Aula inglés

Blog de Aula inglés



Consejos para padres

Alojamientos para un curso en el extranjero: ¿familia o residencia?

El alojamiento es uno de los aspectos más importantes de definir cuando estamos a punto de vivir una experiencia de inmersión en un país anglosajón. Sin embargo, no se trata solo de una cuestión de comodidad o bienestar; si sabes aprovecharlo, puede ser una fuente directa de aprendizaje del idioma.

Recuerda que, en una situación como esas, son valiosos tanto los conocimientos que adquirimos en la academia o centro de estudios en donde hagamos nuestro curso como lo que podamos adquirir en el día a día de nuestra estancia.

 

Alojamientos para un curso en el extranjero: familia o residencia

 

La inmersión en el inglés y distintas formas de alojamiento

Algunos estudiantes prefieren alojarse por su cuenta en residencias específicamente diseñadas para la ocasión. Son lugares en los que se les proporciona todo lo relacionado al alojamiento al más estilo universitario.

Otros, por el contrario, son partidarios de compartir un piso con compañeros o amigos que tengan inquietudes e intereses similares. Es lo que sucede con muchos de los españoles que estudian y trabajan en grandes ciudades del Reino Unido, como Londres, y que hacen piña para ahorrar gastos y acompañarse unos a otros.

Un tercer grupo, aunque menos significativo que los otros dos, lo conforman aquellos que optan por vivir una experiencia de inmersión plena y obtienen una plaza para vivir junto a una familia nativa durante toda su estancia.

Este último caso es el de las AuPair, chicas que encuentran alojamiento en casas de familias británicas (o del país que hayan elegido como destino) y que compaginan sus estudios con labores domésticas por las que reciben un salario básico. Es otra de las formas de inmersión plena más demandadas en la actualidad.

Sin embargo, no es una opción exclusiva para chicas que cumplan con este perfil. Es posible vivir en casa de una familia nativa simplemente para enriquecer tu experiencia lingüística y, de paso, aprender otras costumbres.

 

¿Por qué elegir una familia de acogida si viajas al extranjero?

Numerosas familias en los países anglosajones esperan con los brazos abiertos a todos aquellos estudiantes que quieran tener un contacto directo con sus costumbres, sus hábitos, su cultura y, claro, con el idioma inglés.

Pese a que en los últimos años han surgido nuevas alternativas para el alojamiento de estudiantes y profesionales en un país angloparlante, en la actualidad ésta continúa siendo una de las opciones más demandadas. ¿Por qué ocurre tal cosa? ¿Qué hace tan interesante el hecho de vivir con una familia nativa?

  • Evitarás los trámites propios de los alquileres. Bien es sabido que para alquilar una habitación o un piso en ciudades como Londres o Dublín se exigen requisitos que muchas veces no podemos cumplir. También que el trámite no siempre es tan rápido como nos gustaría. Pues bien, con una familia de acogida no pasarás esos problemas: todo estará al alcance de tu mano.
  • Tendrás contacto directo con la cultura del país de destino. Vivir con una familia te ayudará a aprender todo lo relacionado con la cultura del lugar que hayas elegido para tu estancia. ¡Y lo vivirás en primera persona y día a día!
  • Mantendrás contacto directo con el inglés. También es la mejor elección si aspiras a tener un buen dominio de este idioma. El trato diario con tu familia de acogida te ayudará a enriquecer tu vocabulario, a comprender algunos giros lingüísticos, a identificar sonidos y acentos y, en últimas, a hablar casi como un nativo. ¡Es casi tan valioso como una escuela!
  • No perderás tiempo en búsqueda de pisos o habitaciones. Si hablas con una agencia o contactas con la familia de acogida con antelación, no tendrás que destinar tiempo de tu estancia en la búsqueda de un sitio para vivir, algo que por lo general suele ser engorroso y requiere dedicación.

 

Ventajas de elegir una residencia para estudiantes

La otra gran alternativa por la que optan algunos estudiantes es vivir en una residencia durante el tiempo de su estancia en el extranjero. Londres, por ejemplo, es una capital que recibe anualmente a cientos de estudiantes con este objetivo y por ello algunas zonas de la ciudad (o de su periferia) están destinadas exclusivamente a su acogida.

Las residencias estudiantiles son una opción convencional, pero que también supone algunas ventajas. Repasemos algunas:

  • Entrarás en contacto con personas con intereses similares. Muchas de las residencias en el extranjero sirven para compartir tu experiencia con otros estudiantes que han llegado allí con aspiraciones similares a las tuyas. Y de ahí al compañerismo la amistad y solo hay un paso. Además, ten en cuenta que al vivir en el extranjero tus redes de apoyo se reducen y, por tanto, es importante contar con personas de tu confianza.
  • Son flexibles en lo referente al tiempo de estancia. Existen residencias que te proporcionan alojamiento solo por unos días y otras por un año entero. Es cuestión de elegir la que más te convenga en función de tu curso de inglés. Incluso, algunas residencias acogen estudiantes que trabajan y estudian a la vez.
  • Hay muchas opciones según tus necesidades geográficas. Vivir lejos de tu escuela o centro de estudios puede convertirse en un problema, sobre todo en ciudades grandes como Londres o Dublín. Por ello, siempre puedes elegir una residencia que esté cerca de la zona geográfica en la que te mueves; no tienes que ceñirte a algo preestablecido.
  • Tendrás cubiertos otros servicios básicos. La alimentación, el lavado de ropa y el acceso a Internet, entre otros, son servicios que suelen incluirse en los paquetes de alojamiento de las residencias para estudiantes. Esto es algo que supone una gran ayuda, sobre todo porque podrás centrarte en tus estudios sin preocuparte por estas cuestiones.

