Aula inglés

Blog de Aula inglés



Pimm’s, la bebida del verano en Inglaterra

El verano está a punto de despedirnos hasta el próximo año. Sin embargo, aún tenemos algunas semanas para disfrutarlo. La mejor manera de hacerlo, sobre todo si te encuentras en Londres o cualquier otra ciudad británica, es saboreando un Pimm’s con los amigos, sentado en una terraza, a la salida de tu curso de inglés. Porque el Pimm’s es el sinónimo indiscutible del verano inglés. La clásica bebida estival es una de las favoritas de los locales y se puede encontrar en cualquier pub o incluso en puestos dedicados a ella en los mercados al aire libre.

Pimm's, bebida títica inglesa  Fuente: Flickr
Nunca falla como aperitivo en las ceremonias matrimoniales y en los eventos deportivos. Como ejemplo, las estimaciones de BBC, que contabilizan unas 80.000 copas de Pimm’s vendidas a los espectadores de los partidos de tenis durante el prestigioso torneo de Wimbeldon. Su éxito en las fiestas radica en ser suficientemente ligera para ser bebida durante toda la tarde, al mismo tiempo que suficientemente fuerte para cumplir su objetivo de efecto “rompehielos”.

El origen de tan popular licor data de 1823, cuando el hijo de un granjero de Kent lo produjo por primera vez en el pub del distrito financiero londinense que regentaba. James Pimm no sabía que este licor se convertiría en una referencia en el mueble bar de su país cuando le dio el nombre y lo ofreció como digestivo. Un cuarto de siglo más tarde ya se producía a gran escala y se repartía por la ciudad en bicicletas. Se convirtió pronto en una bebida de moda, que llegaba por barco a todos los puntos del imperio británico.

Te aconsejamos leer tambien:  Este verano, Irlanda reduce el impuesto aéreo

Aunque a lo largo de la historia se han producido hasta unas seis versiones de esta bebida, la más popular, y la que ha sobrevivido a lo largo de los años, ha sido la primera, Pimm’s No. 1 Cup. La receta de su preparación se mantiene en secreto, supuestamente compartida por tan solo seis personas. De gusto dulce, color té oscuro y efecto un tanto sedante debido a su graduación alcohólica (que alcanza el 25%), es lo más parecido que tienen los británicos al castizo vermú. Utiliza en cambio como base la ginebra y se puede servir con hielo o mezclada con ginger ale, limón u otros refrescos. Si tienes la oportunidad, pruébala sola o aligerada con soda, para poder apreciarla en todo su sabor.



Aula Inglés. Idiomas y experiencias.