Aula inglés

Blog de Aula inglés



Cursos de idiomas

Como elegir un curso de idiomas en el extranjero

Consejos para elegir acertadamente un curso de idiomas en el extranjero para jóvenes

Existe un gran número de agencias y organizaciones que comercializan cursos de idiomas en el extranjero. En el caso de las grandes empresas, se trata de multinacionales con sedes en numerosos países, entre ellos oficinas o delegados por toda nuestra geografía. También existen numerosas academias y organizaciones pequeñas que ofertan cursos, con un trato generalmente más personalizado.

Aspectos a tener en cuenta antes de contratar:

1. Dejarse asesorar por auténticos profesionales, es decir, empresas o entidades que se dediquen de forma profesional a esta actividad y no utilicen los viajes como una actividad marginal y complementaria a la suya principal. La pertenencia de la empresa a alguna asociación del sector ofrece ciertas garantías de calidad y seriedad. La más importante es ASEPROCE.

2. El curso puede ser un éxito o un fracaso dependiendo del estudiante que lo curse. Es muy importante que le asesoren de forma personalizada del programa más conveniente para la edad, nivel de idioma y madurez de su hijo, a ser posible con una visita personal. Y que el profesional con el que contrate el curso vaya a estar disponible para ayudarle a preparar el viaje, y durante el mismo, para todas las consultas y apoyo que puedan necesitar padres e hijos.

3. Consultar con varias empresas antes de optar por una.

4. Recabar la máxima información del programa antes de contratarlo. Por ejemplo, los datos sobre precios, clases, alojamiento, viajes, traslados, actividades extracurriculares, etc., sabiendo lo que incluye y lo que no incluye el coste del programa.

5. Asegurarse de que esta información figura en un contrato o documento de condiciones generales.

6. Contratar un seguro que cubra gastos médicos y otros imprevistos, si este no estuviese incluido en el programa.

Los programas de jóvenes incluyen hasta los 18 años de edad. Existen cursos para niños y niñas a partir de los 6-8 años. En todo caso, la conveniencia de uno u otro dependerá del arraigo al entorno familiar, de la capacidad de adaptación del niño y de su nivel previo de inglés. Como norma general se recomienda que los niños pequeños viajen a destinos más próximos (culturalmente hablando), como campamentos de inglés en España, o países como Gran Bretaña o Irlanda, preferiblemente alojándose en residencia, al menos en su primera salida. Una vez experimentada la experiencia de un curso en el extranjero, el abanico de destinos puede ampliarse infinitamente y se recomienda el alojamiento en familia para una integración total con el idioma nativo y la cultura de la zona.

Curso de idiomas en el extranjero

Leer entrada


Algunos refranes en inglés para tus vacaciones de verano

El verano es una buena época para viajar, conocer diferentes países, culturas y, ¿por qué no?, aprender y practicar inglés.

Si vas a pasar tus vacaciones fuera de nuestras fronteras, o si te has decidido por realizar un curso de inglés  en el extranjero durante tus vacaciones, conocer algunos refranes puede serte muy útil para comprender lo que te están diciendo. Familiarízate con estos refranes y haz uso de ellos durante este verano. Puede ser que estés rodeado de ingleses y no entiendas expresiones hechas o refranes típicos, para eso estamos nosotros, ¡para ayudarte!

Una refrán que solemos utilizar mucho en castellano es “all that glitters is not gold”,  es decir, no es oro todo lo que reluce. Un sabio refrán que te avisa de que “appearances are deceptive” o lo que es lo mismo “looks are deceiving” (las apariencias engañan).

Otro refrán muy popular en España es “better late than never”, o más vale tarde que nunca. Es decir, lo importante es que antes o después pase, lo hagas o intentes.

Y es que querer es poder (“when there’s a will, there’s a way”), por lo tanto, si deseas algo con mucha fuerza, seguro que pedes conseguirlo.

Utiliza la siguiente expresión “Easier said than done a stretch” para  comunicar que de lo que se dice a lo que se hace hay un gran distancia, es decir, que “del dicho al hecho hay un trecho”.

