Aula inglés

Blog de Aula inglés



What´s that film?

Hablar del tiempo es uno de los temas más recurrentes a la hora de entablar una conversación con un desconocido en el ascensor. Por el contrario, cuando nuestro interlocutor es una persona a la que ya conocemos, se amplían los argumentos sobre los que charlar. Eso sí, si el diálogo lo mantenemos con una persona de otra nacionalidad, se pueden presentar una serie de inconvenientes derivados del origen cultural, de las costumbres, etc.

Si hablamos sobre cine, nos podemos encontrar con un gran problema: el título original de las películas y la traducción, no siempre literal, de estos. En la mayoría de ocasiones, esta diferencia tiene su origen en el sentido demasiado críptico del enunciado original, o de una referencia excesivamente localista y que el público español (en este caso) no llega a entender. En otras ocasiones, el cambio es fruto de la inspiración, más o menos acertada, de la empresa distribuidora con el objetivo de atraer a más público a la taquilla.

Le invitamos a continuación a realizar un breve repaso por algunos ejemplos destacados. Comencemos con todo un clásico del western de uno de los mejores directores de la historia del cine: John Ford. Si hacemos referencia a su título original, The Seachers, habrá muchas personas que no tengan ni idea de a qué película nos referimos. Si por el contrario hablamos de Centauros del Desierto, aunque el desconocimiento seguirá siendo grande ya que estamos hablando de un clásico, el título sonará mucho más.

El título original podría haberse traducido por Los Rastreadores, o más literalmente, Los Buscadores, que se ajusta fielmente al argumento de la historia. Lo cierto es que la versión española resulta más impactante y onírica, aunque no aparezca un solo centauro en todo el metraje. Por cierto, esta historia brinda una de las interpretaciones más memorables de su protagonista, John Wayne.

Te aconsejamos leer tambien:  Curiosidades británicas

Cambiemos de género y de director. Otro de los grandes, Stanley Kubrick. ¿Adivinan cual es el título original de Teléfono Rojo: ¡Volamos hacia Moscú! (1963), protagonizada por Peter Sellers? Nada más y nada menos que Dr. Strangelove or: How I Learned to Stop Worrying and Love the Bomb, que podríamos traducir por El Dr. Strangelove o: Cómo aprendí a dejar de preocuparme y amar a la Bomba. Se trata de una comedia (la única de su director) en tiempos de la guerra fría.

Vayamos a una película mucho más actual, Cruce de Destinos (2010). Una comedia británica dirigida por Ricky Gervais y Steve Merchant, los creadores de una maravillosa serie de televisión, The Office (la versión inglesa, claro). El título original de esta historia es Cemetery Juntion, que podría ser algo así como El Barrio del Cementerio o El Borde del Cementerio. En este caso el cambio, aunque no demasiado acertado, está totalmente justificado ya que más de uno esperaría encontrar una película de terror.

Para acabar, todo un clásico de Billy Wilder. ¿Cómo es posible que Some Like It Hot (1959) acabara llamándose en España Con Faldas y a lo Loco?



Aula Inglés. Idiomas y experiencias.