Aula inglés

Blog de Aula inglés



8 tips para estudiar inglés en el extranjero

Estudiar inglés en el extranjero es una experiencia que todos, independientemente del campo de formación o del área de desempeño laboral, deberíamos vivir al menos una vez en la vida. No hay nada mejor como estar allí, in situ, aprendiendo de primera mano el idioma, la cultura y las tradiciones de cada país de destino.

Numerosos testimonios lo demuestran. Vivir en un país anglosajón no sólo es la mejor opción para conseguir una inmersión lingüística plena, sino además para conocer nuevos amigos, ampliar nuestra red de contactos profesionales, disfrutar de lugares turísticos y crecer como persona.

Por supuesto, no todas las experiencias son iguales. La diferencia está en la manera en que planificamos los viajes, pues no se trata de elegir la primera opción que tenemos a mano sino la que más nos conviene. Antes que nada, debemos tener claro algunos factores que influirán directamente en nuestra experiencia.

 

estudiar ingles en el extranjero

Toma nota: consejos para una inmersión exitosa

No eres el primero ni serás el último en hacer la maleta y salir del país a estudiar inglés.El aprendizaje de este idioma es una herramienta indispensable para desenvolvernos en el mundo en que vivimos y por ello la oferta de cursos y los países de destino son cada vez más variados. ¡Eres uno entre millones!

Como todo traslado, estudiar inglés en un país anglosajón supone una dosis mínima de aventura. No puedes controlarlo todo ni trazar un plan para cada cosa. Al contrario, la idea es que en cierta forma te dejes llevar.

Sin embargo, lo que sí puedes hacer es elegir bien entre las ofertas que tengas a mano para garantizar una experiencia placentera. Recuerda que la mitad de lo que aprendas te lo dará el curso de inglés al que te apuntes y la otra mitad lo encontrarás en el día a día. Vamos, la mezcla perfecta entre teoría y práctica.

Te aconsejamos leer tambien:  Cómo maximizar la inversión de tu aprendizaje de francés

Por eso, a la hora de planificar tu viaje al extranjero, debes tener en cuenta algunos aspectos que pueden marcar la diferencia. Para que lo tengas más claro, a continuación te ofrecemos algunos consejos prácticos al respecto:

1) Busca un curso de inglés que realmente te guste. Ojo, muchas personas se matriculan en el primer curso que encuentran y luego se dan cuenta de que no era lo que buscaban. La oferta más demandada son los programas de formación general en inglés, aunque no es la única. Puedes hacer un curso que te prepare para superar algún examen de inglés, como Aptis o First, o inscribirte en un programa de estudio y trabajo en el extranjero, para ganar un dinero a la vez que aprendes inglés. Elige según tus necesidades.

2) Ten claro tu nivel de inglés.También es necesario que sepas cuál es tu nivel de inglés. Este sencillo pero importante dato te ayudará a matricularte en programas que estén acordes con tu formación. Recuerda que en Europa existe un estándar fijado por el Marco Común Europeo de Referencia para las Lenguas.

3) Elige una ciudad propicia para el aprendizaje.Un buen número de personas prefiere los grandes centros urbanos para el aprendizaje del inglés. La diversidad de culturas, el espíritu cosmopolita y las amplias ofertas de ocio y entretenimiento hacen que ciudades como Londres, Manchester, Dublín, Cardiff o Nueva York, entre otras, aparezcan en los primeros lugares de destino. Sin embargo, eso no quiere decir que las poblaciones más pequeñas no favorezcan una buena experiencia de inmersión. Al contrario, los pueblos y las ciudades pequeñas garantizan un trato directo con los nativos y, por tanto, un aprendizaje más personalizado.

Te aconsejamos leer tambien:  Cómo disfrutar lo mejor del verano londinense

4) Define el tiempo que vas a estar fuera. Lo más recomendable es definir de antemano un plazo para tu inmersión lingüística. Esto generalmente va relacionado con la duración del curso al que te matricules, aunque no por ello tiene que convertirse en un condicionante. Abundan los casos de personas que, una vez allí, han modificado sus planes de viaje varias veces.

5) Busca opciones para el alojamiento. Lo bueno de estas experiencias es que, por lo general, van acompañadas de excelentes ofertas de alojamiento. Por ejemplo, puedes optar a programas que incluyan alojamiento en residencia de estudiantes, el intercambio académico o incluso la estancia con familias nativas. Muchas chicas que van al Reino Unido combinan sus estudios de inglés con labores domésticas como el cuidado de niños o el acompañamiento a personas mayores. Aunque también, claro, está la opción de alquilar un piso con tus amigos o compañeros.

6) ¡No olvides el precio! Los costes son importantes a la hora de hacer planes. En general, los cursos suelen ser de entre 15 y 20 horas a la semana y su precio oscila entre los 150 y 300 euros, dependiendo de la duración de tu estancia y de la ciudad en la que te matricules. También debes incluir en tu presupuesto el coste del alojamiento y los precios generales que predominen en el sitio de destino. Las ciudades grandes suelen ser más costosas que el resto.

7) Aprovecha tu estancia: hay vida más allá del curso. Como te decíamos antes, los cursos son importantes para el aprendizaje del inglés, pero no son el único método si tu objetivo es llegar a dominarlo. Asiste a eventos, habla con tus vecinos y amigos, lee la prensa, estudia, viaja y, sobre todo, vive a fondo tu experiencia de inmersión. Tómalo como un consejo: hay vida más allá de las clases.

Te aconsejamos leer tambien:  Celebrando el bicentenario de “Orgullo y Prejuicio”

8) Piensa en lo que harás a tu regreso. Quieras o no, llegará el día en que acabe tu experiencia de inmersión lingüística en el país de destino. ¿Qué hacer? ¿Adónde ir? ¿Cómo aprovechar todo lo aprendido? El regreso a casa no tiene por qué significar el final de tu formación. Al contrario, ¡es cuándo más debes trabajar para mantener tu nivel de inglés y perfeccionarlo! Tendrás a un puñado de nuevos contactos con quienes practicarlo desde la distancia y nuevas herramientas para incorporarlo en tu día a día, bien sea en tus estudios o en tu terreno profesional. Lo importante es que no bajes la guardia. ¡Recuerda que el inglés ya forma parte de ti.

 

Recuerda: si necesitas ayuda u orientación para seleccionar tu curso de inglés, desde Aula inglés estaremos encantados de asesorarte y de ayudarte para que tu experiencia sea inmejorable.



Aula Inglés. Idiomas y experiencias.