Aula inglés

Blog de Aula inglés



Trabajar en Inglaterra después del Brexit

Muchos de vosotros os estaréis preguntando cuáles son las posibilidades académicas o de trabajo en el Reino Unido después de la victoria del No en el referéndum del pasado 23 de junio, cuando el 52% de los británicos se pronunció a favor de abandonar la Unión Europea y renegociar las relaciones con el resto del continente.

Es lógico que lo hagáis: tras cuatro meses de conocerse los resultados, aún no se sabe muy bien cómo se realizará dicho proceso.

Si echáis un vistazo a los periódicos y los portales informativos, os daréis cuenta de que existen muchas hipótesis al respecto, pero de momento no hay nada claro. Lo único que os podemos adelantar es que nuestra relación con el Reino Unido ya no será tal como la conocemos hasta ahora. ¿De qué cambios estamos hablando?

Trabajar en Inglaterra después del Brexit

La encrucijada británica: ‘Brexit duro’ o ‘Brexit blando’

Quienes votaron al No en el referéndum lo hicieron básicamente por dos razones: no estaban de acuerdo con el modelo económico que se propone desde Bruselas para los estados miembros de la Unión Europea y, además, querían mayores controles para la inmigración europea y la del resto del mundo.

Obviamente, dentro de esa inmigración debemos incluiros a vosotros y a todos aquellos estudiantes y profesionales interesados en una experiencia de inmersión lingüística en el Reino Unido para mejorar o perfeccionar su nivel de inglés.

Como os decíamos antes, la relación entre Europa y el Reino Unido tiene que cambiar. Es lo que han decidido los propios británicos, aun cuando la diferencia con respecto a los que promovían la permanencia en la Unión haya sido escasísima: apenas 4 puntos porcentuales. El propio ministro Cameron ya sumió su responsabilidad: renunció a su cargo y dio paso a su sucesora, Theresa May.

Ahora la cuestión que todo el mundo se plantea es cómo serán los cambios que se planteen en esta primera etapa del proceso y que condicionarán los próximos años. Hasta el momento existen dos tipos de propuestas: las del Brexit blando y las del Brexit duro.

El primero, denominado por algunos medios como Brexit de tortilla o pasado por agua, insiste en una salida moderada de la Unión Europea similar a la que marca la relación del grupo con países como Noruega: estar fuera de la UE, pero no renunciar al mercado único ni a la libre circulación de personas, tanto trabajadores como estudiantes. Por ella apuestan personajes como el ministro de finanzas, Philip Hammond.

Te aconsejamos leer tambien:  Inglaterra celebra 60 años de reinado de Isabel II

Del otro lado están quienes defienden una ruptura total con Bruselas, renunciando por tanto al mercado único y renegociando sus propios acuerdos comerciales con los socios europeos y el resto del mundo. Esta postura también es partidaria de imponer nuevas restricciones a la inmigración, tanto a los estudiantes como a la mano de obra, lo cual se verá reflejado principalmente en la imposición de visados.

La ministra May aún no desvela todas sus cartas. Sin embargo, sea cual sea la opción del Reino Unido, la decisión última tendrá que ratificarla el propio Parlamento, donde en principio son mayoría los grupos que defienden el Brexit blando.

 

¿Cómo trabajar en Inglaterra después del Brexit?

El Brexit no se materializará hasta el año 2018, que es el plazo estimado por las autoridades británicas para la transición hacia un nuevo modelo. Sin embargo, las primeras medidas las veremos a partir de marzo del próximo año.

Una de las más comentadas ha sido la de la ministra de Interior, Amber Rudd, quien da por hecho que el país restringirá el acceso de trabajadores, profesionales y estudiantes extranjeros, no sólo con la imposición de visados de medio y corto plazo sino, también, con un modelo que sólo otorgará el acceso a los más cualificados.

Según datos oficiales, Reino Unido tiene actualmente 8,6 millones de extranjeros, de los cuales más de la mitad provienen de países de fuera de la Unión Europea, quienes sin duda serán los más afectados con las primeras medidas del Brexit.

Esto no tiene por qué ser una señal de alarma para las personas que, como tú, aspiran a pasar una temporada en el Reino Unido trabajando y aprendiendo inglés. Al contrario, debes saber que con todo y los cambios que traerá la desconexión británica de la UE, tu experiencia no se verá afectada en lo más mínimo.

Para empezar, porque desde Aula Inglés nos aseguramos de que llegues a Inglaterra con un contrato de trabajo vigente que te permita no sólo costear parte de los gastos de tu estancia, sino también cumplir con los requisitos legales que las autoridades del país exigen a los profesionales que estén en tu misma situación.

Estas medidas tampoco afectarán a quienes ya estén allí y todo este proceso les haya pillado en medio de su experiencia de inmersión. Recuerda que los ciudadanos de la UE que residan en el Reino Unido no notarán los cambios en temas de circulación hasta que se haya puesto en marcha el proceso de transición.

