Aula inglés

Blog de Aula inglés



Oportunidades para trabajar en el extranjero este verano

Desde hace unos años se ha hecho muy popular lo de escaparse en verano a buscar trabajo en el extranjero. Además de las facilidades que puede haber a la hora de buscar trabajo en otros países de Europa, de este modo se consigue practicar otro idioma e incluir una experiencia internacional en el currículum, algo cada vez más valorado por las empresas.

¿Con qué oportunidades cuentas para llevar a cabo esta aventura?

Una de las opciones favoritas es escoger un programa de au-pair con inglés. Algunos jóvenes lo consideran más gratificante que el trabajo en hostelería, por ejemplo. Como au-pair se suelen trabajar unas 25 horas semanales, cuidando a los niños de la casa y haciendo de canguro dos o tres noches por semana. Es posible que te asignen algunas tareas del hogar, como la limpieza, la plancha o la preparación de comidas sencillas. Las condiciones del trabajo suelen depender de la familia con la que se convive.

Una de las ventajas del trabajo como au-pair es que se puede practicar el idioma con las personas nativas que forman parte de la familia mientas se conoce otra cultura.

Otra forma de trabajar en el extranjero muy similar a la de au-pair es el programa de demi pair. Éste es para personas que prefieren dar prioridad a los estudios en una escuela de idiomas a tiempo completo y para pagar su alojamiento trabajan unas horas a la semana como au-pair  para su familia anfitriona.

Este programa permite estudiar sin tener que pagar el coste combinado del curso de idiomas y el alojamiento, pudiendo así trabajar menos horas y dedicar más tiempo al aprendizaje de la lengua.

Te aconsejamos leer tambien:  Tener éxito en las entrevistas de trabajo

También existen otras formas de trabajar en el extranjero, como los programas de voluntariado. Las motivaciones para realizar un voluntariado son muy diversas. Las hay religiosas o humanistas, y también hay quienes buscan en esta labor una oportunidad de desarrollo personal o de ayuda al prójimo. El aprendizaje de nuevos idiomas, y la realización de nuevos contactos está garantizado, lo que constituye un buen tránsito para la incorporación al mundo laboral.

Haber desarrollado funciones como voluntario en un país extranjero supone para muchas empresas un valor extra al currículum de cualquier empleado, ya que además de haber adquirido experiencia en diferentes áreas se le presuponen ciertos valores como la empatía, la capacidad de esfuerzo, motivación y superación. La figura del voluntario también va unida a la virtud de tener fortaleza a la hora de enfrentarse a los problemas y facilidad de comunicación.

Además de estas dos modalidades, por supuesto existen otras muchas formas y lugares de trabajo en el extranjero como por ejemplo bares, restaurantes, hoteles, hostales y campamentos de veranos, además de prácticas en empresas no remuneradas. Si pudieras elegir, ¿cuál sería tu opción?

El portal de empreo de Universia lo dice muy claro:

Aprendes a adaptarte.

Cada país tiene su propio conjunto de valores, costumbres y tradiciones que hacen al lugar de trabajo y a la cultura nacional. Cuando comienzas a trabajar en un espacio nuevo, vas a querer adaptarte rápidamente. Aunque los cambios pueden ser frustrantes la posibilidad de adaptarte te enseña a ser más flexible, ágil y compasivo. Debes tomar en cuenta la reacción de los demás ante tu presencia e intentar comunicarte con ellos a nivel personal antes de hablar de negocios.

Te aconsejamos leer tambien:  Au Pair en Irlanda

La competencia laboral en las grandes metrópolis suele ser muy elevada. Sin embargo, si sabes en qué sector quieres desempeñarte y averiguas qué otros países ofrecen esos puestos, es probable que tengas la oportunidad de manera más rápida de acceder a ese cargo si lo haces en otro país.

Por ejemplo, México y Chile son países con amplios intereses en tecnología y strart ups, pero a diferencia de Nueva York o San Francisco, los jóvenes no se desesperan por trabajar allí.
Existen numerosos beneficios a ser bilingüe, no sólo a nivel sanitario, sino en lo personal y profesional. Quienes hablan más de una lengua son mejor remunerados, además que te permite formar parte de una estrategia de crecimiento internacional de la empresa. Intenta escapar a quienes hablen tu misma lengua, ya que es mucho más sencillo aprender cuando te rodeas de hablantes de la lengua y te sumerges en su cultura.
Todos sabemos que el mundo cada vez está más interconectado y muchos de nosotros lo experimentamos todos los días a través de las redes sociales, las videoconferencias o los viajes de negocios. Trabajar en el extranjero te brinda la posibilidad de continuar desarrollando esos vínculos a nivel internacional e incluso ampliarlo aún más.