Aula inglés

Blog de Aula inglés



Cerveza, música y diversión en el Oktoberfest

Hace ya más de dos siglos que en Múnich comenzó a gestarse la fiesta popular más grande de Alemania y una de las mayores del mundo. No te la puedes perder estés donde estés, porque todo el que va, repite. Así que si tienes la suerte de estar en Ratisbona realizando uno de nuestros cursos de alemán en Alemania como si no, prepara las maletas que nos vamos al Oktoberfest.

Oktoberfest

Fuente: Flickr

Hay que llegar a Múnich el 21 de septiembre que es cuando empieza y encontrar rápido el “Theresienwiese” (Prado de Teresa) un campo situado cerca de la Estación Central, antes de que se acaben las salchichas, el pollo el chucrut y el codillo, exquisiteces de la gastronomía bávara. Por la cerveza no te preocupes, habrá de sobra para más de los seis millones de personas que se concentran cada año en este evento. Lo ideal es que intentes probar diferentes tipos para apreciar los distintos sabores.

En el “Theresienwiese”  se instalan media docena de carpas cuyo aforo es limitado, así que es mejor reservar para asegurarse plaza. También el recinto está plagado de instalaciones de feria, desde las norias a los coches de choque.

La fiesta la inauguran, cómo no, los propietarios de las cervecerías con un impresionante desfile plagado de colorido. Luego está la ceremonia de apertura del barril, seguido de doce disparos de cañón. En este momento queda oficialmente inaugurado el Oktoberfest.

Además de disfrutar de la comida, la cerveza y las atracciones, para integrarte completamente vístete con el sombrero y pantalones de cuero tradicionales. Si eres chica, imprescindible el vestido de bordados. La música también es clave en este evento, apréndete las canciones para poder bailar como el que más a ritmo de polca y mazurca. Dos grupos que puedes ir escuchando para entrenarte son Oom-Pah y Schlager. El 6 de octubre podrás despedirte por todo lo grande del Oktoberfest hasta el año que viene.

Te aconsejamos leer tambien:  Valletta, entre los mejores destinos europeos en 2013

El origen de esta fiesta popular data del 10 de octubre de 1810 (fíjate lo curioso de la fecha, 10-10-10), cuando Luis I y Teresa de Sajonia-Hildburghausen contrajeron matrimonio. Invitaron a la ceremonia a todo el pueblo y desde entonces los alemanes lo festejan cada año por todo lo alto.



Aula Inglés. Idiomas y experiencias.