Aula inglés

Blog de Aula inglés



estancia de inglés en Inglaterra.

Curiosidades británicas

 Es indudable que compartimos con Inglaterra un pasado común, una historia y una cultura… eso que llamamos Europa. Pero también es verdad que, digamos… los ingleses van un poco a su aire. Conducen por el otro lado mientras miden la distancia en pies, pulgadas o millas. El peso lo calculan en libras. Siguen resistiéndose a utilizar el euro como moneda, no tienen persianas y ni oír hablar de tener un carnet de identidad. ¿Todavía crees que no vas a aprender nada durante tu curso de inglés en Inglaterra?

curiosidades británicas

O    Fuente: Flickr

        Obsesionados por la moqueta: no verás baldosines ni en el cuarto de baño. Esto a los españoles, según llegamos, nos da un poco de repelús. El único lugar de la casa que se  libra de estar cubierto por la moqueta es la cocina.

2.       Los pagos con tarjeta: puede ser común en más países el tener la posibilidad de pagar con tarjeta en casi cualquier lugar y cualquier cantidad. Hasta aquí bien. Ahora, imagínate que pasas por el supermercado y entras a comprar un paquete de chicles. Pagas con tarjeta el poco más de un euro que te cuestan y la cajera te pregunta: ¿quieres dinero en efectivo?. Has acertado, ¡el supermercado funciona también como cajero automático!

3.       Muchas palabras para todo: esto te hará un poco más complicado aprender durante tu programa de inglés en Inglaterra, pero no hay nada que puedas hacer para evitarlo. Por ejemplo, el cuarto de baño puede llamarse de tres formas distintas en función de qué hay dentro. Si solo tiene la taza, es un “toilet”, si además hay lavabo, pasa a llamarse “bathroom” y si es un completo, con bañera o ducha incluida, entonces tendrás que llamarlo “showerroom”. Lo mismo ocurre con las patatas fritas, que tendrás que elegir entre “fries”, “chips” y “crisps”. Las primeras son las de toda la vida, las segundas un poco más gordas y las últimas las de bolsa.

4.       ¿Besos o mano? Mano, siempre la mano. Cuando te presenten a alguien caerás en la tentación de acercarte para darle un par de besos en las mejillas. Es algo tan implantado que ni nos damos cuenta. ¡Error! Cuando veas la cara que pone el de enfrente pararás a medio camino y disimularás como puedas. La fama de fríos de los ingleses puede deberse al hecho de que respetan sus espacios al máximo. Así pues, opta siempre por dar la mano.

5.       La moda… ¿o la antimoda? El estilo de vestir de las chicas inglesas no tiene nombre, pero podría ser la base de un estudio sociológico. A la hora de vestir no hay complejos. Desde el no tener en cuenta la estación y plantarse un vestido de tirantes en pleno enero a combinar calcetines con sandalias o jersey de flores con falda de cuadros.

6.       Lo de comer no es lo suyo: cuando fui a Londres entendí que a comer le dedican el tiempo justo, comen por necesidad. Y por supuesto, el ketchup va en todo. Da igual unas “fries” que un risotto con langostinos. Un triste sandwich mientras caminan de un lado a otro es suficiente para ellos. Con lo que nos gustan a nosotros las sobremesas…

Estos son solo algunos de los ejemplos más habituales de las rarezas que irás encontrando durante tu estancia de inglés en Inglaterra. Mi consejo es que disfrutes de lo diferente porque es lo que enriquecerá tu experiencia.

Leer entrada



Aula Inglés. Idiomas y experiencias.