Aula inglés

Blog de Aula inglés



dinero de bolsillo

Dinero de bolsillo “Pocket money”

Cuando nuestro hijo va a realizar un curso de idiomas en el extranjero queremos que no le falte de nada, incluso a veces lo que no tiene ni en su casa en España. Es normal si es su primer período fuera de casa, y sobre todo, fuera del país, que tengamos miedo a que pueda encontrarse en situaciones en las que necesite coger un taxi o comer fuera y se encuentre sin dinero.

Sin embargo, parte también de un curso de idiomas fuera es que nuestros hijos vayan adquiriendo la madurez de manejarse de manera independiente, y ahí se incluye el que aprendan a administrar su propio dinero.

Debemos tener en cuenta que normalmente el estudiante lleva todos los gastos “gordos” incluidos en el precio del curso y, por tanto, pagados con antelación desde España. Algunas organizaciones no incluyen ciertas excursiones, de ahí la importancia de informarnos bien antes de la salida para calcular el dinero que el estudiante debe llevarse, y de seguir el consejo de la organizadora de los cursos.

Dinero de bolsillo (pocket money)

 

Por nuestra parte, no recomendamos que los estudiantes lleven mucho dinero, ya que algunos tienden a no participar en actividades gratuitas de la escuela, o a comer fuera de casa en vez con la familia, alegando que tienen dinero para hacer otras cosas “más divertidas”, o comer cosas que les gustan más, que suelen consistir en “fast food” durante todo el curso. Esto no beneficia ni al bolsillo, ni a su salud, ni a la integración y el aprovechamiento del curso.

Creemos también conveniente que el estudiante sepa antes de la salida de qué dinero va a disponer durante el curso, y que tenga claro que, excepto causas de fuerza mayor, no podrá recibir más dinero. De esta manera, tanto padres como monitores podemos guiarlo a que lo reparta en un presupuesto diario, y el dinero extra para compras personales, para regalos a la familia, etc. Lo mismo creemos que debe ser aplicable al saldo en su teléfono móvil para que luego no vengan sustos en las facturas.

Hace años era bastante habitual el uso de los cheques de viaje o “traveller cheques”. Sin embargo, en la actualidad, con la extensión del uso de la tarjeta de crédito y del euro, se recomienda ésta última (con un “saldo máximo), junto con dinero en efectivo (ya en libras en el caso de Inglaterra). En cualquier caso, el dinero, efectivo o de plástico, debe guardarse escondido en la maleta y bajo llave.

Por añanidura hay la opción de un “Caxton fx currency card“. Esto aparato útil es una tarjeta permite al usuario retirar dinero de un cajero o utilizar la tarjeta en una tienda o restaurante sin cargos de moneda extranjera. Simplemente pedirlo en línea y esperar una semana para que llegue a tu casa. Luego, se puede poner dinero en la tarjeta de tu propia cuenta de banco por el sistema en línea. Esto es una manera fácil y eficiente de trasladar dinero de España a Inglaterra y una manera en  que te ahorrarás de muchos cargos innecesários.

 

Otra cosa para considerar es la posibilidad de que tu hijo abra una cuenta de banco extranjera. Si tu hijo estará en otro país durante período de tiempo prolongado es posible que esta sea la mejor opción. Si tu hijo tiene su propia cuenta de banco se puede trasladar el dinero facilmente de una cuenta extranjera a otra. También, si la familia anfitriona de su hijo decide que te gustaría pagarle por transferencia de banco, esto lo facilitaría. Claro, esta opción es un poco más complicada porque a menudo, necesitarás prueba de tu adrés. Lo mejor es solicitar un N.I. (national insurance number/número de seguro nacional) y cuando lo recibes, utilizar eso como tu prueba de adrés. Sin embargo, vale la pena recordar que hay cargos cuando trasladar dinero de una cuenta en un país a otra cuenta en otro país así que si piensas que tendrás que trasladar dinero a tu hijo de casa, es posible que esta no sea la mejor opción.

 

 

Leer entrada