Aula inglés

Blog de Aula inglés



consejos salud

Salud en el extranjero

Deseamos que durante tu estancia en un país de habla inglesa tengas los menos percances posibles, pero como siempre hay que ser previsor, te recomendamos que leas los siguientes consejos sobre salud en el extranjero.

Es importante que al apuntarte tu curso en el extranjero menciones cualquier medicación o tratamiento médico que estés siguiendo, o enfermedad importante que tengas o hayas tenido en el pasado, o si necesitas cualquier atención especial por parte de tu monitor o familia.

Como ciudadano de la Unión Europea tienes derecho a un médico y asistencia médica gratuita en Inglaterra, Irlanda y Malta, sin necesidad de pedir ninguna autorización previa al viaje en España. No obstante, no está de más que lleves tu tarjeta si dispones de un seguro médico privado, o que contrates el que te proporcione la escuela donde has adquirido tu curso. En EEUU deberás contratar un seguro privado para la duración de tu estancia en ese país, que también te cubrirá (mediante reembolso a tu vuelta -guarda todos los comprobantes de compra-) el coste de las medicinas que pudieras necesitar. Tu familia en ese país o tus monitores en la escuela o residencia te indicarán cuál es el centro médico u hospital más cercano, y te acompañarán si necesitas ir.

Si vas a estar durante unos meses en Inglaterra, Irlanda y Malta, te interesa darte de alta en un médico de medicina general.Salud en el extranjero Para registrarte necesitarás un comprobante de que eres estudiante, tu pasaporte/DNI y un comprobante de tu domicilio. Te enviarán una tarjeta médica con un código de identidad individual, el cual también puedes usar para registrarte con el dentista. La consulta con el médico es gratuita, pero las medicinas tienen un coste (aunque a veces para estudiantes o menores pueden tener descuento, pregúntalo).

Debido al cambio de estilo y ritmo de vida y climatología, es frecuente que te constipes o incluso tengas un poco de fiebre en los primeros días. Coméntaselo sin pudor a tu monitor o familia anfitriona. Puedes comprar los remedios para enfermedades menores como dolores de cabeza y catarros comunes en cualquier farmacia, supermercado y otras tiendas como puestos de periódicos. Están disponibles a la venta sin receta y el farmacéutico puede asesorarte.

La mejor manera para conservarse sano en el extranjero es de la misma manera que lo harías en casa: come sano (no compres comida en cualquier sitio, antes de beber de fuentes asegúrate que el agua es potable y trata de comer equilibrado), respeta los horarios, haz ejercicio con regularidad y asegúrate de dormir suficientes horas. Seguramente podrás terminar tu curso sin visitar al médico. Como dice un refrán inglés: “An apple a day, keeps the doctor away” (“Una manzana al día, mantiene al médico lejos”).

Leer entrada