Aula inglés

Blog de Aula inglés



Requisitos para ser Au pair en Europa

Cuanto más interés existe por vivir una experiencia de inmersión lingüística en un país anglosajón, mayores son las opciones que tenemos a mano. Basta con que eches un vistazo a tu alrededor para descubrirlo.

Hasta hace relativamente poco, hacer un curso de inglés en el extranjero era la opción predominante entre los estudiantes que, como tú, estaban pensando seriamente en hacer sus maletas con el propósito de mejorar su inglés. Te matriculabas en cualquiera de ellos —la oferta en países como Reino Unido, Australia o Estados Unidos es amplia y con diversos enfoques—y dejabas que el resto lo hiciera el día a día.

Sin embargo, de un tiempo para acá ha quedado claro que hacer un curso ya no es el único camino posible. O al menos no el único propósito de tu experiencia de inmersión lingüística. ¿De qué te estamos hablando?

Requisitos para ser Au pair en Europa

 

Ser Au pair, una alternativa rentable y exitosa

El voluntariado ó la combinación de estudios y trabajo son otras dos opciones que se suelen barajar para aprender inglés en un país anglosajón. En la primera de ellas, las opciones son tantas como los intereses de cada uno; en la segunda, están sujetas a la suerte y la capacidad de adaptación de quienes lo intentan.

Trabajar y estudiar es algo que muchos hacen una vez están en su sitio de destino, entre otras cosas porque el dinero que ganan con ello les permite cubrir parte de los gastos de su estancia y, quizá, de las clases que toman.

En el Reino Unido, por ejemplo, es una práctica bastante común. De hecho, existe algo que aquí en España y en otros países de la zona no suele estar tan asumido: la cultura del estudiante-trabajador, que es aquel que realiza trabajos temporales a la vez que completa sus estudios académicos.

No obstante, existe otra alternativa, cada vez más popular, que permite conciliar el trabajo y la realización de los cursos en inglés mejor que cualquiera de las que hasta ahora te hemos comentado: trabajar como Au pair, es decir, estudiantes que son acogidos por familias nativas y que a cambio realizan labores domésticas.

 

¿Qué requisitos debo cumplir para ser Au pair en Europa?

La figura de las Au pair está reconocida en España desde 1986. El Boletín Oficial del Estado la define como una práctica propia de las j óvenes que viajan a un país del extranjero para perfeccionar un segundo idioma, conviven con una familia nativa y se dedican a labores domésticas por las que reciben un salario.

Te aconsejamos leer tambien:  Se Au Pair en España: A qué juegan los niños españoles

Por supuesto que no todas las jóvenes están capacitadas para una experiencia así. En primer lugar, porque debe existir una disposición previa a convivir con una familia y a realizar labores domésticas; y segundo porque, independientemente del país que se elija como destino, se deben cumplir algunos requisitos como:

  1. Edad mínima de 18 y máxima de 30. Se trata del rango de edad que más preferencia tiene entre las familias nativas que solicitan una Au pair. Además, suele coincidir con la etapa en la que las chicas son más proclives a aumentar su formación en inglés y tienen mayor disposición a vivir una experiencia de este tipo. La única excepción es la de los programas de Au pair para el cuidado de personas mayores, en los que se aceptan candidatas de hasta 40 años y con una determinada experiencia en el área.
  2. Haber nacido en cualquier país de la Unión Europea o contar con la nacionalidad. Los programas son claros en este sentido: sólo se aceptarán las candidatas que hayan nacido en cualquiera de los 28 estados miembros de la UE; si las candidatas no han nacido en suelo europeo, deben tener el carné que les acredite como ciudadanas nacionalizadas.
  3. Tener conocimientos intermedios de inglés. A una experiencia de este tipo no se puede ir de la noche a la mañana. Los programas exigen un nivel de inglés intermedio, del tipo B1 o B2, y sobre todo tener fluidez y facilidad para comunicarse mediante frases sencillas.Cuanto más alto sea tu nivel de inglés, mejor resultará tu experiencia como Au pair.
  4. Estancias de 6-12 meses en el lugar de destino. Para que la estancia sea realmente valiosa, el tiempo mínimo que debe durar la experiencia son 6 meses. Algunas se prolongan hasta el año o incluso hasta los 18 meses. Esto es así durante el curso académico. Pero si la solicitud se hace para épocas como el verano, se pueden concertar estancias más cortas, de unos 3 meses de duración.
  5. Madurez, paciencia y buena educación. Estas tres cualidades resultan decisivas en el momento de seleccionar a una candidata. Son la garantía de que sabe convivir y que tiene las suficientes herramientas para desenvolverse en un ambiente doméstico. También permiten valorar qué capacidad de gestión tiene ante ciertas dificultades.
  6. Tener carné B de conducir. No es un requisito indispensable, pero siempre supone una ventaja. Muchas familias, además del cuidado de los niños, necesitan que la Au pair vaya a buscarlos al colegio o los lleve a las actividades extraescolares. En un proceso de selección puede inclinar la balanza en un sentido u otro.
  7. No fumar (por lo menos delante de la familia).Este tipo de exigencias suelen señalarlas las familias interesadas en acoger a una Au pair en su domicilio. Pero al margen de lo que éstas pidan, se trata de una cuestión de comodidad. Si eres de las que fuma, no lo hagas durante el tiempo que pases en casa; hazlo en tu tiempo libre.
Te aconsejamos leer tambien:  Idiomas y movilidad para encontrar trabajo

