Aula inglés

Blog de Aula inglés



agencias au pair

Cambios en la legislación del programa Aupair en Irlanda

Trabajar como au pair, especialmente en países anglosajones, se ha convertido en una de las opciones más demandadas por estudiantes y profesionales que desean mejorar su nivel de inglés y su formación en general. En este artículo nos vamos a centrar en la legislación actual del programa de Aupair en Irlanda y sus modificaciones.

La modalidad supone una relación entre el estudiante y una familia local que le acoge a cambio de realizar tareas del hogar y el cuidado de los niños. Para el aprendizaje de una segunda lengua esto es especialmente valioso, pues supone una inmersión directa en el entorno y el contacto con la cultura y las costumbres del país de acogida.

La estancia en países como Reino Unido, Noruega o Alemania suele ser costosa, por lo que optar por un trabajo de au pair es una opción que genera estabilidad. El número de solicitudes a través de agencias especializadas y programas gubernamentales ha ido en aumento en los últimos años.

 

au pair irlanda

 

¿Cómo se regula la situación de las au pair?

En 1969 se firmó el primer Tratado Europeo para la Colocación de Aupair, el cual fue suscrito por nueve países de la región. A partir de esta fecha se han ido adhiriendo otros Estados al convenio, entre ellos España, que lo hizo en 1988.  Otros destinos como el Reino Unido, Alemania o Irlanda tienen sus propias disposiciones.

Dicho tratado deja claro que la colocación de au pair es una actividad intercultural y, por tanto, los estudiantes no pueden ser considerados como empleados ni recibir los beneficios del sistema de contratación.

Es verdad que existen remuneraciones, las cuales oscilan entre 90 y 100€ semanales, pero son producto del acuerdo entre las partes. De hecho, las condiciones de acogida suelen pactarse a través de un acuerdo escrito en las primeras etapas del proceso, el cual incluye plazos, labores a realizar y fechas de descanso.

 

Modificaciones legales en Irlanda

Gracias a la hospitalidad de sus habitantes, el carácter cosmopolita de ciudades como Dublin y Belfast y el verde de sus paisajes, Irlanda es uno de los principales destinos de miles de estudiantes que año tras año llegan en calidad de au pair.

Sabemos de casos de au pair que han prolongado su estancia en Irlanda durante años y que, gracias a lo fructífera de su experiencia, han animado a que nuevos estudiantes se atrevan a dar el paso. En Irlanda siempre hay una familia dispuesta a acoger a chicos y chicas a cambio de un par de tareas en casa.

No obstante, en ocasiones la relación no es tan fluida y las expectativas de la familia con respecto al papel del estudiante son mayores que las que marca el acuerdo. Se trata de casos aislados, pues gracias el trabajo de las agencias es posible garantizar una buena experiencia para ambas partes. El elemento clave parece estar en la claridad que exista a la hora de fijar las condiciones.

Para evitar estas diferencias, la Agencia Nacional de Derechos de Empleo (NERA) ha anunciado la entrada en vigor de nuevas medidas para la acogida de estudiantes que trabajen como au pair. Veamos en qué consisten:

Sin embargo, esto ha provocado que algunas organizaciones denuncien la existencia de casos de explotación laboral por parte de las familias que proporcionan alojamiento a los estudiantes extranjeros, especialmente a chicas de entre 18 y 34 años. El Centro de Derechos de los Migrantes de Irlanda (MRCI) calcula que en el país hay al menos 2000 au pair expuestas a esta situación.

Las actividades de trabajo doméstico están contempladas dentro del régimen laboral irlandés. Sin embargo, éste carece de una mención o marco para la contratación de au pair, lo cual supone un vacío legal significativo.

Según el MRCI, para algunas familias irlandesas tener una au pair en casa es sinónimo de mano de obra barata. El hecho de que no exista una normativa vigente al respecto deja a su consideración temas como los pagos, las actividades a realizar o los descansos de las chicas, quienes pocas veces se atreven a denunciar.

Para evitar nuevos episodios de este tipo, la Agencia Nacional de Derechos de Empleo (NERA) ha anunciado un cambio de las condiciones de contratación de los estudiantes au pair. Algunos de estos cambios son:

  • A partir de 2016, se inicia un proceso de transición en el que el sistema laboral irlandés, las escuelas de inglés para alumnos extranjeros y las agencias de contacto en otros países deben acoplarse a las nuevas condiciones para la contratación bajo esta modalidad.
  • Los au pair serán reconocidos como empleados domésticos. Esto quiere decir que, además del contrato con las condiciones debidamente detalladas, la familia debe pagar un salario básico mensual. Actualmente, en Irlanda un au pair recibe alrededor de 100 ó 120€ semanales para sus gastos. Con la nueva medida, dicho monto podría subir hasta 166€.
  • El alojamiento y la alimentación seguirán siendo costeados por parte de la familia acogedora y en ningún caso será un elemento a negociar entre las partes.
  • Como es probable que las familias deban pagar un poco más que con las condiciones actuales, es lógico que en los procesos de selección se le exija a los au pair mayor experiencia en cuidado de niños o en labores de limpieza de la casa. Es una forma de compensación.
  • A su vez, las agencias de contacto especializadas en au pair deberán llevar a cabo un proceso de preselección más riguroso de los candidatos, dentro del cual se podrán aportar títulos o certificaciones de cursos de puericultura u otros que sean de relevancia para el proceso. Esto ayudará a que cada estudiante sea destinado a un hogar que cubra sus necesidades y en donde pueda desempeñar las labores con las que se comprometa en el contrato.
  • Del mismo modo, se intensificarán los controles por parte de la Agencia Nacional de Derechos de Empleo (NERA), que es la encargada de velar por el bienestar de los trabajadores dentro del territorio irlandés. En caso de encontrar alguna inconsistencia, será este organismo el que tome las medidas pertinentes para garantizar el bienestar de los estudiantes.

En Aula Inglés ya estamos trabajando para adaptarnos a estas medidas. Nuestra meta sigue siendo garantizar el bienestar de los estudiantes y las familias a través de servicios como la asistencia, el acompañamiento telefónico o por correo electrónico, los sellos de calidad y la garantía del cumplimiento de acuerdos, entre otros.

 

Ahora más que nunca, es muy importante realizar tu estancia au pair a través de una agencia, para asegurarte que la familia cumple la legislación.

 

 

Leer entrada