 

 

Vivir con una familia de acogida o en una residencia de estudiantes son alternativas de alojamiento que pueden ayudar a que tu experiencia de inmersión lingüística en un país angloparlante sea más fructífera y cómoda. Ninguna es mejor que otra. Todo depende de tus prioridades, de tu capacidad de adaptación y de tu facilidad para compartir con otros y aprender de ellos. Y tú, ¿cuál elegirías?

Leer entrada


Niñeras bilingües, una opción eficaz para el inglés de tus hijos

La educación en inglés y el cuidado de los niños, sobre todo cuando no han superado los 5 años, son dos temas que los padres suelen abordar por separado: consiguen una canguro que esté con ellos durante las horas libres y eligen un cole para que pasen buena parte del día bajo la tutela de sus profes.

Sin embargo, ¿te has preguntado qué pasaría si el aprendizaje en inglés y el cuidado de los niños fuesen de la mano? ¿Es posible hacerlo?

La respuesta es sencilla: sí. De hecho, desde hace algunos años ha surgido una opción que intenta dar respuesta a esta necesidad de muchos padres: las llamadas niñeras bilingües, es decir, chicas que además de cuidar a los niños durante las horas libres del día, les enseñan inglés sin que los peques apenas lo noten.

niñeras bilingües

 

Algunas razones para elegir una niñera bilingüe

No lo decimos nosotros: según un reciente estudio del portal Yoopies, 4 de cada 10 padres de familia en Europa que busca una persona para encargarse de sus hijos prefiere contratar a una canguro que hable un segundo idioma. Y en lo que se refiere al inglés, el porcentaje es del 44%.

Las razones para ello son varias. Para empezar, los padres son conscientes de que los primeros años de vida son los mejores para familiarizarnos con los idiomas, pues el cerebro es mucho más flexible y los niños absorben los conocimientos de forma natural.

De esta forma, al llegar a la primaria o a la educación secundaria, los niños ya tendrán una base sólida de habilidades lingüísticas en ingles que les facilitará su aprendizaje y simplemente se dedicarán a perfeccionarlo.

Es más, si se trata de una niñera bilingüe, los niños ni siquiera notarán que están en proceso de aprendizaje de una segunda lengua. He ahí la clave de una canguro: les enseñan el idioma mientras juegan, comen, leen, dibujan, ven la televisión y realizan el resto de sus actividades diarias con normalidad.

Además de ello, también influye el hecho de que las canguros pasan una buena parte del tiempo con los niños cada semana,con lo cual esas horas puedan aprovecharse para insistir en el aprendizaje del inglés de forma natural.

 

Niñeras bilingües: ¿españolas o extranjeras?

 

En el caso de España, lo más habitual es que los padres soliciten canguros nativas que recojan a sus hijos del colegio, les den la merienda, les ayuden a hacer los deberes y les cuiden durante las horas libres del día.

Sin embargo, ese perfil es el más escaso, pues son pocas las chicas extranjeras que se animan a trabajar en ello.De ahí que otra opción sea la de contratar españolas con un alto nivel de inglés, biendebido a su formación académica o porque hayan vivido en primera persona una experiencia de inmersión lingüística en un país anglosajón.

Sin embargo, también existen estudiantes extranjeras que se animan a ofrecer sus servicios como canguro durante sus tardes libres y sin la necesidad de residir en los hogares de las familias para las que trabajan.

 

¿Qué ganan los niños (y las familias) con una niñera bilingüe?

Independientemente de si es una chica nativa o no, lo realmente importante es que demuestre conocimientos en inglés y los niños se familiaricen con el idioma sin que les resulte algo forzado, pesado ni mucho menos aburrido.

Las niñeras bilingües son una tendencia que continúa en ascenso y que probablemente se consolide a corto o medio plazo. Por ello, si aún no tienes claros los beneficios que esto supone para ti y para tus hijos, aquí te damos algunos:

  • Más económico que las clases particulares:

Las clases particulares de inglés no son especialmente económicas. Y aunque una niñera bilingüe cobre en promedio entre 8/9€ la hora (algunas veces un poco más), recuerda que en ese caso estás incluyendo las labores de cuidado y la enseñanza del inglés. A eso nos referíamos al inicio del post cuando nos preguntábamos cuál era el efecto de juntar las dos cosas. Pues bien, ya lo sabes.

  • Aprendizaje y cuidado a la vez:

También es una ventaja si miras el tiempo invertido. Si antes tus hijos tenían que prepararse para una clase particulary disponer del tiempo preciso para ello, ahora ese tiempo está implícito en las horas que la canguro les cuida. Es decir, la chica se encarga de hacer dos cosas a la vez.

  • No requiere ningún método escolar:

Vale que la canguro no enseñe inglésen un aula con pupitres y pizarra. Pero en este caso es mucho mejor. ¿Por qué? Porque la idea es que tus hijos se familiaricen con el idioma sin que se den cuenta de ello, es decir, hablando, comiendo, jugando o haciendo cualquier otra cosa de sus rutinas. Además, si ya han estado en el colegio, seguro que lo que menos les apetece es sentarse a escuchar una clase de inglés en el formato tradicional. La clave está en que aprendan mientras se divierten y sin que se den cuenta de ello.

