Aula inglés

Blog de Aula inglés



“Don’t judge a book by its cover”

Los humanos somos seres complejos y contradictorios, de manera que muchas veces tenemos comportamientos que pueden resultar poco coherentes vistos desde fuera. En otras ocasiones, a propósito o de manera involuntaria, difundimos una imagen de nosotros mismos que no se corresponde del todo con la realidad. El idioma, como siempre, tiene recursos para describir esta realidad y la de hoy una frase muy utilizada que así lo demuestra: “Don’t judge a book by its cover” .

Significa que no se debe prejuzgar el valor de algo solamente por su apariencia. Relativo a las personas, se refiere a que no es justo establecerse una opinión de ellas solo por la primera impresión que nos causan. La traducción literal llega al castellano en la forma de “no se puede juzgar un libro por su portada”, aunque tenemos también un dicho coloquial que expresa a la perfección esta idea, las apariencias engañanexpresiones en ingles.

Aplicado al aprendizaje de idiomas, por poner un ejemplo que nos resultará familiar, podría calificar a un estudiante cuyo currículum lista numerosos cursos de inglés y años de estudio del idioma pero que a la hora de la verdad no es capaz de hablar fluidamente, por no haber realizado una inmersión lingüística real y por no ir todo ello acompañado de su esfuerzo y motivación por aprender inglés.

La persona que se deje llevar por las apariencias, o que juzgue el libro por su portada, tendrá una buena impresión del estudiante basada en una percepción equivocada y se verá decepcionada en el futuro. De igual manera podría aplicarse al caso contrario, esas personas que tienen un dominio del inglés admirable sin poder acreditarlo con un título, simplemente porque su aprendizaje del inglés se ha basado en una inmersión total, a través de una experiencia en Inglaterra bien aprovechada.

Te aconsejamos leer tambien:  Las mejores redes sociales para aprender inglés

Existe en otra forma similar, You can never tell a book by its cover, donde se utiliza el verbo tell (contar), en lugar de judge (juzgar), por lo que el matiz que diferencia estas dos formas se puede considerar irrelevante. Al utiliza el verbo contar, el significado se acerca más a la idea de que no puedes decir cómo es algo en su esencia solo por la primera impresión que tienes de esa situación, persona u objeto.

Su origen es relativamente reciente, en la literatura inglesa aparece por primera vez mencionada en el siglo XIX en una obra de George Elliot’s (The Millo n the Floss, 1860).

Otro refrán muy popular con un significado bastante similar es el que dice que no es oro todo lo que reluce (all that glitters is not gold), refiriéndose a que aunque algo parezca muy bueno a primera vista, no tiene por qué serlo, y muchas veces nuestras expectativas se ven defraudadas por esa buena apariencia inicial. Sobre todo, porque el oro en su estado natural normalmente no brilla, lo que nos confirma que efectivamente las apariencias engañan. Es lo que también decimos a menudo de los diamantes en bruto, que no son fácilmente reconocibles.

Podemos establecer también una cierta similitud en su significado con otro refrán que ya comentamos aquí, “a leopard cannot change its spots” (aunque la mona se vista de seda…) en el sentido de que, aunque cubramos algo malo de una buena apariencia, no por eso se va a convertir en algo bueno, pues su naturaleza seguirá siendo igual de mala.

Te aconsejamos leer tambien:  Abrirse una cuenta de banco en Inglaterra


Aula Inglés. Idiomas y experiencias.