Aula inglés

Blog de Aula inglés



Las chicas del calendario

Las chicas del calendario es una de esas películas con sabor muy británico, una comedia dramática que habla de la superación personal sin olvidar la sonrisa. Su director, Nigel Cole, ya conocido por haber dirigido otros largometrajes de la misma temática como “El jardín de la alegría”, afronta el drama del cáncer sin apenas profundizar en él.

Utiliza un suceso real, acontecido en el área de Yorkshire Dales en 1997. En este lugar, once mujeres de entre 45 y 65 años decidieron posar desnudas para un calendario. Eran miembros de un tradicional club de señoras, muy populares en este país. El motivo que las llevó a embarcarse en esta aventura consistía en reunir fondos para la investigación contra la leucemia, que se había llevado al marido de una de ellas. Su objetivo era reunir ocho mil libras, pero los resultados sobrepasaron con creces sus sueños. Reunieron más de seiscientas mil y se convirtieron en un fenómeno económico y de ventas que traspasó el océano, llegando a Estados Unidos y sobrepasando en ventas los calendarios de famosas norteamericanas como Britney Spears o Cindy Crawford.

Nigel Cole las llevó al cine en 2003. En la película, un poco aligerada en cuanto a carga dramática, las mujeres de Rystone quieren comprar un sofá para la sala de espera del hospital donde acaba de fallecer el marido de una de ellas. La amiga de la reciente viuda propone hacer algo diferente, tradicional a la vez que innovador, que supondrá romper con un modo de vida conservador y encorsetado en el bien pensar británico. Así, cada una posará para un mes diferente del año mientras realizan labores tradicionales como mermelada, jardinería o punto de cruz sin más prendas de ropa que un sombrero o un delantal.

Te aconsejamos leer tambien:  ¿Cómo ahorrar dinero sin dejar de ir al cine durante tus Prácticas de Inglés?

La película refleja el éxito que sus protagonistas tuvieron en la vida real y la manera en que cada una de ellas lo vive. El abandono de la rutina al convertirse en superestrellas, no solo de su ciudad, sino de todo el país, y cómo se abren a un mundo totalmente diferente, lejos de sus maridos y rodeadas por los medios de comunicación.

El largometraje es una mezcla interesante de comedia y drama, que pasa de uno a otro sin que el espectador se dé apenas cuenta. Refleja de una forma muy realista el tradicional estilo de vida y el pensamiento conservador de las pequeñas ciudades del norte de Inglaterra y cómo sus habitantes viven en él.

La mejor parte es sin duda las sesiones de fotos, con un fotógrafo más avergonzado que sus modelos, y unas mujeres en el esplendor de la madurez sintiéndose jóvenes y bellas de nuevo. En España tuvo también una buena acogida, y puede adquirirse en cualquier establecimiento de venta de DVDs. Si la disfrutas en inglés notarás muy bien la diferencia entre el modo de hablar de Londres y el de provincias y podrás descubrir un acento muy particular con peculiares expresiones.



Aula Inglés. Idiomas y experiencias.