  • Enseñanza personalizada.

Algunos cursos de inglés no ofrecen el grado de cercanía que sí tienen, por ejemplo, las clases particulares. De hecho, para ello han sido diseñadas. Eso mismo pasa cuando contratas a una niñera bilingüe, pues recuerda que el principal objetivo de la chica es cuidar de los niños en las horas que tú no puedes hacerlo. ¿Se te ocurre otra forma más idónea para que ella y tus hijos interactúen?

 

 

Si ya te has decidido a contratar una niñera bilingüe para tus hijos, puedes recurrir a los servicios de una agencia especializada para que tengas mayores garantías tanto en la selección de las candidatas como en las etapas posteriores del proceso.

Recuerda que en Aula Inglés llevamos varios años seleccionando personal cualificado para la enseñanza del inglés y que en este caso también podemos orientarte en tu proceso de elección. Sigue nuestro proceso y encontrarás a la chica que buscas.

 

Leer entrada


Papel de las agencias que ofrecen cursos de inglés en el extranjero

Hacer un curso de inglés en el extranjero es la meta de muchos. La inmersión en un país anglosajón, así como el contacto directo con su cultura y sus costumbres, es una vía directa para el aprendizaje de alto nivel. Sin embargo, a la hora de materializarlo cada cual tiene sus formas. Unos prefieren irse a la aventura e improvisar en cada etapa del camino; algunos se aferran a las redes de familiares, amigos o conocidos; y otros, sobre todo si es su primera vez fuera del país, contratan los servicios de una agencia de idiomas.

Esta última figura se ha ido consolidando a medida que el interés por el aprendizaje del inglés aumenta. Al principio eran pocas las agencias que se dedicaban a gestionar este tipo de ofertas y sus servicios asociados.

Las cosas han cambiado desde entonces. Ahora desempeñan un papel protagonista en el sector de las ofertas académicas de inglés. Contactar con ellas ha dejado de ser algo reservado a unos pocos para convertirse en un sinónimo de seguridad, planificación, confianza, agilidad y acompañamiento, entre otros.

 

Si estudio inglés fuera, ¿qué me ofrece una agencia?

A la hora de valorar si contratas una agencia de cursos de inglés en el extranjero, seguro encontrarás testimonios a favor y en contra. Hay excelentes experiencias de personas que han gestionado su propia estancia, como también de otras para quienes la intervención de un servicio de este tipo ha sido fundamental.

No obstante, más allá de la capacidad de adaptación y gestión de cada uno, lo que sí podemos decirte es que las agencias son un valor añadido en cualquier desplazamiento que realices en el extranjero.

Es cierto que contratar los servicios de una agencia supone un gasto adicional, pero en el fondo se trata de una inversión para garantizar una buena experiencia.

¿Quieres saber las ventajas de hacerlo? Aquí te damos unas cuantas:

 

a) Rapidez en los trámites:

Una de las ventajas de contratar este servicio es que el personal de las agencias te ayuda a gestionar los trámites previos al desplazamiento, por ejemplo los permisos de estancia, el alojamiento, el seguro médico, entre otros. El alumno no debe preocuparse más que por presentar la documentación.

b) Intermediación con las escuelas o centros:

Además, los profesionales de las agencias sirven de intermediarios entre los alumnos y las escuelas. Si se trata de tu primera experiencia en el exterior y aún no dominas el inglés como para informarte sobre el programa académico, los horarios, la ubicación de la escuela y otros aspectos, este servicio puede ser de gran utilidad. Sólo debes transmitir tus dudas y comentarios a los miembros de la agencia y ellos se encargarán del resto.

c) Programas de confianza:

Las agencias ofrecen programas académicos de calidad. Esta es quizá la ventaja más significativa a la hora de contratar los servicios de una de ellas. El personal encargado suele tener contacto directo con las escuelas y centros de enseñanza del inglés  y se aseguran de que los servicios ofrecidos cuenten con las garantías para una experiencia plena y satisfactoria. Esto es muy importante, pues nunca faltan casos de personas que son engañadas con programas inexistentes o falsas promesas.

agencia ingles de confianza

 

d) Planificación del desplazamiento:

Si no tienes idea de cómo es el lugar al que te diriges, viene bien que unaagencia te asesore en cuestiones como tu sitio de alojamiento, los medios de transporte, el clima, el carácter de la escuela ocentro y hasta en aspectos relacionados con la cultura, las tradiciones y la cotidianidad. Esto, aunque parezca demasiado básico, puede facilitar tu experiencia.

e) Acompañamiento:

Dentro de su catálogo, algunas agencias ofrecen acompañamiento y asesoramiento permanentes a los estudiantes durante el tiempo que dure el curso. Esto quiere decir que encontraras una interlocución activa a la hora de transmitir cualquier duda, comentario, sugerencia, conflicto o eventualidad. La función de la agencia es garantizar el bienestar de los alumnos.

