Aula inglés

Blog de Aula inglés



Cómo maximizar la inversión de tu aprendizaje de francés

Si todavía no has tenido la suerte de poder viajar a hacer un curso de francés en Francia, y continuas con tus clases habituales en tu ciudad, no desesperes. Está claro que la inmersión cultural es el mejor método de aprendizaje, pero no solo se puede conseguir en el país de origen del idioma que estás aprendiendo.

A continuación te ofrecemos varios consejos que te ayudarán a sentirte un poco más en contacto con la lengua y complementar tu curso de francés para sacarle el mejor partido a las clases sin aburrirte. Si los practicas, comprobarás que tus conocimientos crecerán mágicamente cada día. Tan solo necesitas un poquito de esfuerzo para cambiar alguno de tus hábitos.

  1. Más que clases. Si todavía no vas a ninguna academia, elige una con actividades extraexcolares. Que tu curso se complemente con otro tipo de actividades relacionadas con el idioma te ayudará a combatir el aburrimiento y a ver el aprendizaje desde otro punto de vista.
  2. Monta un club de francés: si tu academia no ofrece actividades alternativas, organízalas tú. Queda con tus compañeros fuera del horario de las clases para practicar a través de juegos o lecturas.
  3. Lee: incluso si tu nivel es básico. Pídele consejo a tu profesor o a tu librero. Elige lecturas sencillas. Puedes comenzar, por ejemplo, con Le Petit Nicolas de René Goscinny. Una serie de libros infantiles muy divertidos, al estilo de Manolito Gafotas. O selecciona pequeños artículos de revista sobre temas que te interesen. El objetivo es que estés en contacto con la lengua, el contenido es indiferente.
  4. Ve al cine: en versión original, por supuesto. Aunque vayas leyendo los subtítulos, y te parezca que no sirve para nada, no es cierto. Te irás quedando sin darte cuenta con la entonación del idioma, que es algo que no se aprende en ningún curso, solo te lo da la práctica. Tu pronunciación mejorará indirectamente.
  5. Escucha la radio: por el mismo motivo por el que vas al cine. Con la radio, además, no tienes excusa. Es gratis, tienes multitud de emisoras a tu alcance a través de internet o iTunes, y puedes escucharla mientras estás haciendo otras cosas. Así que acuérdate de sintonizar mientras estás cocinando, o el rato antes de irte a la cama.
  6. Busca amigos franceses: seguro que en tu ciudad hay muchos franceses, solo tienes que encontrarlos. Pon anuncios en escuelas de español o busca asociaciones francófonas que te puedan orientar. Reserva un día a la semana para la práctica. Te despertará el oído y te permitirá consolidar los conocimientos que adquieres en clase, además de darte una visión más amplia del idioma y la cultura. Y si vives en un lugar pequeño sin posibilidades de encuentros presenciales, recuerda que internet es una puerta al mundo. Puedes encontrar millones de amigos franceses que estén encantados de practicar contigo a través de skype o las redes sociales. No despercidies la oportunidad.
  7. Una expresión, un día: por último, márcate un reto cada día. Cada mañana elige una palabra, frase o expresión y proponte usarla el mayor número de veces durante ese día. Ya sea durante tus clases o prácticas, o bien internamente, cada vez que utilices la palabra seleccionada en español, tradúcela mentalmente al francés. Te ayudará a retenerla y no se te volverá a olvidar.
Te aconsejamos leer tambien:  El verbo “to do”

 

 

curso de frances en Francia

Fuente foto



Aula Inglés. Idiomas y experiencias.