Aula inglés

Blog de Aula inglés



Out of the frying pan and into the fire

Las expresiones y refranes que se utilizan en una lengua pueden ser más o menos gráficos respecto de la situación que pretenden describir. A la hora de aprender inglés resultan más fáciles los mas ilustrativos, mientras que retener aquellos cuyo grado de abstracción es mayor resulta algo más complicado. Sin embargo, es cuando se dominan este último tipo de expresiones cuando de verdad se conoce el idioma.

Vayamos paso a paso. Ya hemos visto en este blog hace unas semanas, por ejemplo, ese que dice que los rumores siempre tienen una base de verdad (no hay humo sin fuego, there is not smoke without fire) y cuyo hermano castellano sería el popular “cuando el río suena, agua lleva”. En este caso es fácil intuir su significado, puesto que se induce la consecuencia, el agua, tras la causa, el sonido del río, de la misma manera que el rumor llega tras el suceso.

Algo parecido ocurre con el que nos ocupa hoy. Out of the frying pan and into the fire casualmente también menciona el fuego, y de la misma manera enumera dos eventos en progresión. Sin embargo, su significado es bien distinto. La traducción literal sería algo como “fuera de la sartén y en el fuego”, que viene a expresar ese momento en el que uno siente que su situación ha cambiado para peor, que algo que ya era malo en inicio, en este momento ha descendido un nivel en nuestra valoración de la situación.

Aunque las primeras referencias a una expresión similar datan del 200 a.C., el origen en inglés puede encontrarse bastante más avanzados en el tiempo, allá por el año 1530. Durante una discusión sobre asuntos religiosos Tomás Moro, el canciller de Enrique VIII y autor del célebre libro Utopía, acusa a William Tyndale, traductor de la Biblia al inglés, de conducirse cada vez de mal en peor (he ‘featly conuayed himself out of the frying panne fayre into the fyre’).

Te aconsejamos leer tambien:  Palabras que se pronuncian igual

La mayoría de los idiomas tienen una frase equivalente para ilustrar este tipo de circunstancias. Los franceses, por ejemplo, lo expresan exactamente igual (tomber de la poêle dans le feu), de donde es muy probable que provenga la expresión inglesa. En la versión italiana y portuguesa el matiz se suaviza un poco, de manera que lo que sucede es que se cae de la sartén al carbón, en lugar del fuego. En gaélico la sartén se sustituye por la caldera y los griegos, por último, prefieren ir del humo a la llama.

Los españoles somos lingüísticamente bastante más originales en este caso, y efectuamos un curioso juego de palabras. Para expresar la contingencia de lograr de salir de una situación no muy buena para caer inmediatamente en otra aún menos buena, hacemos un viaje de Guatemala a Guatepeor.  Se utiliza injustamente el país centroamericano como primera parte del refrán por su desafortunada terminación, mientras que Guatepeor pasa a engrosar la lista de lugares inventados por el imaginario colectivo.

En el nombre del país no existe ningún mal tal como sugiere, sino que acumula importantes tesoros de belleza natural. Guatemala proviene de la españolización de Quauhtemallan, que es la manera en que los aztecas llamaban a su territorio. Significaba en náhuatl, su lengua, territorio muy arbolado, como en efecto resulta ser.



Aula Inglés. Idiomas y experiencias.