 

Criterios para seleccionar tu agencia de inglés

Eso sí, antes de hacer la maleta y subirte al avión, asegúrate de que la agencia que has elegido cubrelas necesidades que se derivan de tu estancia en el extranjero. Echa un vistazo a los criterios que te proponemos para una buena elección:

  • Retroalimentación.Analiza el nivel de retroalimentación de la agencia y la manera en que atiende a tus necesidades.Sus respuestas deben ser eficaces y rápidas. Su disponibilidad debe ser permanente.
  • Conocimiento del sitio de destino.Tu agencia debe conocer el sitio al que te desplazarás; de este modo podrá atender con mayor diligencia y dominio tus necesidades como estudiante.
  • Conocimiento de la escuela.Por supuesto, es necesario que en la agencia sepan cuál es el carácter de la escuela a la que vas, cómo son sus programas y cuáles son sus métodos de enseñanza. Recuerda que la agencia actuará como intermediario entre el lugar de enseñanza y el alumno.

 

Aula Inglés cuenta una reconocida experiencia en cursos de inglés en el extranjero y te ofrece precios asequibles, aprendizaje de calidad, seguimiento, acompañamiento y cumplimiento de las normativas vigentes en la materia.

 

 

Leer entrada


Cómo seleccionar a la Au Pair ideal

Si ya te has decidido a acoger a una Au Pair en tu hogar, debes tener en cuenta que se trata de un proceso que requiere toda tu atención. De lo contrario, la experiencia puede resultar menos satisfactoria de lo que esperas.

Elegir Au pair en España
Fuente: Flickr

Las agencias actúan como intermediarias, pero sólo la familia acogedora sabe con total certeza cuáles son sus intereses en el proceso y qué cualidades debe tener la persona a la que se acoge para el cuidado de los niños o las labores domésticas.

Aunque no existe una ecuación que garantice el éxito del proceso selectivo, sí que puede hablarse de una serie de criterios que deben tenerse en cuenta a la hora de elegir la Au pair ideal:

  1. Si la entrevista se realiza presencialmente o a través de Skype, es necesario que no sólo se fije en las cosas que se dicen, sino también en otras que se infieren de las respuestas dadas. Por ejemplo: los gestos, el tono de voz, las posturas, la indumentaria, entre otros. La idea es hacerse una idea integral de la persona.
  2. Permita que sus hijos participen en la entrevista, pues finalmente serán ellos quienes pasen más tiempo con la Au Pair. Déjeles preguntar con libertad; seguro que de sus preguntas, por inocentes que parezcan, también sacará información valiosa.
  3. Tenga en cuenta, sin embargo, las diferencias culturales a la hora de entrar en contacto con esa persona. Puede que el flujo de la conversación no sea el adecuado debido a expresiones o términos que no tienen equivalencia en español. Por eso, fíjese en el contexto de las frases o pregunte, directamente, por su significado.
  4. Recurra, si puede, a otras familias que ya tengan experiencia en la acogida de alguna Au Pair y conozca testimonios de primera mano. Este tipo de diálogos siempre vienen bien para un mejor dominio de la situación.
  5. Por último, no deje de utilizar las herramientas informáticas para solicitar opiniones sobre las candidatas a Au Pair que entren en contacto con usted. Un recurso bastante empleado es consultar los comentarios de los perfiles de las chicas o, incluso, entrar en contacto con una familia que ya le haya acogido. Sin duda, esto le ayudará a elaborar un perfil más completo de cada una.

Si quieres más información  sobre Au pair España ponte en contacto con Aulainglés y te asesoraremos sin compromiso.

Leer entrada


¿Alojamiento en familia o en residencia?

Cuando pensamos en enviar a nuestros hijos a un curso al extranjero, una de las primeras dudas que se nos plantea es elegir que se alojen en una familia de acogida nativa o en una residencia de estudiantes. ¿Dónde estarán mejor cuidados? ¿Dónde se sentirán más cómodos? ¿Dónde aprenderán más inglés?

Por nuestra experiencia, no hay un tipo de alojamiento perfecto, sino uno más adecuado para cada tipo de estudiante y que cambia según su madurez. Los estudiantes más jóvenes, que viajan por primera vez, o que son bastante dependientes de sus padres, es recomendable que se alojen en una residencia.

Las residencias en los países de habla inglesa suelen ser colegios privados, que durante el verano alquilan sus instalaciones a escuelas de enseñanza del inglés como lengua extranjera. En las residencias se alojarán grupos de españoles, pero también de otras nacionalidades, con lo que se favorece la práctica del idioma, el respeto por otras culturas y el aprendizaje a la convivencia.

Las comidas y las clases se suelen dar en la propia residencia, con lo que los estudiantes están muy controlados. Todos los días se organizan actividades deportivas, juegos o se proyectan películas. También se realizan excursiones periódicas, pero siempre van acompañados de monitores. Éstos duermen en la residencia, normalmente en habitaciones próximas a los estudiantes, por lo que están muy pendientes de sus necesidades y obligaciones en el curso.

De esta forma, al estar con otros niños españoles, no hablarán inglés todo el día, pero su integración será más rápida y se sentirán mucho más arropados por los compañeros y monitores. Esto facilita un mayor aprovechamiento del curso. También con esta opción se puede predecir como será las condiciciones de vida y como es el alojamiento porque no existen muchas diferencias entre las residencias a través de los colegios privados.