Te aconsejamos leer tambien:  Feria del empleo en Madrid para trabajar en Irlanda

Si ya estás allí aprendiendo y mejorando tu inglés, despreocúpate. Pero si aún no has decidido hacer las maletas, el mensaje que podemos darte es que lo hagas antes de marzo para evitar nuevos requisitos y exigencias. ¡Es tu momento!

 

Brexit: migración de trabajadores altamente cualificados

Otra de las novedades que, según parece, se implementará en el mercado laboral británico tras los resultados del Brexit será el aumento de méritos o de formación para los profesionales que quieran trabajar en Inglaterra. Según anunció la ministra de interior Amber Rudd, la idea es elegir sólo a los que demuestren mejores capacidades y habilidades para llevar a cabo sus funciones.

Aunque aún no se sabe cuáles serán los criterios para determinar dichos méritos, lo que sí es cierto es que las plazas para trabajadores extranjeros serán menos que hasta el momento, algo que podrá verse, por ejemplo, en el sector de la sanidad, el cual aspira a tener sólo médicos británicos en el año 2025.

La medida pretende extenderse a los estudiantes que trabajen y estudien al mismo tiempo, es decir, aquellos que practican la cultura británica del estudiante-trabajador que cubre los gastos der su estancia con empleos temporales.

El Gobierno de Theresa May quiere asegurarse de que las plazas laborales que ocupe un extranjero no pueda ocuparlas antes un británico. Además, antes de otorgar plazas de cursos de inglés en las academias, escuelas y centros de estudio, se verificará que los estudiantes demuestren un alto nivel académico.

De ahí la importancia de realizar todo el proceso de inscripción y estancia a través de una agencia como Aula Inglés, que no sólo te asesorará en lo que tiene que ver con el aspecto legal y sus novedades sino que, además, garantizará que cumplas con todos los requisitos que entren en vigor en los próximos meses en el Reino Unido.

De ahí la importancia de realizar todo el proceso de inscripción y estancia a través de una agencia como Aula Inglés, que no sólo te asesorará en lo que tiene que ver con el aspecto legal y sus novedades sino que, además, garantizará que cumplas con todos los requisitos que entren en vigor en los próximos meses en el Reino Unido. Además de informarte de todas las oportunidades a tu alcance, como voluntariados o programas de prácticas no remuneradas en empresas, compatibles con las becas Erasmus+.

Te aconsejamos leer tambien:  Sufijos comunes en inglés

Otros datos que deberías saber sobre el Brexit y sus reformas

Ahora bien, es preciso que eches un vistazo a otros anuncios que se han realizado en las últimas semanas sobre las posibilidades de estudio en el Reino Unido. Sabemos que si tus expectativas pasan por residir algún tiempo en este país, estos datos te interesarán:

  • El Reino Unido acoge anualmente a 500.000 estudiantes provenientes de todo el mundo, quienes se matriculan tanto en los programas universitarios como en los de formación baja o media, entre ellos los que aspiran a mejorar su nivel de inglés a través de una inmersión lingüística plena.
  • El Gobierno británico ha anunciado que dentro de las propuestas para la desconexión con Europa no se incluirá el acabar con el programa Erasmus, que facilita la movilidad de estudiantes que se encuentren en las últimas fases de sus estudios universitarios. Reino Unido es uno de los destinos más solicitados en este programa por la gran ventaja que supone aprender el inglés, así como por su estilo de vida y sus posibilidades de turismo.
  • Además, en relación con el punto anterior, ten en cuenta que para pedir una beca Erasmus el país de destino no necesariamente debe ser miembro de la Unión Europea. Así ocurre con países como Noruega, Turquía, Ucrania, Rusia, Islandia o Macedonia, que reciben a cientos de estudiantes cada año sin que pertenezcan al denominado grupo de los 28.
  • De estos 500.000 estudiantes que llegan cada año al país, cerca de 10.000 son españoles. De ellos, una cuarta parte pertenecen al programa Erasmus y cursan estudios en las mejores universidades del Reino Unido. Según cálculos globales, el total de españoles que residen en dicho país es de 200.000.
  • Tampoco se cancelarán los programas de becas y ayudas a estudiantes europeos que se hayan ganado su estancia en el país por méritos académicos en los próximos cursos. De hecho, para el programa 2016-2017, pese a que ya se conocía el resultado del Brexit, no se ha hecho ninguna modificación de ese tipo.
  • En el último año, cerca de 160.000 estudiantes extranjeros acabaron sus estudios en el Reino Unido y se incorporaron al mercado laboral británico. Pese a que el número es relativamente alto, supone un 16% menos que aquellos que hicieron el mismo proceso en 2015.