Si se te ocurre cometer pequeñas locuras  durante tu periodo vacacional nuestro consejo es “think twice, act wise”  (piensa dos veces antes de actuar).

No olvides  que “a stitch in time saves nine”
(más vale prevenir que curar). También puedes escuchar las expresiones “an apple a day keeps the doctor away “o “better safe than sorry”, que significa lo mismo.

Si pese al consejo, has pensado que “in for a penny, in for a pound” 
(de perdidos, al río) y has decidido continuar y cometer esa locura o exceso, recuerda que “it’s no good crying over spilt milk”, o lo que es lo mismo no hay que llorar sobre la leche derramada. Nosotros diríamos algo así como ¡a lo hecho, pecho!

Puede que durante tu estancia en el extranjero te encuentres con alguien conocido, y es que ¡el mundo es un pañuelo! (“what a small world!”)

Recuerda que lo mejor del mundo es comer, por eso a beber y a tragar que el mundo se va a acabar ”Eat, drink and be merry (for tomorrow we die)”.

Si te encuentras con alguna experiencia injusta tan solo recuerda que a cada cerdo le llega su San Martín ”Everyone gets his comeuppance in the end / just deserts sooner or later”.

Puede ser que te enamores, y recuerda que dónde el corazón camina el pie se inclina ”Home is where the heart is”.

Y si alguien te hace daño no dudes en decirle que a palabas necias, oídos sordos, ‘‘take no notice of the stupid things people say”.

Si algo malo sucede no te pongas triste, ya sabes que a rey muerto, rey puesto o como ellos lo dicen ”as soon as one goes out the window, another comes in the door”.

Recuerda que algo es algo, y que algo es mejor que nada, una expresión muy española que por supuesto tiene su traducción ”half a loaf is better than no bread”.

¿Que tienes una mala experiencia? Pues borrón y cuenta nueva, ‘‘let bygones be bygones”.

No dejes que te den lecciones, cada uno sabe lo que se hace ”each person knows where problems lie”.

Que te molestan o algo no te gusta, pues tu, como quien oye llover ”It’s like water off a duck’s back”.

Por último, un consejo. Si no quieres llamar demasiado la atención y deseas guardar un buen recuerdo de tu estancia, no te olvides de este refrán: “when in Rome, do as the Romans do”, es decir, donde fueres haz lo que vieres. Seguro que así todo te irá mejor.

Si aún no has planificado tu verano, y el inglés es tu asignatura pendiente ¿qué te parecería apuntarte a un curso de inglés y aprovechar tus vacaciones para aprender y practicar este idioma? . Entra en nuestra página y consulta los programas y destinos para estudiar inglés estas vacaciones. Recuerda, “it’s never too late to learn” (nunca es tarde para aprender).  Además,  “better late than never!” (¡más vale tarde que nunca!).

No  te quedes con ganas de nada porque de casis no se muere nadie ”a miss is as good as a mile.”, aprovecha al máximo tu tiempo. Además con estos refranes te sentirás más integrado que nunca. Puedes explicarles a tus nuevos compañeros o amigos como se dicen en español, seguro que os réis y véis las distintas culturas y lenguas.

Leer entrada


Aprender ingles: usos de “used to”. Lección uno (by Addie)

¡Ya tenemos un nuevo video con lo que puedes aprender inglés de manera más fácil!

Con este video inauguramos nuestra serie de trucos para aprender inglés con nuestra profesora Addie. Esta semana vamos a hablar de la diferencia entre  “used to do”, “to be used to doing” y “to get used to doing”.

Hello, this is English explained with Addie, I am Addie. I am here to help you with any of your English language curios, give you grammar and pronunciations tips and get you to your own way to become fluent in English. This video is about “used to”, when and how to use it and how not to get confused.

1. We use “used to” for something that happened regularly in the past but no longer happens.

Example: “used to” – a regular occurrence in the past.

  • I used to go to the gym every day, but now I don’t have time.
  • My sister used to fly to Spain every month but now she lives there.
  • I used to cycle to work, but now I take the train.

Something you used to do for a long period of time in the past, however this habit has changed.

2. We also use it for something that was true but no longer is.

Example: “used to” in the past and no longer.

