Aula inglés

Au pair en Irlanda

Ventajas de trabajar de Au Pair en Irlanda

Irlanda te ofrece una de las experiencias más enriquecedoras que puedes vivir en el exterior. Muchas familias irlandesas precisan de alguien que cuide a sus hijos mientras se encuentran trabajando, y con dicho fin reciben en sus hogares a Au pairs.

El ser Au pair implica sin dudas un gran desafío, salir de tu zona de comodidad y conocimiento, pero a cambio es mucho lo que se gana. Al animarnos a tomar esta decisión nos abrimos a vivir cientos de momentos únicos, nuevas experiencias y nuevos aprendizajes que nos hacen crecer como personas.

El trabajar como Au pair en el extranjero es un gran reto, ya que nunca es fácil estar lejos de casa en un entorno completamente nuevo, sin embargo, el tomarlos nos llena de realizaciones personales, permitiéndonos superarnos. El vivir en una familia irlandesa permite al au pair aprender de las personas locales y adquirir nuevas habilidades.

Au pair en Irlanda

En la realidad actual, una competencia idónea en el manejo del inglés es requerida en la gran mayoría de las empresas, y no sólo en el mundo profesional sino que también cada vez más en actividades cotidianas o de placer como lo es el viajar. Por este motivo, una gran motivación para realizar un au pair en Irlanda es aprender o mejorar el inglés en un país en el que es hablado por todos sus habitantes.

Irlanda es una gran opción para adquirir fluidez en este idioma mientras trabajamos inmersos en la cultura irlandesa y aprendemos de ella.

Sin duda, una manera ideal de adquirir una gran competencia en el manejo del inglés es vivir en un lugar en el que lo hablan las 24 horas del día y te verás forzado a escucharlo y hablarlo la mayor parte del tiempo, en las más diversas situaciones.

Si quieres trabajar de Au Pair en Dublín y conocer una de las ciudades más interesantes y con cultura del mundo mientras aprendes inglés de una forma amena, contrata el programa de Au pair en Irlanda.

Vivir con una familia anfitriona

Las familias anfitrionas acogen en su hogar al au pair, considerándolo como un hermano mayor de sus hijos, y esperando de él responsabilidad, dedicación y compromiso. El au pair debe apegarse a las normas familiares, a la forma de educación de los niños de la familia, y dar lo mejor de sí para transmitir la seguridad a los padres de que sus hijos están en las mejores manos.

El au pair convive con la familia en su hogar pero no debe olvidarse que sus responsabilidades son un verdadero trabajo. El au pair debe ser una persona dispuesta adaptarse a una nueva dinámica de familia, una persona responsable y comprometida. Esta experiencia implica un gran intercambio personal y cercano con la familia anfitriona, el cual resulta muy enriquecedor. Las familias anfitrionas esperan esfuerzo y dedicación del au pair, al mismo tiempo que siempre intentarán hacerlo sentir a gusto.

El intercambio con la familia anfitriona es clave para que el au pair pueda ampliar su conocimiento del inglés, así como también de la cultura, costumbre y forma de vida irlandesa. Adquirirá nuevas perspectivas sobre la vida, impresiones antes no experimentadas y lo más importante… mucha experiencia.

En esta experiencia, la familia brinda al au pair alojamiento, comida y cubre sus necesidades básicas, además de darle como salario un dinero de bolsillo para que pueda realizar cualquier actividad extra o ahorrar si lo desea.

El ser au pair requiere gran capacidad y disposición de adaptación. Una de las principales funciones es estar a disposición de los niños, por lo cual los horarios del au pair se rigen por las actividades de los niños. En su ausencia, generalmente el au pair puede colaborar también con algunas tareas del hogar.

Estar a cargo de los niños de la familia es una gran responsabilidad y un verdadero trabajo, pero ellos son al mismo tiempo una gran fuente de aprendizaje del idioma así como también de diversión. El au pair comparte con los niños sus actividades favoritas y muchos momentos divertidos.

El au pair no sólo pasa tiempo con la familia sino que también disponible de tiempo libre para realizar las actividades que desee, dar paseos por la ciudad o incluso viajar. También existe la opción de complementar la práctica cotidiana del inglés con clases regulares en alguna academia cercana.

En el tiempo libre como au pair seguramente conocerás gente de otras nacionalidades y acostumbrarás tu audición a diferentes acentos del inglés. La vida en Irlanda permite conocer el inglés coloquial e informal, aquel que se utiliza en la mayoría de las situaciones cotidianas.

Con esta experiencia seguramente harás amigos, lo cual es de gran ayuda para sentirte acompañado y a gusto en la ciudad irlandesa en la que te encuentres.

Las familias también dan al au pair vacaciones que se pueden aprovechar para conocer Irlanda y sus alrededores con mayor profundidad.

Dublin es la principal ciudad Irlandesa, que ofrece muchas oportunidades y actividades, pero se pueden encontrar en Irlanda ciudades más pequeñas con un gran encanto, las cuales son también opciones ideales para realizar la experiencia como au pair.

La experiencia como au pair en Irlanda no pasa por desapercibida la vida, su efecto es duradero y profundo. El au pair vuelve a su país de origen lleno de nuevas habilidades que lo ayudarán tanto en su vida profesional como personal. El inglés es una de las cuestiones más valiosas que se adquiere en esta experiencia pero no es la única.

Trabajar como au pair enriquece como persona en los más diversos sentidos e Irlanda es un gran país para vivir esta experiencia y se encuentra lleno de grandes oportunidades.


Programa con formación online incluida

Te asesoramos sin compromiso

Si tienes alguna duda sobre Au pair en Irlanda ponte en contacto con nosotros y te asesoraremos sin compromiso.

Nuestros cursos cuentan con las siguientes acreditaciones

Aula inglés » Au pair en Irlanda

SOLICITA INFORMACIÓN