Aula inglés

Blog de Aula inglés



costumbres navideñas tradicionales en Dublín

Costumbres y tradiciones irlandesas de Navidad

La Navidad es un tiempo para disfrutar en familia, compartir, estar con los amigos… Sin embargo,  a veces la vida nos lleva a pasar estos momentos en otros lugares, con otras familias y amigos. Es el caso de nuestros estudiantes que se encuentran en Irlanda, aprovechando las vacaciones para realizar un curso intensivo de inglés, o un programa de au pair con inglés. Si tú también vas a estar en Irlanda durante las vacaciones, quizás te interese conocer algunas costumbres irlandesas de Navidad además de justo la canción famosa “Fairytale of New York” por The Pogues, probablemente la banda irlandesa más conocida a nivel mundial.

Tradiciones irlandesas de Navidad
                                                       Flickr

En primer lugar, no puedes perderte los mercadillos navideños, que podrás encontrar en todos los pueblos. El más popular de todos es  el mercadillo de Dublín, llamado “12 Days of Christmas”. Estará situado en los Docklands y en él podrás realizar tus compras navideñas, desde los típicos adornos para decorar el árbol hasta los más variados productos artesanales. Toma un descanso entre compra y compra y no te olvides probar un “Mulled Wine”,  una especie  de vino tinto caliente con especias que es popular por todo Irlanda y el Reino Unido. Si no te da tiempo a realizar todas tus compras navideñas, no te apures, pues a partir del día 26 podrás disfrutar de grandes ofertas en los comercios locales que duran hasta el fin de enero.

Los Irlandeses no celebran como nosotros la Nochebuena que se llama “Oíche Nollag” en el idioma nativo del país, aunque allí es  tradición colocar una o varias velas rojas encendidas en las ventanas de la casa, para dar la bienvenida a la Sagrada Familia. Este día no es una fiesta nacional, ya que se celebra el día siguiente, pero la mayoría de empresas y pubs cierran pronto para que las familias pueden hacer un gran esfuerzo para cenar juntas. Lo que sí sucede el día de Navidad, al igual que en España, es que los afortunados que han sido visitados por Santa Claus o “Father Christmas” como dicen, abren sus regalos.

Este día la gente come varios tipos de carne y vegetales asados, seguido de budín de Navedad o “Christmas pudding” y “Christmas cake”, o “ca’ca Nollaig” en irlandés, que es un pastel lleno de frutas, nueces, especias y brandy o whisky, cubierto de marzapán y “royal icing” que es un tipo de glaseado muy abundante en que se puede hacer diseños de navidad. Tradicionalmente se hace el pastel unos meses antes de la navidad, le dando más alcohol de vez en cuando, para que todos los ingredientes mezclen y el sabor sea fuerte.

Si estás cerca de la zona de Sandycove, al sur de Dublín, puedes darte un chapuzón en el mar de Irlanda  junto con una gran multitud que, desde hace tiempo, se reúne este día para nadar y pasar un rato divertido.

El día 26 de diciembre, St. Stephen, se celebra el “Wren Boys”, un desfile el que los jóvenes irlandeses salen a la calle disfrazados con palos y máscaras y haciendo el mayor ruido posible. El objetivo del desfile es pedir dinero a modo de nuestro tradicional aguinaldo, mientras tocan música, bailan y cantan canciones tradicionales. A cambio del dinero, los jóvenes regalan una pluma de la buena suerte.

Además, si te gusta la hípica, que es un deporte típico de Irlanda y un evento a que mucha gente asiste, cada año se celebran en Dublín el “Leopardstown Christmas Racing Festival”  y  en Limerick “The Limerick Racing Festival”, ambos desde el día 26 hasta el 29 de Diciembre.

Y para Nochevieja, ¿aún no tienes planes? Si estas en Dublín no te pierdas el “Countdown Concert”, en el que podrás disfrutar de una gran variedad de artistas. Si por el contrario prefieres algo más tranquilo (y gratuito), puedes deleitarte con la procesión popular de las luces, en la que podrás disfrutar de un espectáculo de luces amenizado con música y danza.

Para finalizar el día, una buena recomendación es acudir a la Christ Church Cathedral, en el centro, para escuchar las campanas y celebrar la llegada del nuevo año con tus amigos o tu “host family”.

Las fiestas finalizan el día 6 de enero, en el que se celebra “Nollaig na mBan”, día en el que las mujeres se van de celebración y los hombres se encargan de las tareas de la casa. Además, este día los irlandeses retiran todos los adornos navideños pues continuar despues de la Noche de Reyes, o “Twelfth Night” como dicen los anglohablantes, con ellos les traería mala suerte al resto del nuevo año. Uno de los adornos navideños más utilizados mundialmente es la corona navideña o “(holly) wreath”, que proviene de Irlanda.