Residencia Liverpool

 

Por otra parte, el alojamiento en familia es lo más conveniente para estudiantes que ya han viajado antes al extranjero. Las ventajas son:

  • Reforzará constantemente lo aprendido en clase en situaciones totalmente auténticas que no podría encontrar en una residencia y que prepara el estudiante para el mundo real donde, especialement si tienen ganas de viajar o vivir en el extranjero en el futuro.
  • Vivirá las 24 horas al día de inmersión total en la forma de vida y cultura, enriquecimiento y crecimiento imprescindible para su madurez como persona.
  • Tendrá que resolver por sí mismo ciertas situaciones como despertarse, coger el autobús solo, comprar cosas en las tiendas, importantes para su independencia, por lo que no podemos pretender que el monitor esté las 24 horas detrás de nuestro hijo. Aunque por supuesto está disponible para lo que necesiten.

Tenemos que pensar que las familias inglesas, irlandesas o maltesas acogen estudiantes por motivos fundamentalmente económicos, aunque también pasan una serie de entrevistas y sesiones formativas que garantizan que son familias adecuadas para cuidar y relacionarse con jóvenes extranjeros. Por tanto, no podemos esperar que nuestro hijo tenga las comodidades y cuidados de casa. Además, las costumbres con respecto a estructuras de las casas, horarios y limpieza suelen ser muy diferentes a las de nuestro país. Lejos de suponer un “trauma”, esta experiencia ayudará al estudiante a apreciar más su vida en España y a valerse más por sí mismo, y además, el curso “sólo” dura un mes.

En realidad los estudiantes suelen encontrar una familia con que quieren mantenerse en contacto a causa de su generosidad y el ambiente más amable y acogedor que las residencias. Puede ser reconfortante saber que te quedas con una familia que conoce bien el lugar pero por supuesto eso no es garantizado – unas familias agotan más tiempo a la experiencia del estudiante que otras.

Normalmente las familias acogen 2 estudiantes por habitación y, en ocasiones, puede llegar a haber hasta 4 estudiantes en la casa, siempre del mismo sexo. Esto obligará al estudiante a ser ordenado y disciplinado a la hora de compartir las zonas comunes. Es recomendable que si el estudiante no tiene mucho nivel de inglés, comparta la habitación con otro estudiante español el primer año. No es bueno intentar forzar a que el estudiante hable inglés todo el tiempo. El aprendizaje de un idioma es algo progresivo, y hay que basarse en las capacidades existentes poco a poco para que el estudiante no piense en el idioma como actividad negativa y para que el estudiante tiene muchas ganas de mejorar su inglés.

Todas estas experiencias, aunque al principio “duras”, necesitan una adaptación, y así debemos explicárselo a nuestros hijos, ya que son muy positivas para ellos. A fin de cuentas, las cosas que les cuestan a primera vista serán las que les han ayudado al desarollo personal en cuanto a su independencia y sus habalidades linguisticas. La mayoría de estudiantes, sobre todo los que al principio están más a disgusto, luego no quieren volver a casa.

Leer entrada


Dinero de bolsillo “Pocket money”

Cuando nuestro hijo va a realizar un curso de idiomas en el extranjero queremos que no le falte de nada, incluso a veces lo que no tiene ni en su casa en España. Es normal si es su primer período fuera de casa, y sobre todo, fuera del país, que tengamos miedo a que pueda encontrarse en situaciones en las que necesite coger un taxi o comer fuera y se encuentre sin dinero.

Sin embargo, parte también de un curso de idiomas fuera es que nuestros hijos vayan adquiriendo la madurez de manejarse de manera independiente, y ahí se incluye el que aprendan a administrar su propio dinero.

Debemos tener en cuenta que normalmente el estudiante lleva todos los gastos “gordos” incluidos en el precio del curso y, por tanto, pagados con antelación desde España. Algunas organizaciones no incluyen ciertas excursiones, de ahí la importancia de informarnos bien antes de la salida para calcular el dinero que el estudiante debe llevarse, y de seguir el consejo de la organizadora de los cursos.

Dinero de bolsillo (pocket money)

 

Por nuestra parte, no recomendamos que los estudiantes lleven mucho dinero, ya que algunos tienden a no participar en actividades gratuitas de la escuela, o a comer fuera de casa en vez con la familia, alegando que tienen dinero para hacer otras cosas “más divertidas”, o comer cosas que les gustan más, que suelen consistir en “fast food” durante todo el curso. Esto no beneficia ni al bolsillo, ni a su salud, ni a la integración y el aprovechamiento del curso.

Creemos también conveniente que el estudiante sepa antes de la salida de qué dinero va a disponer durante el curso, y que tenga claro que, excepto causas de fuerza mayor, no podrá recibir más dinero. De esta manera, tanto padres como monitores podemos guiarlo a que lo reparta en un presupuesto diario, y el dinero extra para compras personales, para regalos a la familia, etc. Lo mismo creemos que debe ser aplicable al saldo en su teléfono móvil para que luego no vengan sustos en las facturas.

Hace años era bastante habitual el uso de los cheques de viaje o “traveller cheques”. Sin embargo, en la actualidad, con la extensión del uso de la tarjeta de crédito y del euro, se recomienda ésta última (con un “saldo máximo), junto con dinero en efectivo (ya en libras en el caso de Inglaterra). En cualquier caso, el dinero, efectivo o de plástico, debe guardarse escondido en la maleta y bajo llave.

