Aula inglés

Blog de Aula inglés



La antigua libra irlandesa

A veces, un viaje prolongado en otro país o una estancia de idiomas en el extranjero nos puede hacer descubrir lugares o situaciones inesperadas.

Y seguro, que esas situaciones o anécdotas serán las que con el paso de los años las sigas manteniendo en tu memoria y saques una sonrisa al recordarlas. Viajar nos hace grandes, nos hace vivir y entender otras culturas.

Sin a penas darte cuenta, realizando uno de estos cursos en Irlanda verás como tu inglés en especial tu fluidez y tu acento mejoran por días.

Además realizar uno de estos cursos implica, desconectar de la realidad, estar un par de semanas conociendo  gente de todas las partes del mundo, hacer nuevos amigos, probar nuevas comidas, acostumbrarte a otros horarios, explorar nuevas sendas, impregnarte de otras culturas, descubrir nuevas historias y maravillarte con nuevos paisajes y lugares. SIEMPRE APRENDES COSAS NUEVAS.

los viajes nos dan la oportunidad de pensar, de conocernos más de encontrarnos con nosotros mismos. Ya que viajar a otro país siempre es un prueba de autonomía, de astucia y de valentía.

Esto mismo te sucederá si, durante tu programa de inglés en Irlanda,  pasas por casualidad por Clones, un pequeño pueblo en el condado de Monaghan fronterizo con Irlanda del Norte.

Los orígenes de esta ciudad datan del siglo sexto, momento en que fue fundada sobre un asentamiento religioso. Ahora, sus habitantes han tenido una original idea para recuperar una de sus señas de identidad, la moneda, la antigua libra irlandesa y que esto sirva como excusa para atraer el turismo y estimular el consumo.

antigua libra irlandesa

Si te asomas a la caja registradora de uno de los supermercados del pueblo, o te fijas en el cliente que está pagando delante de ti, quizá puedas ver que lo que están intercambiando no son las familiares monedas y billetes de euro. Resulta que los comerciantes de Clones han puesto en marcha un experimento que permite pagar en la antigua libra irlandesa en más de 42 establecimientos de la ciudad, bajo el lema acoge la libra. Para realizar el cambio con el euro de forma sencilla le han aplicado a la libra el mismo valor que en el momento de su retirada de la circulación.

Te aconsejamos leer tambien:  To rub salt in an open wound

La libra se retiró de la circulación en 2002, con la entrada en vigor del euro. La publicidad generada por esta idea ha hecho que crezca notablemente el número de visitantes y curiosos en esta ciudad, que acuden para gastar y cambiar algunos de los billetes o monedas que todavía guardan en sus casas.

Según el Banco Central Irlandés todavía quedan en circulación más de 300 millones de euros en libras irlandesas entre billetes y monedas, mucho dinero para un pueblo de tan solo 2.500 habitantes.

A pesar de que se trata de una idea muy original, los habitantes de Clones no pueden adjudicarse su autoría. Parece que la idea no es suya, sino que ha nacido en imitación a una iniciativa similar realizada el año pasado en Mugardos, un pequeño pueblo gallego. Esto constata una realidad conocida, que los pueblos gallego e irlandés coinciden en muchos aspectos, ya sea folclore, música o tradiciones, y muchas veces las dos culturas se miran mutuamente y se reflejan en sus costumbres e iniciativas.

Así que ya sabes, si estás realizando un programa de voluntariado, un curso de inglés o simplemente te encuentras de paso por Irlanda, puedes conocer este pequeño pueblo y vivir la experiencia de pagar con la antigua libra irlandesa.

En este viaje además de vivir esta peculiar experiencia te recomendamos que visites si tienes la oportunidad las siguientes ciudades: Galway, Belfast, Cork, Dublín y Killarney.

Y como lugares que te dejarán con la boca abierta y que son indispensables si tu situación geográfica te lo permite son: el escalofriante puente colgante Carrick a Rede, la Calzada de los Gigantes que se encuentra al norte de Irlanda,  la Abadía Kylemore, Abadía de Clonmacnoise en el condado de Offaly, acantilados de Moher, anillo de Kerry, Castillo de Blarney, y por supuesto como no comentar la vista obligatoria a la capital de Irlanda, Dublín.

Te aconsejamos leer tambien:  Brexit for dummies - Lo que necesitas saber

Paseando por sus calles deberás  visitar:  la cárcel de Kilmainham, el emblemático Trinity College, la famosa Fábrica Guinness donde elaboran las cervezas más solicitadas y especiales, la majestuosa Catedral de San Patricio, la Catedral Christ Church y como no hablar de  Temple Bar.

Si Irlanda era para ti uno de los sitios pendientes en tu lista de viajes soñados, esperamos haberte solucionado y aclarado un poco la belleza que alberga este país.

Irlanda es un paraje natural de por sí, cuando piensas en Irlanda lo asocias con el color verde, y no solo por su principal símbolo que es el trébol de 3 hojas que conmemora San Patricio, sino por sus miles de praderas, bosques y parajes naturales que alberga.

Comienza a soñar, comienza a viajar y acuérdate de volver aunque sea por un día al pasado y conocer la historia de la libra irlandesa.

 



Aula Inglés. Idiomas y experiencias.