Aula inglés

Blog de Aula inglés



Organizar un Intercambio de Idiomas de Inglés, Italiano y Francés

Si estás pensando en organizar un intercambio lingüístico como método para mejorar tu nivel en el idioma que estás estudiando, hay varios aspectos que debes tener en cuenta. De lo contrario, la experiencia no resultará tan gratificante como esperabas y será difícil prolongarla en el tiempo. Hoy te damos unos consejos que harán de tu intercambio de inglés, francés o italiano, una experiencia de éxito.

  1. El nivel de idioma de los participantes debes ser homogéneo. De lo contrario, los más expertos sentirán que están perdiendo el tiempo, mientras que los novatos se frustrarán.
  2. El número de participantes no debe sobrepasar los cinco. Si bien con dos personas ya es posible realizar el intercambio, un número mayor requerirá que organices subgrupos para que todos tengan la posibilidad de participar en la conversación.
  3. La reunión debe estar organizada. No se trata solo de quedar para hablar sin más. Puedes hacerlo, pero corres el riesgo de que la conversación no fluya lo suficiente. Para evitar este tipo de contratiempos, prepara y comparte con el resto de los participantes una serie de temas que te interesen, aspectos lingüísticos que quieras clarificar o material (como artículos de revistas) que sirvan de base. También puedes organizar algún pequeño juego tipo trivial o pasapalabra, aunque esto es más sofisticado y requerirá más esfuerzo inicial por tu parte.
  4. El lugar de encuentro es importante. Muchas personas se reúnen para hacer intercambios lingüísticos en bares, que pueden ser muy convenientes. Un terreno neutral, con ambiente distendido. Antes de elegir el lugar, examínalo en cuanto al nivel de ruido, la luz y la facilidad para llegar. Si el intercambio es multitudinario, quizá tengas que encargarte de reservar previamente para asegurar que no os quedáis sin sitio.
  5. Prioriza la comunicación antes que la corrección. No estáis en una clase tradicional, en un intercambio lo más importante es aprender practicando. Si alguno de los participantes tiene el hábito de corregir todo el rato al resto o demostrar constantemente lo que sabe, hará que personas inseguras se limiten a escuchar y terminen abandonando el grupo. Además, las interrupciones constantes harán que perdáis el hilo de la conversación.
  6. Establece una duración determinada, para que todos los participantes sepan de antemano cuánto tiempo van a tener que emplear en la reunión. Si luego se prolonga porque os estáis divirtiendo, mucho mejor, pero a nadie le parecerá grosero levantarse de la mesa y marcharse, dado que la parte “oficial” del intercambio ya habrá terminado. Menos de una hora es demasiado corto para aprovechar la experiencia suficientemente, más de dos puede ser complicado.
Te aconsejamos leer tambien:  Intercambio de idiomas en Madrid

intercambio de idiomas

 

 

 

 

 

 

 



Aula Inglés. Idiomas y experiencias.