Por añanidura hay la opción de un “Caxton fx currency card“. Esto aparato útil es una tarjeta permite al usuario retirar dinero de un cajero o utilizar la tarjeta en una tienda o restaurante sin cargos de moneda extranjera. Simplemente pedirlo en línea y esperar una semana para que llegue a tu casa. Luego, se puede poner dinero en la tarjeta de tu propia cuenta de banco por el sistema en línea. Esto es una manera fácil y eficiente de trasladar dinero de España a Inglaterra y una manera en  que te ahorrarás de muchos cargos innecesários.

 

Otra cosa para considerar es la posibilidad de que tu hijo abra una cuenta de banco extranjera. Si tu hijo estará en otro país durante período de tiempo prolongado es posible que esta sea la mejor opción. Si tu hijo tiene su propia cuenta de banco se puede trasladar el dinero facilmente de una cuenta extranjera a otra. También, si la familia anfitriona de su hijo decide que te gustaría pagarle por transferencia de banco, esto lo facilitaría. Claro, esta opción es un poco más complicada porque a menudo, necesitarás prueba de tu adrés. Lo mejor es solicitar un N.I. (national insurance number/número de seguro nacional) y cuando lo recibes, utilizar eso como tu prueba de adrés. Sin embargo, vale la pena recordar que hay cargos cuando trasladar dinero de una cuenta en un país a otra cuenta en otro país así que si piensas que tendrás que trasladar dinero a tu hijo de casa, es posible que esta no sea la mejor opción.

 

 

Leer entrada


¿Qué exámenes oficiales existen para certificar el nivel de inglés de mi hijo?

A continuación te explicamos las principales características de los exámenes oficiales de inglés en la Universidad de Cambridge:

  • Cambridge Preliminary English Test (PET)
    El Preliminary English Test (PET) es el examen más simple de los exámenes de Cambridge. Este curso da por supuesto que se entienden las situaciones más importantes de temas como el trabajo, la escuela, un viaje al extranjero o el tiempo libre, con la utilización de un vocabulario estándar. También es importante que el estudiante pueda hablar de forma coherente, aunque sea brevemente, de su día a día y de sus intereses, así como expresar experiencias, deseos y metas. Este test corresponde al nivel B1 del Marco Común Europeo de Referencia para las lenguas.

 

  • Cambridge First Certificate of English (FCE)
    El First Certificate of English (FCE) de la Universidad de Cambridge está diseñado para aquellos que quieren certificar sus conocimientos de inglés de cara a su trabajo, acceso a la universidad, etc. Este nivel implica haber adquirido los siguientes conocimientos: comprensión de textos complejos y temas abstractos, así como la capacidad de tener una conversación sobre temas específicos con nativos. También se presupone que el estudiante puede responder con pros y contras a una serie de preguntas. Como todos los demás exámenes de Cambridge, este examen se realiza en centros autorizados en fechas predeterminadas para todo el mundo. El FCE corresponde al nivel B2 del Marco Común Europeo de Referencia para las lenguas.

exámenes oficiales inglés

  • Cambridge Certificate in Advanced English (CAE)
    El Certificate in Advanced English (CAE) es el segundo examen más difícil de los que ofrece esta prestigiosa universidad inglesa. Las personas que quieran presentarse a este examen tienen que entender textos complicados y largos, al igual que las manifestaciones implícitas de los textos. Las conversaciones en inglés tienen que ser fluidas y espontáneas sin que se note que se están buscando determinadas palabras. Esto quiere decir que el estudiante sabe hablar inglés en su vida diaria, en el trabajo, en la universidad y en múltiples situaciones. Otro criterio más para este examen es servirse de diversos instrumentos estilísticos para hacer conexiones dentro del texto. El CAE corresponde al nivel C1 del Marco Común Europeo de Referencia para las lenguas.

 

  • Cambridge Certificate of Proficiency in English (CEP)
    El Cambridge Certificate of Proficiency in English (CEP) está pensado para estudiantes con un nivel avanzado, siendo el más difícil de todos. Está destinado a aquellos que, sin ser nativos, quieren obtener un diploma que certifique que pueden desenvolverse en la lengua inglesa sin fallos. El CEP corresponde al nivel C2 del Marco Común Europeo de Referencia para las lenguas.

 

Otros exámenes oficiales que certifican el nivel de inglés:

  • IELTS
    El examen IELTS (English Language Testing System) es uno de los exámenes de inglés avanzado más reconocidos. Con este examen se constata el nivel de inglés de aquellas personas que deseen estudiar o trabajar en un país angloparlante, y es reconocido en universidades, autoridades de inmigración y agencias de trabajo de todo el mundo.

 

  • TOEFL
    El examen norteamericano TOEFL (Test of English as a Foreign Language) es uno de los certificados más extendidos. Si no eres nativo y quieres solicitar una plaza en una universidad de EEUU, te será imprescindible. Al contrario que los exámenes de Cambridge, el TOEFL no se hace en unas fechas fijas, sino que siempre puedes concertar una cita en uno de los muchos centros acreditados. No hay un nivel mínimo para presentarse a este examen, pues la calificación viene dada por una escala continua de puntos.

 

  • TOEIC
    Estas siglas significan Test of English for International Communication, y es un producto de la compañía norteamericana ETS, al igual que otro bastante extendido llamado GMAT. Está pensado para aquellos que necesiten certificar su nivel de inglés para el trabajo. El sistema de exámenes funciona como en el caso del TOEFL.

