Aula inglés

Blog de Aula inglés



Au pair en Alemania

Cuando encontrar trabajo en España no parece una opción viable, emigrar suele ser la decisión más acertada. En Europa, Reino Unido, Francia y Alemania son los destinos preferidos por los españoles. Coger la maleta y marcharse sin pensar puede salir bien, pero la barrera del idioma en muchas ocasiones provoca frustración y una disminución de las expectativas iniciales. Sucede especialmente con el alemán, un idioma bastante difícil para nosotros. Por eso, optar por un programa de Au Pair suele ser una buena solución intermedia, una manera de poner el primer pie en Alemania sin asumir demasiados riesgos. Se requiere nivel básico de alemán y al menos intermedio alto de inglés.

Ventajas de estudiar alemán siendo au pairAlemania como au pair

El contacto diario con los niños hace que el aprendizaje del idioma sea más rápido. En el aprendizaje del alemán es importantísimo contar con una inmersión lingüística completa, relacionarse con personas locales las veinticuatro horas del día. Por ello, ser alojado por una familia alemana es una ventaja indiscutible.

Un curso de alemán complementario, junto con un buen programa de actividades sociales organizadas para el tiempo libre, complementan los estudios. Así, una estancia con un programa de au pair proporciona el marco óptimo, el primer paso, para una posterior experiencia laboral en el extranjero segura y de éxito.

Cómo es la familia típica alemana

No existe la familia típica alemana. Alemania se caracteriza por poseer una cultura moderna, eficiente y ordenada. Abundan las familias monoparentales, incluso con padre soltero, algo muy raro en España.

Te puede parecer que tu familia es algo seca en el trato, en contraste con nuestro carácter mediterráneo. No obstante, cuando se conoce a la familia alemana, se desmonta el estereotipo de su carácter rudo. Observarás que son honestos, sinceros y generosos. Se caracterizan por su amabilidad, son buenas personas, y se muestran siempre dispuestos a ayudar. Se interesarán por tus gustos y se preocuparán por ti como si fueras la hermana mayor, enseñándote su cultura y costumbres. La mejor parte de su carácter serio y eficiente es que respetarán tu tiempo y el resto de sus obligaciones como familia de acogida.

Te aconsejamos leer tambien:  Británico o irlandés: aprende inglés sin importar el acento

Apreciarán que devuelvas la generosidad que te regalan, si por ejemplo te ofreces a cocinar una comida típica española o si les enseñas algo de las tradiciones españolas. La limpieza es otra de sus cualidades, y algo a lo que deberás prestar especial atención. Intenta mantener el orden en tu habitación y no dejar cosas “olvidadas” en los espacios comunes de la casa. Observarás que todo se recicla, cada casa tiene tres cubos de basura procurados por el Estado para realizar la separación de residuos, que se recogen una vez por semana. Además en los puntos verdes hay contenedores de todo tipo: ropa, zapatos, distintos tipos de cristal, aceite usado, envases, etc.

Lo que más te costará asimilar será probablemente el clima. Las casas están muy bien acondicionadas por dentro, de forma que no pasarás frío mientras estés en el hogar con tu familia, pero tendrás que preparar la ropa de abrigo para el invierno alemán. Botas de nieve y un buen abrigo térmico te resultarán prendas imprescindibles en esta estación, si bien en verano las temperaturas son suaves y las familias alemanas disfrutan pasando la tarde en los parques o haciendo excursiones al campo.

En cuanto a las costumbres gastronómicas, Alemania es el paraíso de los amantes de la cerveza y las comidas contundentes, con abundancia de carne.

Si quieres convertirte en au pair en Alemania, consulta toda la información aquí.



Aula Inglés. Idiomas y experiencias.