Aula inglés

Blog de Aula inglés



Feliz San Valentín

Todo el mundo piensa que San Valentín es un invento comercial que nos hace tener otro motivo más para consumir y comprar sin ton ni son. Por supuesto que esta afirmación tiene parte de razón, sin embargo siempre es interesante conocer el origen de las tradiciones actuales para entender mejor por qué perduran. Y sorprende saber que los británicos llevan celebrando esta festividad desde el año 1400 y que solamente desde el siglo XX se extendió al resto de países.

San Valentín era un sacerdote romano que, durante el siglo III fue encarcelado y ejecutado por celebrar en secreto bodas entre jóvenes de la ciudad. En ese momento de decadencia del imperio estos matrimonios estaban prohibidos, pues se consideraba que los solteros sin obligaciones familiares eran mejores soldados y no debían ocupar su tiempo y mente en otros asuntos ajenos al combate. Mientras estuvo encerrado esperando su hora, el sacerdote se enamoró de la hija del carcelero. La víspera de su ejecución le envió una carta de amor despidiéndose y firmando como “de tu Valentín”. El sacerdote murió el 14 de febrero del año 270.

Un par de siglos más tarde la iglesia recuperó esta historia para servirse de ella a la hora de sacralizar un rito pagano en honor al dios de la fertilidad, Lupercus, que se celebraba el 15 de febrero. La iglesia canonizó a San Valentín y acabó con la fiesta pagana. Desde entonces se le recuerda como el patrón de los enamorados.

Gran Bretaña fue conquistada por los romanos y así fue como la tradición se adoptó, aunque pasaron diez siglos más hasta encontrar algún rastro de celebración de esta festividad en el país. Según la tradición, para las mujeres solteras inglesas el día de los enamorados era muy importante. Justo antes de salir el sol, las jóvenes se asomaban a la ventana y esperaban, ya que la leyenda decía que si un hombre pasaba por delante, se casaría con la primera mujer que le hubiera visto. William Shakespeare recoge esta costumbre en unos versos de Hamlet en boca de Ofelia, la cual tararea: “Mañana es el día de San Valentín, temprano, al amanecer, yo estaré en tu balcón y tu enamorada seré.”

Te aconsejamos leer tambien:  Becas para estudiar alemán

historia de San Valentin

En otros momentos de la historia lo que hacían las jóvenes inglesas era escribir nombres masculinos en pedazos de papel. Los enrollaban con arcilla y los tiraban al agua, de manera que el primer envoltorio que conseguía flotar llevaba en él el nombre del futuro amor de la joven.

Independientemente de estas costumbres, poco después empezamos a encontrarnos con la “fiesta de los valentinus”, que se comenzó a celebrar en el país anglosajón como ayuda a las personas solteras a encontrar pareja a través de una asignación convenida. Los hombres sacaban los nombres de las mujeres de una jarra por turnos, o bien se los rifaban. Las mujeres se convertían en las valentinas y recibían regalos. Muchas de estas parejas terminaban en matrimonio, aunque otras se rompían antes de llegar a la iglesia.

La costumbre de enviar versos de amor en este día se atribuye al Duque de Orleans, que  fue un preso francés capturado por los ingleses en 1415 y encerrado en la Torre de Londres. El duque le enviaba poemas a su esposa demostrando su amor desde su encierro en este día señalado.

En el siglo XIX se produjo un abaratamiento del servicio de correos, y con este se multiplicó la costumbre de enviar postales de San Valentín, sobre todo cartas anónimas de admiradores secretos.

Dejando los datos históricos de lado, a día de hoy también encontramos rasgos distintivos en la celebración de San Valentín en Reino Unido, ya que en el país anglosajón, este día se celebra por todo lo alto.

A diferencia de otros países, los niños también participan dedicando y cantando canciones de amor especiales para la ocasión, y por ello reciben regalos de las personas que han disfrutado de este homenaje, como chocolates u otros dulces. También intercambian “valentines” (tarjetas con dedicatorias) con sus amigos como símbolo de amistad. Además, para la ocasión, en algunas regiones se preparan unos bollitos especiales hechos de semillas de alcaravea, ciruelas y pasas.

Te aconsejamos leer tambien:  Cursos de inglés en Inglaterra

En lugares como Norfolk, existe un personaje llamado JackValentine, que llama a las puertas y deja dulces y regalos a los niños.

Siendo un país en el que San Valentín es celebrado de forma tan masiva y efusiva, no es de extrañar que algunas de las comedias románticas más famosas sean británicas. Películas como Notting Hill, Cuatro bodas y un funeral o Love Actually o las adaptaciones de libros como Sentido y Sensibilidad forman parte de un plan perfecto para ese día.

También podemos encontrar que muchos de nuestros dichos y refranes referidos al amor tienen su equivalente en inglés. Así, “beauty is in the eye of the beholder” sería nuestro “el amor es ciego”, “when there’s a will there’s a way” nuestro “querer es poder”, o la expresión “one man’s meat is another man’s poison” correspondería en español al famoso “sobre gustos no hay nada escrito”.

Como todas las tradiciones, muchos de los rasgos más significativos se están perdiendo con el paso del tiempo y ya solo nos queda la sensación de que se trata de un invento comercial. Quizá deberíamos pensar que no está mal que nos recuerden al menos una vez al año la importancia de dedicarle un “te quiero” a las personas con las que compartimos nuestra vida.

 

 ¡¡¡ Feliz día de San Valentín !!!



Aula Inglés. Idiomas y experiencias.