 

Consulta aquí más detalles sobre cómo prepararte para tu propio examen oficial en el extranjero con completas garantías de éxito.

Leer entrada


Visados para estudiar en Irlanda

Los estudiantes con nacionalidad de la Unión Europea no necesitan visado para entrar en Irlanda; solo será necesario un documento identificativo con fotografía como pasaporte, carné de conducir o DNI.

Otros países fuera de la Unión Europea tienen acuerdos especiales con el Gobierno de Irlanda y no necesitan solicitar el visado para que sus ciudadanos puedan entrar en Irlanda como estudiantes, son:

  • Andorra
  • Argentina
  • Bolivia
  • Brasil
  • Chile Costa Rica
  • El Salvador
  • Guatemala
  • Honduras
  • México Nicaragua
  • Panamá
  • Paraguay
  • Uruguay
  • Venezuela

Sin embargo, para estos países que no tienen que solicitar el visado, el curso de inglés Visados para estudiar en Irlandareservado en su país de residencia debe ser pagado al completo, para que la academia en Irlanda pueda expedir toda la documentación que necesitan antes de su viaje, para se les permita la salida desde el país donde se encuentren residiendo y no tengan problema alguno con Inmigración a su llegada a Irlanda.

El resto de países que no se encuentran en esta lista necesitan solicitar la visa. El procedimiento es igual que el anterior, pero la documentación requerida, que te expide la academia elegida, debes presentarla personalmente en la Embajada o Consulado de Irlanda de tu lugar de residencia. Ten en cuenta que los trámites llevan entre 3 y 8 semanas.

Si sigues teniendo dudas, te sugerimos te pongas en contacto con la Embajada o el Consulado Irlandés de tu zona antes de viajar.

Si vienes por más de tres meses los estudiantes que no necesitan una visa para entrar a Irlanda, no deberán realizar ningún trámite desde su país, pero al llegar al aeropuerto deberán mostrar su pasaporte vigente y la carta de aceptación de la academia. Este y otros pasos te los explicaremos al momento de organizar tu viaje.

En el aeropuerto te sellarán una visa provisional por un mes y luego deberán consignar los requisitos exigidos en la Oficina Nacional de Inmigración (GARDA).

Los estudiantes de países latinoamericanos que deseen permanecer en Irlanda por un período igual o mayor a 6 meses pueden obtener una Visa de Estudio y Trabajo. La Visa de Estudio y Trabajo te permite permanecer en Irlanda por un período de 8 meses.

Para solicitar la Visa de Estudio y Trabajo es requisito indispensable que la longitud mínima del curso seleccionado sea de 25 semanas y que cumpla con un mínimo total de 15 horas de clase semanales.

Para obtener la Visa de Estudio y Trabajo en Irlanda tienes que:

  • Pagar el costo total del curso elegido previamente a tu llegada a Irlanda.
  • Cuando arribes al país, tienes que presentar una carta de aceptación que confirma que has pagado un curso de estudio de tiempo completo en una institución educativa irlandesa.
  • Tener un pasaporte valido.
  • Inscribirse para la visa durante las primeras semanas de tu estancia en Irlanda. Esto requiere abrir una cuenta bancaria en el país.
  • Pagar €300 como costo del trámite de inscripción para la visa.
  • Contratar un seguro médico privado que cubra la duración de tu estancia. Esto se puede hacer con la escuela. El texto de la póliza debe estar escrito en inglés.
  • Concurrir al menos a un 85% de tus clases.
  • Rendir un examen externo al finalizar tu curso.

Es responsabilidad del estudiante satisfacer los requisitos establecidos en esta sección para registrarse en Irlanda. Cuando un estudiante no cumple con estos requisitos, no podrá registrarse en Irlanda y permanecer en el país.

Leer entrada


 ¿ Qué destino elegir para mi hijo ?

“Los viajes son en la juventud una parte de la educación, y en la vejez, una parte de la experiencia”. Sir Francis Bacon, filósofo y estadista británico.

Es mejor contratar una organización de cursos de idiomas en España, que pueda ofrecerte todo el asesoramiento antes, durante y después de la estancia en el extranjero, y asegurarte la calidad de las escuelas en el país de habla inglesa y su idoneidad para cada tipo de estudiante.

Es importante que la persona de la organización pueda conocer y/o hablar con el estudiante, ya que, además de la opinión de los padres, un buen asesor podrá evaluar la madurez, nivel y objetivos académicos y extra-académicos del alumno para ubicarle en la escuela adecuada y conseguir el máximo aprovechamiento del curso.

Una atención personalizada es fundamental tanto por parte de la organización en España como en la escuela local.

Para poder comprender realmente una cultura, una lengua y un país nuevo hay que pasar un tiempo en él y aprovechar no sólo el tiempo de clase al realizar un curso en el extranjero, sino las experiencias, amigos, lugares y gentes que aparecerán ante los ojos del estudiante durante esos días.

Por tanto, la escuela no debe solamente contar con un buen profesorado, sino además con un buen programa de actividades extraescolares, que permitan la práctica del idioma a la vez que la diversión.

