Aula inglés

Blog de Aula inglés



La pérfida Albión

Hace tiempo que Gran Bretaña dejó de ser para España la Pérfida Albión, un término acuñado a finales del siglo XVIII por el francés Augustin Louis Marie de Ximénèz y popularizado por Napoleón. Despiadados piratas como Sir Francis Drake, intrépidos marinos como el almirante Nelson  e insignes militares como el Duque de Wellington (uno de ellos), nos hicieron la puñeta de una u otra forma, cuando éramos la primera potencia mundial y también cuando íbamos camino de no ser nadie.

Las cosas han cambiado. Afortunadamente. Y aquel acérrimo enemigo es ahora un aliado tanto económico, en la Unión Europea, como militar, en la OTAN. De hecho, en la actualidad unas 700 empresas británicas invierten en España. Vodafone, Barclays, EasyJet y BP son algunas de ellas. En la década pasada, según datos del British Council, el Reino Unido fue nuestro segundo mayor inversor extranjero, por delante de los Países Bajos, Italia y Luxemburgo.

Además, en 2009 España fue el séptimo mercado de exportaciones para los británicos, con un total de 14,55 millones de libras esterlinas. La cifra es mayor que la suma de las exportaciones realizadas en el mismo periodo de tiempo a India y a China. Afortunadamente, si observamos las exportaciones españolas a la isla, el saldo final se nos presenta positivo, ya que supuso un total de 18,62 millones de libras, mayor que las realizadas en toda América Latina.

Y es que España es uno de los principales inversores en el Reino Unido, con cerca de 400 empresas registradas: Telefónica (O2), Iberdrola (Scottish Power), Ferrovial (BAA) y Banco de Santander (Abbey) son algunas de las más importantes. La empresa de Botín mantiene abiertas más de 1.000 sucursales en la tierra de los Beatles y es propietaria de entidades tan destacadas (y británicas) como Abbey National, Alliance & Leicester y Bradford & Bingley. Y Ferrovial es dueña de varios aeropuertos, entre ellos los de Heathrow, Glasgow y Edimburgo.

Te aconsejamos leer tambien:  Aprende el significado de "To go out"

En 2009, 38 empresas españolas se establecieron por primera vez en Gran Bretaña y crearon más de 1.500 nuevos puestos de trabajo. Además, en ese mismo año, unos 2,1 millones de españoles visitaron las islas y se dejaron 1.200 millones de euros (no todo en regalitos para la familia). Por su parte, 11,6 millones de británicos visitaron España (somos su destino turístico favorito, y en ello tienen mucho que ver las islas Canarias) y gastaron unos 6.000 millones de euros (no todo en cerveza).

Si Felipe II o Isabel I levantaran la cabeza, no se lo creerían. Los antaños enemigos marchan, en cierta forma, agarraditos de la mano, con alguna disputa menor como el contencioso con Gibraltar. Lejos quedan las luchas encarnizadas al grito de abajo los ingleses o mensajes profundos similares. Ahora, el único campo de batalla que se adivina en un futuro cercano, muy cercano, es el estadio de Wembley.



Aula Inglés. Idiomas y experiencias.