 

Quiero trabajar como Au pair en Europa: razones para contratar una agencia

Ahora bien, otra pregunta que suele ser bastante frecuente entre quienes deciden hacer las maletas e irse a trabajar al extranjero como Au pair es si resulta conveniente o no contactar antes con una agencia. La respuesta es sencilla: sí.

Cierto es que el servicio que te ofrecen las agencias especializadas en estas experiencias supone un coste adicional. Sin embargo, el beneficio que obtienes lo justifica. ¿Qué gano si realizo el proceso de esta manera?

  • Estudio detallado de los perfiles.Las agencias se encargan de que en cada caso exista compatibilidad entre las chicas seleccionadas y las familias que les acogen. Es una primera garantía del éxito de la experiencia. En caso de que no haya compatibilidad con la familia —algo que sólo ocurre en el 1% de los casos registrados—, se procede al cambio de domicilio.
  • Seguimiento de la estancia.Los profesionales de las agencias acompañan a las candidatas durante todas las fases del proceso, desde la adaptación al nuevo contexto hasta la finalización de la misma.
  • Preparación de la documentación requerida. Las candidatas no deben preocuparse por los requisitos exigidos para trabajar como Au pair. Desde la agencia se encargarán de orientarlas al respecto y elaborará un informe para que su perfil resulte atractivo ante las familias interesas en acogerlas.
  • Comprobación de datos. Es uno de los aspectos más sensibles del proceso. Para evitar los engaños y las falsas ofertas de empleo como Au pair, el personal de la agencia confirmará previamente los datos de las familias y será el nexo entre la candidata y los interesados. Con esto se garantiza la transparencia del proceso y el conocimiento de toda la información necesaria.
Te aconsejamos leer tambien:  Trabajar en el extranjero ¿ir ó no ir?

 

Cosas que sólo disfrutarás siendo Au pair en el extranjero

Seleccionar esta alternativa conlleva una serie de ventajas. ¿Quieres conocerlas?

  • Inmersión lingüística asegurada.Residir en un país anglosajón muchas veces no garantiza una inmersión lingüística plena. Sin embargo, si te decides a ser Au pair, no habrá razón para preocuparte: al convivir con una familia nativa,tendrás contacto con el inglés las 24 horas del día. Es decir, no sólo aprenderás el inglés académico en tus clases diarias, sino también el inglés cotidiano, el cual suele ser mucho más útilpara comunicarte.
  • Gastos de alojamiento y manutención cubiertos.No deberás pensar en ninguna de las dos cosas. El contrato que se suscribe al principio del proceso lleva establecidas estas condiciones. Serás como un miembro más de la familia que ha decidido acogerte durante unas semanas o unos meses. ¡Aprovéchalo!
  • Salario por las labores realizadas.Además, las labores que realices en la casa donde te acojan, el cuidado de niños y la colaboración en ciertas tareas domésticas, deben ser remuneradas. Esto te ayudará a sufragar parte de los gastos de estancia o te permitirá ahorrar durante algunos meses.
  • Homologar horarios académicos y laborales.En el contrato que firmes quedará claro que tendrás el tiempo suficiente para ocuparte de las labores de casa sin que esto sea un obstáculo para continuar con tus clases de inglés. En ese sentido, ser Au pair es una de las mejores fórmulas para realizar las dos cosas en la misma experiencia de inmersión lingüística.
  • Conocimiento de una nueva cultura.Precisamente por esa interacción tan cercana con las personas que te acojan, tendrás la oportunidad de acceder de forma plena a la cultura del país, la región o la ciudad que hayas seleccionado como el destino de tu experiencia.
  • Crecimiento personal. Por último, más que la experiencia académica que acumules y los conocimientos propios del inglés, lo más importante es lo que la inmersión en sí misma te ofrezca. La idea es que amplíes tu visión del mundo y ganes en adaptación, tolerancia y convivencia.

 

Atrévete a trabajar como Au pair en Europa. En Aula Inglés te asesoramos y te prestamos toda la orientación y la ayuda que necesites antes y durante la experiencia. ¡Es una oportunidad inmejorable de mejorar tu inglés!

 

 



Aula Inglés. Idiomas y experiencias.