Una buena preparación de todo lo necesario para el viaje, incluye mentalizar al estudiante de que va a estar fuera de su entorno habitual, lo que exige ser abierto de mente y respetar otras costumbres y horarios, que necesitan un período de adaptación, y escuchar los consejos de monitores y profesores. Y los padres deben estar preparados para respetar ese período de adaptación y no ceder ante todas las “dificultades” que oirán por teléfono en los primeros días. Si se cumplen estas dos condiciones: buena elección de la escuela, y buena actitud, la estancia en el extranjero del niño o adolescente en el país de habla inglesa será todo un éxito.

Estudia en Irlanda

 

Mandar a tu hijo al extranjero es una excelente opción para pasar el verano. Así, podrá aprovechar las vacaciones y el tiempo libre para descubrir experiencias nuevas, aprender idiomas y para que se divierta.
Pero sabemos que para algunos padres, el principal inconveniente de mandar a su hijo a un país extranjero
es que les inspira temor. En efecto, si el niño es menor de edad, es normal que los padres se preocupen por su seguridad y quieren lo mejor para su hijo.
Sin embargo, los viajes por Inglaterra o Irlanda se han vuelto cada vez más comunes entre la gente y Europa es cada vez más pequeña. Hay muchas posibilidades de viajar al extranjero: desde los que quieren mandar a su hijo al extranjero como estudiante de intercambio, a los que quieren simplemente que pase unos meses aprendiendo.
Efectivamente, si quieres que tu hijo pase una buena estancia, lo más  importante es elegir un país donde sabes que se sentirá bien y que le gustará por supuesto. Por eso, es fundamental que tengas en cuenta su aviso sobre el país y sus preferencias para que se lo pase bien.
Otra condición importante es que los menores de edad deben tener un seguro de viaje que es obligatorio y que las agencias suelen incluir en el precio de la estancia en el extranjero. También deben tramitar la Tarjeta Sanitaria Europea en la oficina de la Seguridad Social.
Además, durante sus estancias, los estudiantes deben tener una actitud positiva y ser abiertos con sus compañeros y con las familias de acogida. Deben también tener paciencia y ser asiduos a la hora de estudiar.
Aprender un idioma es tiempo y asimilar poco a poco las nociones. Un curso en el extranjero es aconsejable porque ponen en práctica la teoría que aprenden en los colegios y academias y dan un paso adelante
para que se les quite la vergüenza y que cojan confianza en sí mismo.
Aprender inglés desde niños es esencial para avanzar en conocimientos de idiomas y vivir una experiencia en el extranjero estimula a los jóvenes y adolescentes a mejorar su vocabulario y tener más facilidad de palabra.
Además, ahora les van a exigir que tengan el nivel B2 a todos los que quieran hacer un Erasmus en el futuro y en algunas universidades será necesario tener este nivel para poder graduarse.
Con todo, sabemos que hay padres que prefieren mandar a sus hijos para aprender inglés en una academia, especialmente si tu hijo ya tiene un cierto nivel de inglés y te gustaría que viviera otro tipo de experiencia. En efecto, esta es la opción más lógica y adecuada si lo que queréis es que vuestro hijo tenga una inmersión lingüística en inglés en toda regla, pasando varios meses en Inglaterra o Irlanda.
Sin duda, es la mejor forma de adquirir fluidez y algo que te marca profundamente tus conocimientos de este
idioma.

Leer entrada


¿Cuándo sé que mi hijo está preparado para realizar un curso en el extranjero?

No hay una edad exacta para enviar a un niño al extranjero. Como todo padre sabe, cada niño es diferente del resto de niños de su edad y del resto de estudiantes de su clase. Las necesidades y madurez de cada adolescente varían mucho dependiendo de su formación, su entorno escolar y familiar y su propia personalidad.

Hay estudiantes que demandan hacer un curso en verano porque van otros amigos o porque les apetece. En este caso, está claro que el primer paso hacia la mejora del nivel de inglés de nuestros hijos, ya está dado. Sin embargo, hay estudiantes a los que la sola mención de la posibilidad de viajar solos a otro país les asusta y es inmediatamente descartada. ¿Debemos obligar a nuestros hijos…?

Animar a nuestros hijos a mejorar su idioma, abrir su mente a otras culturas y vivir una experiencia fuera de su casa y la protección de sus padres, es siempre una buena idea a partir de los 12 años. Pero todos los cursos y destinos no son aptos para todas las edades y tipos de estudiante. Es fundamental informarse bien y pedir referencias y asesoramiento, implicando al estudiante en todo el proceso.

Para la mayoría de estudiantes su primera experiencia en el extranjero es enriquecedora y todos vuelven satisfechos de su estancia, contentos de haber hecho nuevos amigos y con ganas de repetir. No es un castigo para el estudiante, sino debería verse como todo lo contrario. Por eso, lo mejor es dejarse asesorar por el profesor de inglés del colegio y, sobre todo, por una buena organización y acudir a una reunión con el estudiante. Así, un profesional evaluará, dependiendo del nivel, ganas y madurez del adolescente, qué curso es el más adecuado para que el impacto inicial, que es completamente normal, se minimice.

La preparación antes del programa, y la paciencia y ánimo de los padres antes y durante los primeros días, es fundamental. Si se ha elegido una organización y depositado nuestra confianza en ella, hay que dejar que los monitores y los profesores hagan su trabajo, y el curso será un éxito tanto a nivel lingüístico, como de diversión para nuestro hijo.Niños estudiando

Leer entrada



Aula Inglés. Idiomas y experiencias.