Ahora que ya tienes las claves de cómo pasar la mejor Navidad en Irlanda, solo falta despedirse como diría un irlandés: “Nollaig Shona” o “Merry Christmas”.

Leer entrada


Celebrar la Navidad en Dublín

Como la época navideña se acerca, es el momento de empezar a hacer planes para pasarla de la forma más divertida estés donde estés. Dublín se pone de fiesta durante estas fechas, adornando sus calles con guirnaldas y luces de colores, por lo que si estás realizando tu estancia de inglés en Irlanda o tu programa de au pair en la capital de la isla, te recomendamos que sigas leyendo.

Dublin en Navidad

Fuente: flickr 

La ciudad celebra cada ocho años el “Dublin Docklands Christmas Festival”, un evento que este año tendrá lugar desde el 12 al 23 de diciembre en el Georges Dock y sus alrededores. Todos los años se instala un mercado, abierto durante todo el día, en el que puedes probar una buena selección de la comida irlandesa más típica para estas fechas. Este año promete ser mayor y mejor, con algunas sorpresas añadidas a los eventos habituales.

Entre los platos que podrás saborear durante tu visita está la carne irlandesa a la parrilla, el cerdo barbacoa o una buena y calentita sopa goulash. De postre prueba las magdalenas caseras, el pastel de zanahoria o una buena taza de chocolate caliente antes de terminar la visita. Y no te vayas sin darle un mordisco al turrón, en Irlanda se prepara un turrón casero exquisito.

El mercado es un buen sitio también para adquirir tus regalos navideños, pues está lleno de bonitos puestos de artesanía. Joyería, cosméticos, encuadernados tradicionales, velas de Navidad o tarjetas de felicitación son solo algunas de las cosas que encontrarás en los puestos. Visítalos mientras bebes un poco de vino caliente para combatir el frío o te animas a cantar algunos villancicos junto a los lugareños.

Por último, para cada día se han planificado distintas actuaciones y espectáculos que animarán aún más la velada. Desde el jueves, en el que se inaugura el festival a base de ritmos cubanos, durante todos los días en que está instalado será posible elegir entre distintos tipos de música, desde las tradicionales gaitas irlandesas a la electrónica más actual, pasando por rock brasileño o rumba. Seguro que encuentras más de un momento para lanzarte a la pista de baile.

La Navidad llega a Dublín, y con ella las luces. Las calles de la capital irlandesa brillan con el alumbrado y los árboles de Navidad, el famoso Temple Bar, la calle de bares por excelencia de la isla del trébol, es un resonar de canciones navideñas y pubs decorados para la ocasión, y las zonas de tiendas se agitan como en ninguna otra época del año. Puntos clave son además los mercados tradicionales de estas fechas, y una visita obligada al centro comercial Stephen’s Green. Como en todas las grandes ciudades la Navidad es época de luces y decoración, lazos gigantes cubren muchos edificios y no es difícil encontrarse abetos iluminados en cada rincón.

Además, si exploras  un poco la zona puedes encontrar lugares muy interesantes tales como la Meeting House Square. Esta plaza, situada  detrás del cine Irish Film Institute y que durante el año acoge mercados de comida y actuaciones musicales, se transforma en Navidad en un cine al aire libre. Con una gran pantalla y un techo a modo de paraguas gigante que protege a los espectadores de la lluvia y el frío, es un lugar perfecto para disfrutar con los amigos de clásicos navideños tales como Frozen, Elf o Solo en Casa mientras te abrigas bien con una manta y tomas un chocolate caliente.

Otra actividad que puedes hacer es patinar sobre hielo en Smithfield, una de las principales calles de la ciudad, junto a miles de puestos de artesanía, un taller de Papá Noel donde los niños  pueden pedir sus deseados juguetes a Santa Claus y pintar dibujos sobre pan de jengibre mientras los más mayores recargan fuerzas en un puesto de comida caliente.

Para despedir el año qué mejor que asistir al concierto de Fin de Año en College Green, justo enfrente de Trinity College. Se celebra entre las 8pm y las 12am e incluye las actuaciones de artistas tales como Kodaline y James Vincent McMorrow así como grupos tradicionales irlandeses. Es la manera perfecta de recibir el nuevo año en compañía de tus amigos y familia.

Si quieres saber más sobre el festival, puedes entrar en su página web y echar un vistazo a la programación y a las fotos de las ediciones anteriores.

Disfruta de la Navidad en el extranjero con nuestros cursos de idiomas.

Leer entrada



Aula Inglés. Idiomas y experiencias.