Aula inglés

Becas Erasmus

El período de prácticas es fundamental para complementar la formación de cualquier programa de estudios. Gracias a él, los alumnos se adaptan a las futuras opciones de trabajo que se encontrarán una vez culminen su etapa estudiantil y se adentren por primera vez en el mundo laboral.

En algunas ocasiones, la práctica es igual o incluso más importante que el programa académico, sobre todo cuando se trata de sectores de la enseñanza en los que hay un predominio de la acción sobre los conceptos teóricos.

Las prácticas ayudan a aplicar los conocimientos adquiridos de forma inmediata. Además, por todos es sabido que de la teoría a la práctica siempre hay diferencias, y que saber adaptarse y manejar estas diferencias es la clave que determinará si alguien es un buen profesional capaz de realizar su trabajo en las mejores condiciones o no.

No es necesario esperar a que el alumno culmine su período de formación para que aplique lo aprendido. Puede hacerlo dentro de estos espacios de prácticas, que además están diseñados para fomentar la capacidad previamente mencionada de adaptación a entornos laborales.

 

Becas Erasmus en Europa, Reino Unido e Irlanda
 

Becas Erasmus en Europa y Prácticas laborales en el extranjero

 

La realización de prácticas laborales es un paso fundamental que permite a los jóvenes estudiantes experimentar un primer acercamiento a lo que será su vida laboral.

La selección de la empresa y lugar donde llevar a cabo estas prácticas puede ser un dato clave para su futuro profesional, ya que el primer contacto con el mundo laboral puede dictaminar tu actitud y visión de la profesión. También será un momento clave en el que vislumbrar qué aptitudes y habilidades realmente se requieren por tu parte para poder desarrollar tu trabajo eficientemente. Actualmente, una de las aptitudes requeridas en la gran mayoría de los casos es el manejo del inglés, y es por esto que cada vez son más los estudiantes que desean desarrollar sus programas de prácticas en el extranjero, en concreto en Reino Unido e Irlanda

Este tipo de experiencias, además de estar muy valoradas dentro del mercado laboral, permiten conocer otros modelos de trabajo y perfeccionar tu nivel de inglés en un entorno nativo y por lo tanto más eficiente, en el que, en especial, mejorarás en lo que respecta al vocabulario profesional.

Sin embargo, para muchos estudiantes, esta posibilidad se encuentra lejos de sus posibilidades, debido a la falta de presupuesto para residir en el extranjero y realizar unas prácticas empresariales.

Por suerte, existen diversas becas a las que estos jóvenes pueden optar y que les permitirá realizar dichas prácticas sin predisponer del presupuesto necesario. Si eres uno de ellos, quizá te interese conocerlas más a fondo.

La beca más conocida de las que hablamos es la beca Erasmus, uno de los referentes más importantes en lo que tiene que ver con programas académicos financiados dentro del circuito de la Unión Europea, y los destinos más solicitados dentro de Europa son inglaterra e Irlanda. No sólo es una buena opción para complementar los proyectos profesionales de miles de estudiantes cada año, sino que también aporta notable experiencia cuando se asume como opción de prácticas profesionales.

 

Además de las becas para estudiar una parte de la carrera en un país extranjero, el programa Erasmus ofrece la posibilidad de llevar a cabo prácticas en empresas, centros de investigación y otras entidades de formación.

Erasmus tiene dos tipos de becas prácticas: curriculares y para recién titulados o profesionales. En el primer caso, se trata de prácticas vinculadas a la formación universitaria. En el otro, van dirigidas a alumnos que hayan culminado sus ciclos formativos o a profesionales ya en activo que desean mejorar el idioma e implementar sus aptitudes.

La beca para profesionales se llama Erasmus Plus, y se ofrece especialmente a personal educativo como profesores, formadores, directores y otros cargos dentro de la enseñanza. Esta beca cubre todos los costes de alojamiento, manutención, viajes y matrícula del curso.
Para recibir esta beca has de presentar una solicitud de la subvención en el plazo anual establecido. Ten en cuenta que sólo hay una fecha límite por año así que si dejas pasar la del actual curso, tendrás que esperar todo un año hasta el siguiente plazo de matriculación.

Por lo general, las becas prácticas Erasmus duran entre 3 y 12 meses y contemplan la vinculación del candidato a una empresa, entidad formativa acreditada en la acción exterior o centro de investigación de de la Unión Europea.

En el caso de las becas curriculares, los candidatos deben haber aprobado el 50% de los créditos de estudios, contar con un informe favorable emitido por la institución a la que está vinculado y tener un nivel mínimo exigido del idioma del país de destino, el cual se evalúa con un examen realizado por la institución educativa de la que provienen.

La Comisión Europea ofrece una beca de 300€ mensuales para la manutención de los estudiantes. En el caso de España, las comunidades autónomas y el Ministerio aportan ayudas complementarias en función de criterios específicos.

A diferencia de las becas de estudio, las prácticas requieren de un curso de adaptación a la empresa seleccionada. Y cuando el candidato no cumpla con el nivel mínimo del idioma exigido, es necesario realizar una formación previa al desplazamiento con el fin de que se perfeccione su formación lingüística.

Anímate a solicitar tu beca Erasmus o Erasmus Plus, y mejora tus habilidades lingüísticas y laborales para asegurarte el mejor futuro profesional posible.

 

 

 

Nuestra agencia cuenta con las siguientes acreditaciones
Aula Inglés. Idiomas y experiencias.