  • There used to be a school in the village but now there isn’t. (It’s no longer a fact)
  • She used to have blond hair, but now it’s brown.
  • I used to like him, but now I find him annoying.

It is important to emphasize that “Used to do” is different from “to be used to doing” and “to get used to doing”. And we need to be able to differentiate when to use which.

We use “to be used to doing” to say that something is normal, not unusual.

  • I am used to walking late at night, it doesn’t scare me at all!
  • I am used to meeting new people, it has been part of my job for a long time.
  • I have only just arrived in Spain, I am not used to a hot weather.

We use “to get used to doing” to talk about the process of something becoming normal for us.

  • I am getting used to getting up early!

Meaning that you didn’t get used to wake up early in the past, but now it’s becoming normal, it’s becoming a habit.

  • I have always lived in England but I am getting used to living in Spain now.

Meaning that the cultures and customs of Spanish life are becoming something that you are getting used to, you are becoming accustomed to.

  • I am still getting used to taking siestas at lunch time.

It means at the moment you are not quite there in the process of something becoming normal for you, but you on the way there.

Let’s have a quick test!

When I lived in England I AM USED TO/USED TO/I AM GETTING USED TO work as a bartender.

So you have to remember that it is in the past tense, so the answer is:

When I lived in England I USED TO work as a bartender.

That’s all for now!

Si tienes alguna duda sobre nuestros cursos de idiomas o programas de trabajo, siempre estamos a tu disposición. Contacta con nuestros asesores llamando al 918281965 ó 963111471. También puede comunicar con nosotros a través del Skype aula_ingles. ¡Aprende idiomas con Aula inglés!

Hasta la próxima semana!

 

 

 

Leer entrada


Comer en Escocia

Escocia es una opción magnífica para realizar un programa de inglés en el extranjero. No solo porque sus tierras forman parte de los más bellos paisajes de Europa o porque su cultura y tradiciones encierran una riqueza difícilmente imaginable. Un punto más a su favor para elegir Escocia como destino de una estancia de idiomas en Inglaterra es tener la oportunidad de degustar algunos de los deliciosos platos que componen su gastronomía.

La cocina escocesa es muy rica y variada en carnes, caza y pesca. Comparte algunos platos con la inglesa, aunque posee recetas únicas que solo podrás probar si viajas a la región. Debes saber que, aunque bastante desconocida, es muy apreciada entre los críticos. Son numerosos los restaurantes que están realizando ciertas innovaciones, volviendo al origen de las recetas de antaño pero combinándolas con elementos contemporáneos. Esto ha servido para que nueve de ellos consiguieran alguna estrella Michelín en los últimos años.

Comer en Escocia

Visitar Kyle of Lochalsh es lo mejor si se comenzar por los mariscos, entre los que se encuentran cigalas, cangrejos y langostinos. También se puede optar por el pescado y elegir un tradicional fish and chips (pescado frito con patatas) en alguno de los habituales establecimientos que los sirven.

Si eres más de carne no te puedes perder el plato escocés más popular, denominado “haggis”. Es considerado el plato nacional. Es una sabrosa mezcla de carnes, aderezadas con especias y envueltas en estómago de cordero que adquieren el aspecto de una morcilla redondeada. Se pueden comprar envasados y listos para cocinar y se sirve acompañado con puré hecho a base de boniato y patatas.

Son famosas también las “bridies” de Forfar, que son empanadas de carne, el “Scotch pie” (pastel de carne de cordero), los ahumados de Abroath o un guiso de pollo con puerros y ciruelas que se llama “cook a leekie”.

Ahora que llega el invierno no te podrás resistir al “Scotch broth”, el caldo escocés por excelencia que se hace con cebada, verduras y carne. Por último, te recomendamos que visites las Islas Orcadas, no solo por lo maravilloso de su paisaje, sino por probar el queso que allí se produce, de sabor característico.

Son muchos más los platos que irás descubriendo durante tu estancia de inglés en Escocia. Investiga, pregunta y pruébalo todo, te sorprenderán los potentes sabores de los guisos locales, especialmente si tienes la suerte de que te los cocinen en casa.

Leer entrada



Aula Inglés. Idiomas y experiencias.