Aula inglés

Blog de Aula inglés



Trucos para aprobar el examen escrito de inglés

Estudiar nunca fue lo tuyo y en los exámenes siempre sacas peor nota de lo que esperabas. Has aprendido bien los contenidos pero cuando llega el momento te entran los nervios y no das lo mejor de ti. Por eso para aprender inglés vas por libre y evitas enfrentarte a situaciones de este tipo, al fin y al cabo tu época de estudiante ya pasó.

Sin embargo, es posible que en algún momento de tu vida te haga falta presentar una acreditación oficial de inglés, el dichoso título para el que, sí o sí, hay que hacer un examen. Ya que no queda más remedio, vamos a repasar algunos trucos que te facilitarán mucho la vida. Hoy nos centraremos en la parte escrita.

trucos para aprobar el examen escrito en ingles

  • Practicar, practicar y practicar: Infórmate sobre qué tipo de ejercicios ponen en el examen y hazte con ejercicios similares. Repítelos tantas veces como haga falta, pues esto es como el deporte, cuanto más hayas entrenado, más preparado estarás. Conviene apuntarse a un curso de inglés específico para preparar la acreditación a la que te presentas, te ayudará mucho.
  • Leer bien los ejercicios: Sí, es un obviedad, pero se incumple más habitualmente de lo que crees. Muchas veces fallamos en la respuestas no porque no las conozcamos, sino porque hemos leído deprisa y no hemos entendido bien lo que nos pedían. Tendrás tiempo más que suficiente de acabar tu examen si vas a un ritmo normal en incluso para repasar.
  • Usar la imaginación: No te bloquees si hay alguna palabra que no conoces. En cambio, acostúmbrate a intentar deducir su significado. En el examen rara vez te pedirán una traducción directa, con entender el contexto tendrás suficiente y el día del examen no podrás usar el diccionario.
  • Apoyarse en objetos que den seguridad: Tu lápiz favorito, esa moneda que te encontraste en un taxi en Irlanda o el llavero de la pata de conejo. Puede sonar absurdo pero si te rodeas de objetos familiares de tu entorno calmarás mejor los nervios.
  • Vestirse “para matar”: No hagas experimentos con ropa o calzado nuevo, te puede resultar incómodo y desconcentrarte durante la prueba. Ponte esa camiseta con la que estás siempre a gusto y una chaqueta o jersey que te puedas quitar si te entra calor. A mayor comodidad, más concentración.
  • Evitar la teoría de la “conspiración universal”: Los examinadores son personas neutras que están haciendo su trabajo, no son tus enemigos. Verás que te tratarán con amabilidad y te ayudarán en la medida que les sea posible.
Te aconsejamos leer tambien:  Toronto, una ciudad llena de curiosidades por descubrir

Y por supuesto, no te pegues el atracón a estudiar la noche antes del examen. Sí, todos lo hemos hecho y no nos ha ido tan mal, pero acudirás a la cita con más seguridad si duermes bien y desayunas ligero pero incluyes alimentos que te den energía, como una tostada de pan integral. Evita el café, otros estimulantes y alimentos con azúcar, pues sus efectos pasan rápido y no podrás comer más hasta que termines el examen.