con actividades extraexcolares. Que tu curso se complemente con otro tipo de actividades relacionadas con el idioma te ayudará a combatir el aburrimiento y a ver el aprendizaje desde otro punto de vista.
  2. Monta un club de francés: si tu academia no ofrece actividades alternativas, organízalas tú. Queda con tus compañeros fuera del horario de las clases para practicar a través de juegos o lecturas.
  3. Lee: incluso si tu nivel es básico. Pídele consejo a tu profesor o a tu librero. Elige lecturas sencillas. Puedes comenzar, por ejemplo, con Le Petit Nicolas de René Goscinny. Una serie de libros infantiles muy divertidos, al estilo de Manolito Gafotas. O selecciona pequeños artículos de revista sobre temas que te interesen. El objetivo es que estés en contacto con la lengua, el contenido es indiferente.
  4. Ve al cine: en versión original, por supuesto. Aunque vayas leyendo los subtítulos, y te parezca que no sirve para nada, no es cierto. Te irás quedando sin darte cuenta con la entonación del idioma, que es algo que no se aprende en ningún curso, solo te lo da la práctica. Tu pronunciación mejorará indirectamente.
  5. Escucha la radio: por el mismo motivo por el que vas al cine. Con la radio, además, no tienes excusa. Es gratis, tienes multitud de emisoras a tu alcance a través de internet o iTunes, y puedes escucharla mientras estás haciendo otras cosas. Así que acuérdate de sintonizar mientras estás cocinando, o el rato antes de irte a la cama.
  6. Busca amigos franceses: seguro que en tu ciudad hay muchos franceses, solo tienes que encontrarlos. Pon anuncios en escuelas de español o busca asociaciones francófonas que te puedan orientar. Reserva un día a la semana para la práctica. Te despertará el oído y te permitirá consolidar los conocimientos que adquieres en clase, además de darte una visión más amplia del idioma y la cultura. Y si vives en un lugar pequeño sin posibilidades de encuentros presenciales, recuerda que internet es una puerta al mundo. Puedes encontrar millones de amigos franceses que estén encantados de practicar contigo a través de skype o las redes sociales. No despercidies la oportunidad.
  7. Una expresión, un día: por último, márcate un reto cada día. Cada mañana elige una palabra, frase o expresión y proponte usarla el mayor número de veces durante ese día. Ya sea durante tus clases o prácticas, o bien internamente, cada vez que utilices la palabra seleccionada en español, tradúcela mentalmente al francés. Te ayudará a retenerla y no se te volverá a olvidar.

 

 

curso de frances en Francia

Fuente foto

Leer entrada